saludar de beso en pandemia

Saludar de beso en pandemia: Cuando el distanciamiento social interviene en nuestras costumbres

Aún cuando comenzamos a aplicar el distanciamiento social, saludar de beso en pandemia ha sido una costumbre que no hemos podido dejar.
 

saludar de beso en pandemiaPor Soraya
La manera correcta de demostrar afecto y adaptación social”. Así hemos entendido durante mucho tiempo el tener que saludar a las personas por medio de acciones que involucran el contacto físico, siendo considerada como la única opción. Pero cuando tuvimos que comenzar a evitar la propagación del COVID-19, darse la mano y saludar de beso en pandemia ya no podía ser tomado como un buen gesto.

Por supuesto, la llegada de la pandemia nos ha hecho analizar nuestras costumbres tanto personales como sociales. En el caso de saludar, estamos viendo que existen mejores formas de hacerlo y que por medio de un beso en la mejilla resulta ser un gesto incómodo, incluso antes de la presente crisis sanitaria.

Es entonces que tenemos la oportunidad de repensar y erradicar una interacción que ignora los límites de espacio personal y el consentimiento, que hasta da un espacio de convencía para que surjan episodios de acoso.

¿Por qué saludamos de beso?

saludar de beso en pandemia
Históricamente, según dice National Geographic, su uso se remonta a los romanos, los que tenían tres formas de entender el beso:

  • Osculum: beso en la mejilla, destinado para hacer entre amigos, que sería el que usamos para saludar.
  • Basium: beso en los labios entre [email protected]
  • Suavem: beso entre amantes.

Sin embargo cuando el beso se extendió por el mundo se entendía únicamente como una muestra de cariño, por lo que públicamente no era bien visto. Con el paso de los años su implicancia fue cambiando y sumando distintos significados, hasta verlo incluso como un símbolo de rebeldía a fines de los 60 e inicio de los 70.

Aún así no hay gran conocimiento de cuándo pasó a considerarse un saludo de buena educación como lo vemos actualmente, y menos aún cuándo se atribuyó exclusivamente a las mujeres.

Ahora bien, cabe mencionar que gran parte del “por qué besamos al saludar” tiene que ver con nuestra cultura. Dentro de todo Chile es un país que se caracteriza por expresar cercanía, por ello el contacto físico a la hora de saludar no es de sorprender.

Efecto pandemia

saludar de beso en pandemia
Evidentemente al tratarse de un acto que involucra de por medio el contacto físico, incluso pudiendo considerarse como una acción íntima, [email protected] profesionales de la salud han insistido a la población a respetar el distanciamiento social. Por lo que dar la mano o saludar de beso en pandemia debe evitarse.

Una medida que al principio [email protected] seguimos, pero ahora que llevamos más de un año y medio de pandemia, y cuando la mayoría creíamos que nos habríamos librado de este hábito, todo indica que estamos regresando a lo mismo y adaptándola al contexto.

Personalmente, la situación por la que menciono esto es porque he visto y vivido el que me saluden de beso con la mascarilla puesta, ignorando el hecho de que justamente usamos cubrebocas para evitar el contacto y que el usarla no elimina el tener que mantener distancia.

Entiendo que recurrir al afecto físico es parte de los hábitos de nuestra cultura que nos obligan a hacer desde niñ@s, por lo mismo no podíamos esperar que por efectos de la pandemia nuestra forma de saludar cambie. Finalmente desde el comienzo de la crisis sanitaria decimos que “todo es temporal”, entonces no es de sorprender que prefiramos insistir y buscar la manera de saludar de beso en pandemia.

Lo que realmente me genera ruido de saludar de beso en pandemia es que ni siquiera intentemos aminorar su uso cuando ya somos más conscientes que no es la mejor manera para saludar por higiene y, evidentemente, por el hecho de que comúnmente solo se aplica cuando se trata de una mujer y que muchas veces pasa por alto el consentimiento.

¿Entonces saludar de beso en pandemia es una opción?

saludar de beso en pandemia
Por mucho que a [email protected] les duela, nuestra prioridad es la salud de uno mismo y de los demás, por lo que con o sin mascarilla dar besos y abrazos para saludar no podría ser considerada una opción. Ante todo porque en tiempos de pandemia aún, son gestos que no respetan la distancia social.

Cabe mencionar que el acercar el cubrebocas de uno a otra persona no es muy recomendable, ya que como la mascarilla funciona de barrera protectora -que no debes tocar cuando la usas-, al hacer que los demás si la toquen se puede correr el riesgo de transmitir el virus.

Debemos aprender de la situación en que nos encontramos, entendiendo que basta con decir “hola” o “buenos días/tardes” y que si insistimos por saludar de beso en pandemia al menos reservemos este acto para las personas que conocemos y poseemos cierta confianza, incluso dejándolo solo para aquellas que sabemos que se cuidan, reduciendo su uso a cuanto menos mejor.

Además evidentemente si una persona no está cómoda con hacer esto, es completamente válido decir que no, aceptando que esto no es por mala educación. Con tanto tiempo en esta situación me parece que ya sabemos que se puede ser correcto para saludar de muchas formas.