cárceles en pandemia

Cárceles en pandemia: ¿Medidas rápidas o verdadera gestión?

Implementar medidas para las cárceles en pandemia significa un gran desafío, sobre todo para lograr las condiciones sanitarias óptimas.
 

cárceles en pandemia
Por Soraya
Aunque a [email protected] nos tomó por sorpresa la llegada del COVID-19, integrar a nuestro diario vivir las restricciones básicas como el aislamiento social o la opción del teletrabajo fue bastante posible. Pero tener a las cárceles en pandemia significó un gran desafío, sobre todo para lograr las condiciones sanitarias óptimas.

Es sabido que la red carcelaria tiene varios elementos deplorables que lo hacen un sitio deshumanizante para las personas privadas de su libertad. En Chile, el hacinamiento, la infraestructura deficiente y la falta de agua potable son algunas de las situaciones vulnerables que enfrenta este grupo, haciendo que se vean aún más susceptibles al contagio y propagación del virus.

En corto plazo las autoridades tuvieron que implementar medidas que solucionarán la mayoría de esas deficiencias para poder sobrellevar las cárceles en pandemia, pero ¿Cuáles fueron estas decisiones?

Para responder la pregunta, el estudio “Incertidumbre en las prisiones: Diferentes respuestas al Covid 19“, desarrollado por Prison Insider con la coordinación del Centro de Estudios Justicia y Sociedad (CJS) de la Universidad Católica, documentó durante marzo y noviembre de 2020 estas serie de gestiones en las cárceles en pandemia de nuestro país y la compara con las realizadas en otros diez países -Argentina, Brasil, Costa Rica, España, Francia, Noruega, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Tailandia-.

Escenario internacional

Obviamente nadie tenía previsto una pandemia que cambiaría prácticamente todo el sistema, por lo que las reacciones en todos los países tuvieron que ser rápidas -o como [email protected] decimos “soluciones parches”- que fueron tomando forma con el pasar del tiempo.

Como en cualquier crisis es crucial la buena comunicación de las autoridades para que las medidas funcionen, justamente es lo que se ve en la investigación mencionada, donde los países como Costa Rica, Irlanda y Nueva Zelanda sus respuesta coordinada entre las autoridades penitenciarias y sanitarias hicieron que tengan buenos resultados. Mientras que, en países donde sus respuestas demostraron ser insuficientes, actores externos tuvieron que colaborar generando iniciativas que resultaron ser esenciales.

A enero de 2020 la situación con las cárceles en pandemia entre los países era muy parecida. Los 11 países coincidían en implementar medidas como cuarentena, protocolos sanitarios, suspensión de visitas -unos más meses que otros- y ajustar las sentencias.

cárceles en pandemia

¿Y en Chile?

El sistema penitenciario está a cargo de Gendarmería, por lo mismo es esta institución la que se encuentra administrando el aspecto sanitario de las 84 cárceles (76 públicas y 8 privadas), las que en noviembre de 2020 contarían con una población que alcanzaba los 39.786 personas.

Según lo documentado por Prision Insider, el primer caso de COVID-19 confirmado en una cárcel fue el de un funcionario el 23 de marzo de 2020. Mientras que, en junio del mismo año se anunció la primera muerte de un interno en prisión. Pronto comenzó a extenderse el contagio y, con ello, a surgir brotes en varias cárceles. Ante todo esto, Gendarmería con la coordinación del Ministerio de Justicia y de Salud implementan distintas medidas:

Visitas

En marzo de 2020 se suspendieron todas las visitas, y después de 9 meses -es decir en diciembre del mismo año- se volvieron a retomar, pero con un estricto protocolo a seguir. Durante ese tiempo se utilizó la alternativa de las visitas virtuales, además de permitir el uso de celulares en ciertas horas y solo con el fin de comunicarse con familia o abogados.

Manejo de infectado

Los espacios se distribuyeron asignando un lugar para recibir a aquellos que sean potenciales infectados o que sean contacto estrecho de un infectado. Sumado a esto, se implementa cuarentena preventiva para los que vayan llegando al centro penitenciario.

Ajuste de condena

Desde el Ministerio de Justicia se presenta un proyecto de Ley para indultar a personas que entraban en un grupo de alto riesgo sobre todo considerando a personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas-. El que fue promulgado el 16 de abril de 2020, concediendo que penas de prisión pasaron a ser arrestos domiciliarios total o solo durante la noche, por el tiempo equivalente al que debían cumplir de condena.

Actos de protestas

En el interior de algunas cárceles se reportaron disturbios, como en la CP Puente Alto (en Santiago) se realizó un motín, mismo lugar donde se observó el primer brote. También ocurrieron otros dos incidentes en el PCCh Colina I (Santiago).

Probablemente lo que más se hace evidente de tener las cárceles en pandemia es que el Estado ha prefiriendo ignorar las necesidades urgentes del sistema penitenciario, las que hoy repercuten en la protección de funcionarios y presos.