El intenso fin de año de Saiko en los escenarios

Este ha sido un cierre de año con muchos viajes y presentaciones de Saiko a lo largo de Chile, con fechas en Viña del Mar, Arica, Chillán, Quilpué, Puerto Varas, Puerto Montt y Chiloé.
 
El intenso fin de año de Saiko en los escenarios 1
Foto: María Lotero Plaza / @estricolor

Este ha sido un cierre de año con muchos viajes y presentaciones de Saiko a lo largo de Chile, con fechas en Viña del Mar, Arica, Chillán, Quilpué, Puerto Varas, Puerto Montt y Chiloé.

La banda nacional Saiko, con 23 años de trayectoria, ha lanzado sus dos primeros singles “Avísame” y “Se nos hace tarde” Este último tema viene acompañado de un videoclip exclusivo que fue presentado en un concierto la Blondie.

Conversamos con Denisse Malebran y Luciano Rojas sobre su propuesta actual en lo musical y en lo visual antes de sus presentaciones en Feria Pulsar, el 9 en el festival Puro Chile Fest en la ciudad de Iquique, cerrando este 2022 el 10 de diciembre con concierto íntimo en Club Chocolate de Santiago. Nos contaron que para su próxima fecha, más que un resumen de su carrera, rescatarán lo que han hecho los últimos años, los singles que han compuesto desde el 2018 e incorporarlos.

“Es0 no lo hemos hecho antes, sumado a repertorio de los discos anteriores, para darle también un valor a eso, independiente de cómo ha cambiado industria para nosotros, entendemos que hay que volver a partir siempre y eso es lo principal, también tenemos una propuesta visual muy interesante, vamos a poner las pantallas de una forma distinta, una nueva presencia visual”, nos contó Denisse Malebran con entusiasmo.

“Como ya tenemos más de 20 años de carrera, para la gente que no nos ve muy seguido, va a poder escuchar un viaje por nuestra discografía, y para la gente que sí nos ha ido a ver, también estaremos rescatando canciones anteriores que no tocamos normalmente. Siempre es un sacrificio tener que seleccionar canciones para una hora y media de show que son aproximadamente 15, 18 canciones, porque siempre tenemos que dejar afuera alguna, entonces en esta oportunidad vamos a incorporar canciones que no hacemos muy a menudo”, agregó Luciano Rojas.

¿Los fans más duros siempre están pidiendo lo más antiguo o son abiertos a la novedad? Les gusta cantar.

Denisse: Eso pareciera ser una característica en general en el mundo. Recuerdo que una vez fui a ver a Camilo Sesto y quería escuchar las canciones que yo escuché cuando chica y él –que ahora lo entiendo–, lo único que quería era mostrar la música nueva, pero uno quiere escuchar las canciones con las que conoció al artista, y eso obvio que le pasa nuestros fans porque son gente que ha crecido con nosotros. De hecho trabajamos con un fan que se convirtió en amigo nuestro, yo lo conocí en uniforme! y a su señora también, eran niños y ahora son adultos gente de  treinta y tantos años. Entonces a una pertenecía emocional a esas canciones que evocan momentos importantes.

Luciano: Es como una condición humana. Una canción te marca un momento en la vida y la gracia de la música es que tú la vuelves a escuchar y te trae todos esos sentimientos. Por eso la nostalgia es un gran negocio: los  reencuentros de grupos, la reediciones de discos… tiene un gran sentido. Pero, insisto, nosotros siempre estamos haciendo música nueva porque esa música nueva, en algún momento le va a tocar el alma a alguna persona y la va a pedir, para que sigamos cuarenta años más (risas).

¿Les ha pasado que tengan que tienen que luchar con managers o disqueras que les digan que no se metan en música nueva, que se enfoquen en lo antiguo?

Denisse: La reticencia mayor viene de las radios, son más que nada las radios las que no pescan mucho la música nueva de nadie a menos que se trate de artistas prioritarios con los cuales trabajan y lanzan música, en realidad se ponen todos de acuerdo en que hay que tocarlos, pero en general te diría que son las que menos pescan la música nueva.

En el caso de los managers hemos tenido distintas experiencias, muy buenas, muy malas y algunas que pasan sin pena ni gloria, y creo que más que una reticencia de ellos a no sacar música nueva, es que algunas veces  algunos quieren quedarse solamente con eso, justo lo que estamos hablando, el negocio de la melancolía “volvamos a hacer esto”. Y uno como que se aburre de hacer esas cosas, más allá de que igual a veces se celebran aniversarios de cierto disco o shows de discos enteros, que es algo entretenido como desafío, pero quedar solamente en eso es fome para nosotros.

¿Cómo nutren su inspiración?

Luciano: Yo escucho mucha música, le saco el jugo a Spotify porque igual es interesante. No es lo mismo escuchar un vinilo en profundidad, pero para descubrir música y sacar ideas, es fascinante. Si me gusta una canción busco al artista y ese artista tiene una radio de todas las cosas que se le parecen. Así descubro muchas cosas de distintos géneros. Pero, insisto, con Denisse ya tenemos una trayectoria y un sello, una forma de hacer las canciones, el resto son las sonoridades para estar más o menos  contemporáneos a lo que suene hoy en día pero las canciones son las canciones, la voz de la Denisse, las letras, la composición de la música. Eso tiene una personalidad.

Denisse: Igual creo que hoy en día cuesta cacharlo todo. Cuando yo era adolescente mi fascinación era descubrir artistas que nadie conocía. Iba a la disquería Fusión a encargar discos de la PJ Harvey, para mí era lo más ¡sentía que me las sabía todas! Escuchaba música muy distinta a la mayoría y eso, claro, te da una cultura rica para sentarte a hacer música.

Pero hoy en día es inabarcable. Alcanzo a cachar el 0,0% de lo que está pasando y uno se va quedando atrás y sientes que la edad te va jugando en contra porque no tiene tiempo y te empiezas  a quedar con lo que más te gusta, que son canciones del 2000 para atrás.

Hay estudios sociológicos que dicen que hay una edad en que la música te marca de tal forma, que toda la vida esa música va a ser la más importante en la vida. Por ejemplo, mi hija menor que tiene 12, está rayando con Blur, así que  le empecé a mostrar toda la música noventera que escuchábamos: Suede, Pulp… y cada vez que la escucho, ¡me dan ganas de puro escuchar ESA música! Entonces pasa eso, te retraes a la música  que te golpeó en un momento.

Aparte, es muy distinta, es indudable que se ha perdido un poco la pertenencia a la armonía o al pop un poco más melódico y hoy todo tiende a ser un poco más plano, un poco más seco, con una ausencia total de armonía. Y eso tiene que haber pasado con nuestros papás también, toda generación tiene su cliché con el cual se queda y al cual adora. Nosotros como músicos estamos más abiertos sin duda, sabemos que tenemos que escuchar de todo, pero eso no significa que a uno le guste todo.

¿Cómo planifican la puesta en escena, el vestuario, el maquillaje, que siempre se ve muy cuidado tanto en los shows como en las fotografías? 

Denisse: Lo considero algo muy importante en mi carrera, es otra pata de mi propuesta artística. La música es una, pero lo visual, la imagen y la proyección de lo que transmite el vestuario también es muy importante. Con Luciano definimos qué tipo de vestuario vamos a ocupar y todos trabajamos en torno a eso.

Tenemos un vestuarista increíble, Aldo, que es maravilloso porque trabaja en el Teatro Municipal y tiene una visión distinta, más teatral. Obvio tratamos de trabajar con materiales lo más respirables posibles –que no siempre se logra, en general son cosas bastante incómodas–, pero sí es importante, el maquillaje también.

Para eso ayudan mucho las nuevas plataformas que nos permiten ver nuevas ideas para ir innovando. Trabajamos también con mi hija que estudió caracterización, así que podemos abrirnos a cosas nuevas. Todos ellos son mucho más jóvenes que yo y estoy abierta a sus opiniones y nuevas ideas.

Es más que solo verse bien, sino proyectar algo distinto, es lo bueno de trabajar en equipo. Esto siempre ha sido importante en Saiko, no siempre con los mismos recursos pero siempre tratamos de tener una propuesta creativa.

Saiko en Club Chocolate

sábado 10 de diciembre 2022

Entradas en passline