mascarilla

¿Desconfinamiento? El uso correcto de la mascarilla es más importante que nunca para evitar nuevos contagios

Para que no haya una recaída y hasta que haya una vacuna, tenemos que usar de manera impecable las pocas herramientas que sirven para detener el contagio de COVID-19, partiendo por el correcto uso de la mascarilla.
Uso Correcto Mascarilla
Photo by Polina Tankilevitch from Pexels

Comenzóel desconfinamiento en algunas comunas y a pesar de que suena a buenas noticias (porque en parte lo son), también viene de la mano con el riesgo de nuevos contagios y la posibilidad de que tener que volver a encerrarnos. Eso no sería novedad porque ya hemos visto varios casos de rebrotes en el mundo. Para que no haya una recaída y hasta que haya una vacuna, tenemos que usar de manera impecable las pocas herramientas que sirven para detener el contagio de COVID-19, partiendo por el correcto uso de la mascarilla.

Nada supera al aislamiento como medida de prevención, pero claramente no todos pueden y no es sostenible en el tiempo. En este nuevo escenario vamos a seguir dependiendo del lavado frecuente de manos, del distanciamiento social y de la mascarilla. De las tres creo que la más crítica es esta última, ya que en espacios públicos, en el transporte, ascensores o espacios cerrados, es la única defensa, porque a pesar de lo que se dijo al principio (y confundió a la gente), no solo evita contagiar a otros sino que también evitan la exposición al virus. Así que en caso de contraer el virus, los síntomas podrían ser más leves o inexistentes. Link

Además de eso, la mascarilla reduce de manera significativa el número de contagio, cortando la cadena de transmisión en un buen porcentaje. Según un estudio, con un 95% de población usando mascarilla, se reduciría la transmisión del COVID-19 en al menos un 30%. Lo que es bastante cuando piensas en el menor número diario de contagios y pacientes críticos que tendríamos. Link Link 2

 

Mientras tanto en Estados Unidos recién ahora a algunas de las autoridades se les ocurrió que era una buena idea avalar el uso de la mascarilla. Pero ya a estas alturas no hay credibilidad y hay grupos  que creen que usarla va contra la libertad y es todo parte de una conspiración. Por lo mismo el rebrote que han tenido ha sido satánico en las últimas semanas. Creo que estamos en mejor situación en ese aspecto.

Después de todos estos meses, ya deberíamos ser expertas en su uso, pero es solo ver los noticieros para ver muchos ejemplos de mascarillas mal usadas. Porque sin importar la calidad, si se usa mal va a ser poca la protección. Hay que tomar en cuenta que las mascarillas van a ser parte de nuestra vida por un buen tiempo y llegaron para quedarse.

¿Desconfinamiento? El uso correcto de la mascarilla es más importante que nunca para evitar nuevos contagios 1

Las principales recomendaciones para el uso correcto de la mascarilla son:

– Llévala bien puesta: La mascarilla debería cubrir y sellar el área de la nariz, boca y mentón. No sirve que solo te cubra la boca ya que la principal entrada y donde más se puede concentrar el Coronavirus es la nariz Link. Ajústala bien para que no quede abierta por los lados.

– Que no se te caiga: Es ideal que la mascarilla cubra casi todo el puente de la nariz. Que no quede colgando en la punta y que se mueva de arriba a abajo mientras hablas. Lo mejor es usar una mascarilla que tenga un “soporte” que permita que se agarre a la nariz y se quede ahí.

– Que te cubra la pera: la mascarilla debe cubrir el mentón para ayudar a sellar tu cara.

– Déjala quieta: No debes sacar o bajar la mascarilla para conversar, para comer, llamar por teléfono, etc. Vamos a tener que acostumbrarnos a hablar más fuerte. Tampoco sacártel apara guardarla en tu bolso por un rato.

– No te toques la cara: una vez puesta y ajustada la mascarilla no la vuelvas a tocar hasta que te la vayas a sacar. Para sacarla solo debes tomarla desde los elásticos o tiras.

 

¿Desconfinamiento? El uso correcto de la mascarilla es más importante que nunca para evitar nuevos contagios 2

Otras cosas que debes saber:

– Lávate las manos: Antes de ponerte una mascarilla lávate bien las manos. Después de sacarte la mascarilla, lávate las manos. No toques el frente ni al colocártela ni luego al sacarla, excepto para apretar el alambre alrededor de la nariz

– Elige un modelo que se ajuste a tu cara: Peor es andar sin nada pero mucho mejor es usar una que ese ajuste de la mejor manera posible a tu forma y tamaño de cara.

Los niños necesitan medidas más pequeñas y hay muchos emprendedores en Instagram haciéndolas en variadas tallas. La CDC recomienda el uso de mascarillas sola para niños mayores de 2 años.

– El diseño no es lo más importante: Ahora se pueden encontrar mascarillas con todo tipo de diseños o imágenes personalizadas, pero eso no es lo más importante. Fíjate que la calidad sea buena, que no sea de una sola capa de tela y que el material permita lavarlas con fecuencia. El algodón funciona muy bien,

– Usa ambos elásticos o tiras: Las mascarillas con elásticos que quedan en la nuca en general traen dos elásticos o dos tiras de tela. Una debe quedar en la parte superior de la nuca y la otra hacia el cuello. Usando ambas te aseguras que no quede suelta.

– Las mascarillas quirúrgicas son desechables: Si la usaste una vez deberías botarla a un basurero cerrado y no guardarla para otro uso.

– En las mascarillas quirúrgicas los pliegues de afuera van siempre apuntando hacia abajo: El lado azul o verde (o del color que sea) va hacia afuera y lo blanco va hacia adentro.

– Las mascarillas reutilizables debes lavarlas después de cada uso. Usa jabón y agua caliente para mantenerlas límpias.

– Ten más de una mascarilla: Debes tener mascarillas de reemplazo listas para usar. Las mías las lavo y las dejo secando apenas llego a la casa, pero es bueno tener un par más en rotación.

– Tápate los ojos: Como protección adicional al uso de mascarilla, es bueno usar lentes de seguridad o derechamente un protector facial como complemento. No es recomendado usar solo el protector facial sin mascarilla.

– Para evitar que se te empañen los lentes, usa una barra de jabón seco (sí, del que usas para lavarte las manos), pásalo sobre el interior de los cristales y luego los limpias con un paño suave.