Yesterday

Yesterday: microsegundos de imaginación en una película

En Yesterday, por una extraña circunstancia, nadie más que Jack, el protagonista, recuerda a The Beatles, por lo que él, un músico sin éxito, decide apropiarse de las canciones. En palabras de su director, Danny Boyle, la película es una carta de amor a los Beatles.
 
Yesterday
Por María Ignacia Davis

Yesterday es de esas películas que hace real algo completamente quimérico. La magia de la vida y de nuestra cabeza muchas veces nos lleva a pensamientos que van más allá de lo posiblemente real. Esos microsegundos en que pensamos cosas que en el mundo de los mortales no suceden pero que, si fuesen cierto, ¡wow! La vida parece un tanto más aventurera.

Es la historia de un joven músico que va en dirección al fracaso de su carrera artística y una tarde con sus amigos de siempre (esos fieles que nunca fallan y son tus únicos fans) canta junto a su guitarra una canción de los Beatles y se da cuenta que nadie más que él recuerda a la banda.

La escena es sorprendente, el rostro de personas que escuchan por primera vez las letras de Lennon-McCartney no pasa desapercibido.

Jack, protagonista de la cinta, es interpretado por Himesh Patel, un joven actor británico alejado de la fama y reconocimiento artístico, que deslumbra en su primer papel protagónico.

El joven Jack, al ver que nadie recordaba a The Beatles, decide apropiarse de las canciones y con eso logra el éxito y la fama, sin nunca perder la humildad y el miedo a ser descubierto.

Siempre (o casi siempre) acompañado de Elli, personaje a cargo de Lily James, quién además de ser su amiga y amor escondido, es su representante.

De ahí se desprende una linda historia que junto a la química de ambos y los clásicos de la banda británica que suenan de fondo, logran agradables dolores de estómago en todos los espectadores que vemos la película.

El mix que hay dentro de la cinta crea una trama perfecta en cuánto a romanticismo y dirección se refiere. Por un lado, tenemos el guion de Richard Curtis, conocido por románticas películas contemporáneas a la época actual, entre ellas Notting Hill y Love Actually.

Curtis comenta en una entrevista que “Es obvio que, por alguna razón patológica, me interesa mucho la búsqueda del amor”, eso es claro en sus películas y esta no es la excepción. según su director, Danny Boyle, Yesterday es eso, “una carta de amor a los Beatles”.

Boyle, alejado de los emoticones con ojos de corazón, pero cercano a Trainspotting, Slumdog Millonaire y La Playa –películas que dirigió y con las cuales ha sido reconocido, incluso con un premio Oscar en el 2008 como mejor director–, logra que Yesterday se transforme en una historia romántica pero cool, muy cool.

116 minutos de emoción para todos los que vibramos con la música de los Beatles. Como recomendación: no tener mayor expectativa sobre lo que será un lindo momento que te hará salir de la sala y encender spotify rápidamente con una sonrisa en el rostro. Yesterday es simpleza, simpleza buena, de esa que se agradece mirar.

Revisa los horarios de Yesterday en la cartelera de Cinemark.