Libro Piel Violeta

Libro Piel Violeta: para que niños y grandes amen las diferencias

"Piel Violeta" es el libro creado por tres mujeres que quieren cambiar el mundo desde la infancia. En Zancada hablamos con la matriarca Roxana sobre el libro, la fundación que tiene con sus dos hijas, lo que quieren lograr en el futuro y mucho mucho más.
 

Libro Piel Violeta

Por Belén Leyton
Roxana Emanuelle Zamora, junto a sus dos hijas: Gabriela y Daniela, crearon el libro Piel Violeta. Para Roxana “era una forma de entregar material de prevención a la comunidad, profesorado, mamás, cuidadores y cuidadoras”.

En abril del año pasado comenzaron este libro que en un principio era pensado como un manual. Pero se encantaron con el personaje de Piel Violeta y desarrollaron toda la información en un formato de historias con personajes simpáticos y alegres, mucho más didáctico para niños y niñas.

Roxana es educadora de párvulos, master interdisciplinario en prevención e intervención de violencia de género, y agente de igualdad, Daniela es abogada en temas de familia y Gabriela es arquitecta y la ilustradora del libro. Las tres crearon este libro autogestionado y recibieron apoyo en la edición de parte de la editorial CieloSur Ediciones.

¿De qué se trata el libro Piel Violeta?

Piel Violeta es una niña que espera que la sociedad la cuide y proteja. Esta niña de 6 años, tiene dos mejores amigues: Eduardo, al que le encantan los vestidos amarillos, y Simone, una niña que no habla ni escucha y le gusta arreglar cosas con su caja de herramientas.

Estos niños viven en un mundo ideal: todos se respetan, hay corresponsabilidad en el hogar, familias compuestas por madres del mismo género, las mascotas no son juguetes, los niños exploran con su imaginación, la explotación y contaminación son algo del pasado, y la violencia es inaceptable.

Roxana deja en claro que no es un libro de educación sexual, sino que en esta primera etapa se hace cargo de valores y actitudes. Y como pudiste ver, son universales. La autora también destaca que el libro hace un viaje amable para hablar de las diferencias y romper estereotipos.

Querían explorar varios problemas con el libro, como “la naturalización de la violencia, la inclusión, el respeto por las diferencias -incluso, el amor por las diferencias-, y destacar valores y actitudes que son las que previenen y erradican la violencia. Esa era la máxima inquietud que queríamos plasmar en libro Piel Violeta“, define Roxana.

Piel Violeta, libro infantil

El recibimiento de niños y niñas

Querían que el libro Piel Violeta fuera impreso para que niñas y niños “tuvieran un recuerdo de Piel Violeta, que les acompañara y estuviera presente en sus vidas. Lo diseñamos para que fuera un libro duradero que ojalá sea para toda la vida”.

El libro fue pensado para edades entre 4 y 11 años, pero es sólo una recomendación. Hay adultos que lo leen y también les conmueve.

“La recepción de niños y niñas ha sido muy bonita. Les encanta que a Piel Violeta se le caigan los helados. Al principio abren los ojos cuando Eduardo usa vestidos y les complica el papá de José, quieren saber por qué a Piel Violeta no le gusta acercarse a él. Hay un montón de cosas que les llama la atención, pero ellos saben, leen entre líneas”.

Personas adultas

Los adultos también lo leen: “Hay capítulos que los niños entienden de forma unísona, pero los adultos con un mensaje más intenso. El capítulo de violencia, las niñas y niños lo relacionan con un acto muy triste, porque les cae muy bien Simone, pero para los y las adultas lo relacionan con un abuso sexual. Hay lecturas que se van adecuando a distintas edades”.

Cuando el libro Piel Violeta comenzó a circular, se dieron cuenta que los y las adultos no estaban preparados para hacer actividades y tenían falta de conocimiento en conceptos. Por eso el libro cuenta con un manual en pdf para que puedan reflexionar, aprender y realizar actividades tanto para ellos mismos como para niños y niñas.

Lo ideal es hacer un trabajo con madres, padres y cuidadores, para después hacerlo con niñas y niños. Para develar ese sistema patriarcal en el que estamos insertos: “Todos tenemos misoginia y somos discriminadores sin quererlo, porque nos hace falta poder ver las cosas con claridad. Y esa es la gran dificultad al trabajar con niñas y niños: la naturalización de la violencia, discriminación, que la productividad es lo bueno o los cuidados son menos valorados”.

El mayor problema que encontraron fue con los vestidos de Eduardo, el profesorado no sabía cómo enfrentarse a un niño que se expresaba de manera no tradicional. Pero con estas capacitaciones enfocaron la mirada en el verdadero problema: la violencia hacia las diferencias.

“Nadie se sintió ofendido ni atacado al leer el libro. Pero sí antes de leerlo, muchas personas dijeron que no eran feministas y tenían muchos mitos alrededor del feminismo, pero cuando lo leen, las cosas se calman. Pasan a otra actitud cuando se dan cuenta que el feminismo busca revalidar a todas las personas”.

Fundación Piel Violeta

A raíz del libro, decidieron crear la Fundación Piel Violeta, una organización que desde diciembre del año pasado busca prevenir y erradicar la violencia de género desde la primera infancia:

“Actualmente, junto a una ATE (Asistencia Técnica Educativa) estamos realizando capacitación a escuelas y liceos en el área de prevención e intervención de violencia de género. Y trabajamos con el libro Piel Violeta, a nivel curricular en el área de inclusión.

También se suma el trabajo que hace Gabriela, como arquitecta, en los patios con perspectiva de género, donde hace acompañamiento y diseño de los patios de escuelas y colegios.

Por otro lado, Gabriela también hace auditorías de urbanismo con perspectiva de género y prevención de violencia, en un trabajo con las municipalidades. Ahora estamos organizando una primera auditoría en la Municipalidad de Independencia, en estos edificios verticales con mucha gente, viendo las calles, iluminación, paraderos y más”.

Además, están formando una OTEC (Organismos Técnicos de Capacitación) que permita capacitar a mujeres en tres áreas: agentes de igualdad, que puede ser aplicado en colegios, instituciones, municipalidades, empresas; cuidadoras, mujeres que puedan tener conocimientos en cuidados de niños pequeños, desde la nutrición hasta primeros auxilios; y el manejo de maquinaria de construcción y minería.

Ilustraciones de libro infantil Piel Violeta

Planes a futuro y nuevo libro

Actualmente, están soltando relatos llamados Los cuentos de la abuela, que son pequeños fragmentos que quedaron fuera del libro, pero quieren que sean conocidos por la comunidad, como la historia de Teresa, la loca: una niña que logra liberarse del patriarcado.

También esperan hacer un segundo libro sobre las nuevas masculinidades y “eliminar toda esa virilidad que les exigen desde muy pequeños a los niños: su forma de comportarse, de reaccionar, someter, discriminar. Ese es el trabajo que tenemos pendiente”.

Quieren seguir haciendo historias divertidas para que niños y niñas sigan empatizando con estos personajes. También “seguir creando herramientas para que la violencia no sea un medio de expresión ni de comunicación ni de control: aprender a respirar, hacer yoga, conocer y expresar las emociones y pensamientos”. Para Roxana el gran inhibidor de la violencia es la empatía.

Puedes comprar el libro Piel Violeta en su página web y seguirlas en Instagram: @piel_violeta.