Maquillarse en público

por China, foto de Delialicious Picks

Ayer hice algo que nunca había hecho en mi vida: me maquillé en el metro. Y fue raro. Para algunas de ustedes puede parecer de lo más normal, pero yo nunca lo había hecho porque me parece un acto íntimo, que se esconde del resto de la gente.

Yo lo hago generalmente en el baño, compartiendo el proceso sólo con amigas o familia, pero ayer mi cara de poto superó todo pudor y sentada en el metro abrí mi cosmetiquero (dentro de la cartera obvio, sacarlo me daba más vergüenza aún) y  mientras me ponía la base, me echaba el rimel y esparcía la sombra… me sentí incómoda, observada, como si estuviera haciendo algo malo. Prometí no hacerlo nunca más.

Y es que siempre que veo mujeres maquillándose en público (buses, micros, metros, paraderos) no puedo sacarles los ojos de encima. Me tienta tanto el poder observar un acto que considero tan íntimo y privado, que aunque trato no hacerlo, las observo paso a paso. Para mí, es como si pudiera verlas vestirse… ponerse capa a capa de ropa, o como si viera a un hombre en la mañana afeitándose.

Procesos que sólo aquellos elegidos para compartir nuestra intimidad pueden ver. O me ven sin maquillaje de frentón, o ya lista y arreglada.

Entiendo que es mi punto de vista, y que hay muchas opiniones al respecto así que quiero saber, maquillaje en público: ¿sí?, ¿no?, ¿por qué?





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>