Desafío Auch

#LeeAutoras2021: Libros para superar el Desafío Auch!

El colectivo feminista Autoras Chilenas volvió a desafiarnos con #LeeAutoras2021, para seguir leyendo a escritoras conocidas y otras no tanto. En Zancada, le pedimos a mujeres que aman los libros algunas recomendaciones para superar el Desafío Auch 2021.
 

Desafío AuchPor Belén Leyton
El colectivo feminista Autoras Chilenas volvió a desafiarnos con #LeeAutoras2021, para seguir leyendo a escritoras conocidas y otras no tanto. En Zancada, le pedimos a mujeres que aman los libros algunas recomendaciones para superar el Desafío Auch 2021.

Enero: Un libro de una autora chilena contemporánea

Desafío Auch: eneroCatalina Infante:Piñen“, de Daniela Catrileo, es uno de los mejores libros que leí en 2020.

Francisca Mancilla:Sara”, de Maivo Suárez. Este libro es una cachetada. Incómodo y muy tenso, pero que evidencia de una manera radical y cruda una realidad que muchas mujeres pueden estar viviendo, o que vivirán. El abandono y la vejez, el perder el sentido de vivir, Suárez lo relata de manera magistral.

Julieta Marchant:Curvatura del ánimo“, de Daniela Escobar. Menciono uno de poesía porque justamente la poesía tiene un escaso espacio en prensa y un enorme espacio en mi biblioteca. En este libro me parece interesante lo contenido del verso, la manera de disponer una intensidad mediante la concentración. El cruce entre lo cotidiano (lo microscópico) y lo reflexivo se resuelve con mucha precisión debido al modo de composición de los poemas y el trabajo con la imagen.

Febrero: Un libro periodístico

Desafío Auch: febreroCatalina Infante:La Conjura“, de Mónica González. La confabulación de la derecha contra Allende narrada como la mejor novela y documentada con excelencia periodística.

Carolina Brown:Insolentes“, de Eva Débia Oyarzún. Con una prosa ágil y entretenida, la periodista y escritora revisa las biografías de 16 mujeres chilenas que vivieron adelantadas a su época. Mujeres atípicas y empoderadas que tuvieron vidas complejas y extraordinarias.

Francisca Mancilla: “38 estrellas”, de Josefina Licitra. Es una crónica sobre la fuga de treinta y ocho tupamaras de la cárcel Cabildo, en Uruguay, en julio de 1971. Es un reportaje muy minucioso, que deja pocos detalles fuera, y que funciona como una interpelación para el rol de la mujer en política: ¿Por qué no somos igual de importantes y estratégicas?

Marzo: un libro de ciencia ficción

Desafío Auch: marzoCatalina Infante:Juana y la cibernética“, de Elena Aldunate. Un gran rescate editorial de una mujer que en los 60 escribía ciencia ficción con perspectiva de género, explorando el deseo femenino.

Tamara Yáñez:Frankenstein o El Moderno Prometeo“, de Mary Shelley. Creo que todes tenemos un conocimiento muy pop y cinematográfico sobre Frankenstein, su monstruo y el grito de: “ESTÁ VIVO!”. Pero esas versiones no podrían estar más alejadas a los complejos temas que toca la novela. La historia que atrapa y a ratos angustia y que es la génesis del género literario de la Ciencia Ficción.

Carolina Brown:La parábola del sembrador“, de Octavia Butler. Escrito a modo de diario de una adolescente afroamericana en un Los Ángeles distópico del futuro cercano, esta novela afro-futurista toca temas tan importantes como la crisis política, migratoria y económica ante la falta de recursos naturales, la contaminación, la ecología, el feminismo y los liderazgos femeninos.

Francisca Mancilla:Los Testamentos” de Margaret Atwood. La segunda parte y final de “El cuento de la criada”, es un relato ágil, en el que la autora le pone el acelerador a una historia que mantiene la angustia de su primera parte. Todo se aclara y se despeja, pero al mismo tiempo todo está en peligro.

Abril: Un libro de una autora de tu mismo signo zodiacal

Desafío Auch: abrilCarolina Brown:Delta de Venus“, de Anaïs Nin. Publicado de forma póstuma en 1977, este volumen de 15 relatos reúne una serie de textos eróticos que Nin escribió durante de década de los 40 para un coleccionista privado (el mismo hombre también encargó textos de Henry Miller y George Barker). Se trata probablemente de una de las colecciones de relatos eróticos más famosos de la literatura universal.

Francisca Mancilla: Todo de Gabriela Mistral, no solo es ariana, sino que comparto el día de nacimiento. Para mí no es fácil leer poesía, pero siento que debo hacer el esfuerzo consciente. Y celebrar nuestros cumpleaños jijijij es la ocasión para hacerlo.

María José Navia: Vampiros y limones“, de Karen Russell. Los cuentos de Russell son de otro planeta. También “Las pequeñas virtudes“, de Natalia Ginzburg. De ambas autoras recomiendo todo. Sus mundos literarios son inmensos y con una mirada muy particular sobre la vida: la profundidad de Ginzburg, siempre narrada con belleza, y lo cotidiano afectado por lo extraño o lo mágico en Russell, son unas maravillas.

Mayo: Un libro que quieras releer

Desafío Auch: mayoTamara Yáñez:Gente Normal“, de Sally Rooney. Los gustos son tan personales, que muchas veces cuesta explicar porqué hay cosas que hacen clic con una. Porque Gente Normal es mucho más que una historia de chico que comienza un romance en secreto con una chica de diferente clase social. Es más que el morbo de las primeras experiencias sexuales y el romanticismo que se vive con el primer amor. Hay historias que llegan en momentos justos y te acompañan el resto de la vida y la novela de Sally Rooney, pasó a ser parte de mis 7 libros favoritos.

Francisca Mancilla:La flor púrpura” de Chimamanda Ngozi Adichie. Leí este libro en unas vacaciones que fueron pésimas, y el libro en sí me deprimió aún más. La historia me estremeció, y el final lo leí rapidísimo de pura ansiedad. Ahora que ya sé de lo que se trata, quiero releerlo con calma.

Victoria Valenzuela: “Ensayo de vuelo“, de Paloma Vidal. Es un texto escrito para el escritor, no para el lector. Un experimento con tres elementos interesantes: La narradora relata desde un aeropuerto el vínculo con su hermana viajera a través de otro libro que también habla de dos hermanas que viajan; tiene que escribir seis mil palabras en dos horas mientras espera en la sala de embarque; y la apuesta estética de un gran texto tipo sábana, sin párrafos, sin mayúsculas, con variaciones en el interlineado y el tamaño de la letra. Lo leí en octubre del año pasado y quiero releerlo porque me interesa la exploración en la escritura como manera de expandir los límites de mi propio ejercicio.

Junio: Un libro de una autora lgbtqi+

Desafío Auch: junioJulieta Marchant:Los argonautas“, de Maggie Nelson. Este libro se sostiene en un umbral entre la memoria y el ensayo; su arquitectura, así, cuestiona no solo el género como construcción social y sistema regulativo sino también los géneros literarios como conformadores de canon. Compositivamente parece una colmena: está habitado de citas, de reflexiones, de anécdotas y de asuntos vitales como la maternidad, la relación con su pareja transgénero y la muerte.

Carolina Brown:Paisajes (No habrá muerte. Aquí terminará el cuento)“, de Macarena Araya Lira. Este libro vive en una zona gris entre la novela y el cuento. Se trata de nueve postales o episodios que giran en torno a la identidad, la familia, el trabajo, los proyectos fallidos, los recuerdos y la enfermedad. La protagonista es una profesora freelance que hace clases en un centro de formación técnica y que se mueve por Santiago en un auto chino (el menos seguro del mercado), una mujer que irá haciendo un ejercicio de memoria que se siente extrañamente particular y universal a la vez.

Francisca Mancilla: Ferocidad”, de Virginia Gutiérrez. No lo he leído, pero solo me han llegado buenos comentarios de este libro. Creo que abordar el tema de la identidad y las relaciones siempre es un ejercicio de vulnerabilidad, muy complejo. Agradezco estos esfuerzos en la literatura y me gustaría darle la oportunidad a este libro.

María José Navia: Probablemente ya muchos han leído “Las malas“, de Camila Sosa Villada (si no lo han hecho, se los recomiendo muchísimo). Pero el libro anterior de esta autora es de una belleza y ferocidad que te deja temblando y con el corazón roto. Se llama “La novia de Sandro” y es extraordinario.
También recomiendo las novelas gráficas de Tillie Walden, especialmente “Piruetas”, una historia autobiográfica sobre el entrenamiento de esta autora como patinadora en hielo y cómo va conociendo cosas sobre sí misma (sus sueños, sus deseos, su sexualidad).

Julio: Un libro de una autora de un país limítrofe

Desafío Auch: julioNatacha Oyarzún: La poeta peruana, Magda Portal, es una autora fundacional de la poesía vanguardista. “Una esperanza i el mar” (1927), se ha constituido como un imprescindible del Perú, y por consecuencia, de Latinoamérica.

Catalina Infante:Diarios“, de Alejandra Pizarnik. Desgarradores e inspiradores. Leerlos nos ayuda a profundizar más en su poesía y en la psiquis femenina en general.

Francisca Mancilla: Todo lo posible que encuentres de Liliana Colanzi (Bolivia). Editorial Montacerdos editó “La Ola”, que recopila algunos de sus cuentos más importantes. Imperdibles: “Chaco” y “Alfredito”. La autora combina de manera perfecta el terror con la ruralidad y las tradiciones bolivianas.

Agosto: Un libro de diarios o cartas

Desafío Auch: agostoCatalina Infante: “Niña errante: Cartas a Doris Dana·, de Gabriela Mistral Una dimensión de la Mistral que nos abre su mundo interior y le saca ese velo tradicional y pacato con el que se ha observado su vida y obra por tanto tiempo.

Victoria Valenzuela: “Resérvame el vals”, de Zelda Fitzgerald. Novela escrita desde un manicomio por una autora excepcional que revisa su vida despojada de prejuicios desde el lugar donde nada tiene que perder, más allá de los recuerdos de una existencia sofocada por la sociedad de comienzos de siglo XX. Después de muchos problemas al fin pudo ver la luz en 1932 y poco a poco se ha ido difundiendo y revalorando hasta ocupar el lugar que merece en la literatura clásica universal.

Francisca Mancilla:Dime cuándo vienes. Cartas de amor, 1893-1917”, una recopilación de cartas de Rosa Luxemburgo que editó Banda Propia. Creo que el título es lo suficientemente hermoso, no tengo más argumentos para recomendar este libro.

Septiembre: Un libro llevado a la pantalla

Desafío Auch: septiembreNatacha Oyarzún:Frankenstein o el moderno Prometeo“, con sus incesantes ediciones y adaptaciones cinematográficas, es muestra de un personaje que se vuelve mito, y por eso renace.

Catalina Infante:Inés del alma mía“, de Isabel Allende, un mujer olvidada de la historia a la que hay que conocer.

Francisca Mancilla: Dos recomendaciones “Alias Grace”, de Margaret Atwood, está en Netflix y la adaptación es muy fiel al libro. Y “Jane Eyre”, de Charlotte Brontë.

Octubre: Un libro de terror o misterio

Desafío Auch: octubreNatacha Oyarzún:Siempre hemos vivido en el castillo“, de Shirley Jackson. Maestra en el género, atrapa por lo delicado de su sordidez: la infancia vista desde el rencor y la desmesura.
Tamara Yáñez:

Francisca Mancilla: Me iré a la segura: “Nuestra parte de noche”, de Mariana Enríquez, sin duda el mejor libro del 2020 y no sé qué podría superarlo el 2021. Es increíble la construcción de mundo que hace Enríquez, el desarrollo de los personajes, la historia, TODO. Es imperdible.

Tamara Yáñez:Perdida“, de Gillian Flynn. Me gustan mucho los spoilers, por lo que las novelas de misterio me ponen muy ansiosa, al nivel de leer las ultimas páginas para saber que pasó. Por eso las novelas de Gillian Flynn me atrapan, porque sus historias no solo tienen un gran giro de trama. La historia y sus personajes son los que te obligan a ir paso a paso hasta que llegas a la conclusión del libro que nunca es el final de la historia. Y Amy Dunne de “Perdida” es grandiosa.

Noviembre: Un libro de una autora con la misma inicial de tu nombre

Desafío Auch: noviembreFrancisca Mancilla: Voy a estirar este desafío, porque no se me ocurrió ninguna con mi inicial. Pero bueno, mi nombre empieza con F y voy a elegir una autora cuyo apellido empieza con F (¿sirve igual?). Paulina Flores y su aclamado libro “Qué vergüenza”. ¡Aunque capaz que para noviembre del 2021 ya esté lista su nueva novela!!!!!!!!

Diciembre: Un libro de poesía

Desafío Auch: diciembreNatacha Oyarzún: “Sangre en el ojo”, de la poeta Eugenia Echeverría, es otra joya voraz de la poesía chilena.

Catalina Infante:Misión circular“, de Rosabetty Muñoz. Es una antología que reúne lo mejor de su obra. Una poesía que retrata paisajes del chile rural y donde se expresa lo femenino en relación a la naturaleza.

Julieta Marchant:Mi vida en los noventa“, de Lyn Hejinian. El libro de Hejinian responde a un proyecto: un poema por año a lo largo de una década. Y hace ingresar en cada poema todo tipo de materiales (recuerdos, emociones, asuntos sociales, económicos, literarios, etc.), que va cruzando sin explicar los vínculos. Leerlo genera la sensación de estar metiéndose en cabeza de alguien, emula el ritmo de una mente.

Recuerda que si participas en el Desafío Auch 2021 puedes usar el hashtag #leeautoras2021 y etiquetar al colectivo en su instagram @autoraschilenas.

2 Comments

Comments are closed.