Denisse Malebrán

Denisse Malebrán: “Llevo 23 años como frontwoman en Saiko, y todavía hay periodistas que me preguntan quién hace la música”

Denisse Malebrán, la talentosa líder y compositora de Saiko, saluda entre risas desde su casa a través de un zoom, donde se puede notar que ya lleva su pulsera para el debut de la banda en Lollapalooza Chile. 
 

Denisse Malebrán

Por  Jocelyn Jara Osorio

Denisse Malebrán (@denissemalebran), la talentosa líder y compositora de Saiko, saluda entre risas desde su casa a través de un zoom, donde se puede notar que ya lleva su pulsera para el debut de la banda en Lollapalooza Chile

—¿Habían participado en un evento de esta magnitud luego del relajo de las medidas por la crisis sanitaria? 

—No, después de la pandemia no hemos tenido la oportunidad de estar en un evento multitudinario. Solamente eventos en locales, cosas más chicas, algunos conciertos pendientes, shows principalmente acá en Santiago, y algunas cosas regionales también alcanzamos a hacer.

—¿Cómo se tomaron la invitación a Lollapalooza luego de la baja Alain Johannes del festival? Por lo que sé habían sido convocados el 2020, año en que comenzó la pandemia.

—Claro. O sea nosotros teníamos pendiente lo del 2020, teníamos un contrato con ellos en esa fecha. Esos contratos estaban vigentes, de hecho estaban cancelados. Fue tan encima la cancelación, que ya los artistas que estaban dentro de la parrilla, ya se les habían pagado sus presentaciones. Entonces yo me di por enterada de que nosotros íbamos a la versión siguiente. No me sorprendí cuando nos volvieron a confirmar ahora, lo di por hecho. Como el anterior se había suspendido, pensé que ésta era la realización del que se había postergado no más po.

Para los artistas nacionales, siempre ha sido como una pequeña espinita el hecho de que los grandes festivales le den el mismo espacio que a los artistas internacionales. No quiero echarle la culpa a los productores o a la industria. Esto pasa en todo. Los chilenos somos muy poco nacionalistas, en general, desde lo gastronómico hasta las cosas más simples, somos un país que valora muy poco lo nuestro. 

Entonces creo que eso también repercute en la cultura, y por tanto, suele ocurrir que cuando hay cosas de estas dimensiones, los chilenos es a lo que se le da menos importancia. Pero insisto, no es una crítica al festival ni a lo que yo me dedico, sino que es algo que ocurre en todos los ámbitos. Yo me alegro que haya cambiado en los últimos años. Que cada vez más haya más presencia nacional en los festivales internacionales, que además el público consuma más música chilena, porque su consumo es altísimo, sobre todo las nuevas generaciones tienen un alto conocimiento de la música que se hace en el país.

Hay artistas chilenas que llenan estadios, y eso antes no pasaba. Entonces creo que es muy bonito que eso ocurra. No olvidemos que las bandas más importantes que ha tenido Chile, tuvieron que migrar del país para poder encontrar popularidad afuera, porque acá en realidad eran bien ingratos con ellos. 

Siento que es importante ver los avances que han ocurrido en Chile, con respecto al consumo y al cómo finalmente ha crecido el público para la música chilena.

Denisse Malebrán: “Llevo 23 años como frontwoman en Saiko, y todavía hay periodistas que me preguntan quién hace la música” 1

—¿Cómo crees que es la participación femenina dentro del festival? ¿Consideras que aún falta trabajo por hacer con respecto a la brecha de género en este evento?

—Sí, nunca olvidemos dónde estamos. Chile es un país sudamericano y estamos en una región sumamente retrasada en términos de la evolución social. Éramos uno de los pocos países en el mundo que no teníamos ley de divorcio; hace muy poquito se aprobó la ley en tres causales del aborto; somos un país muy especial aparte, con características dominantes respecto, hasta hace muy poco, de la Iglesia, donde predomina una clase conservadora con valores muy conservadores. Y por tanto, no es raro que el machismo todavía sea tan predominante, y donde mi generación, tiene una carga fuertemente machista.

Entonces creo que hay mucho trabajo por hacer, yo creo que en un par de generaciones más, van a tener menos carga o menos peso de lo que tuvo para mí, o de la generación que sigue de los 30 y algo. Pero falta mucha pega todavía. Ahora, es indudable que es muy distinta la escena hoy de cuando yo partí, yo tengo 26 años de carrera y los primeros festivales de música que yo hice, no había mujeres. O sea era yo, la Colombina Parra con Los Ex mucho más allá; la Javiera Parra quizá un poco más allá, y listo po, pare de contar, no habían más.

Y del ámbito popular muy pocas, eran muy pocos los nombres que se destacaban. Hoy en día son incontables, ha cambiado mucho. Es muy estimulante para nosotras creo, las más grandes, poder ver eso. Poder ver cómo ha evolucionado, ver cómo se le han abierto las puertas a las nuevas generaciones y que eso era todo lo que necesitaban las mujeres: un espacio, porque demostraron por sí solas que lo único que necesitaban era eso.

En igualdad de condiciones funcionamos a la perfección. No era como creían que la industria estaba dominada por los hombres y por tanto, decía algunos, como un productor muy famoso, que decía que las mujeres no vendían. Eso era algo que se instaló durante mucho tiempo: “la música de las mujeres no vende en el pop”, y no era así po, ¡Qué bueno que estaba equivocado!

—Y a las mujeres también se nos relegaba al ámbito de las groupies…

—Sí, fíjate que además, me pasa a mí con la música que yo hago. A las mujeres siempre se les relacionó con un tipo de música, con la música romántica por ejemplo; con el folclore, siempre ha habido muy buenas folcloristas en Chile; en la música docta siempre han habido muy buenas intérpretes o instrumentistas. Pero en el mundo del pop rock, no, fíjate. Cuando yo partí eran muy poquitas, y si tú miras los años 80, prácticamente no había mujeres, ¿por qué? Porque las bandas las armaban hombres po, entonces no había espacio para que una mujer tocara teclado, tocara bajo, batería, guitarra, no había. Nadie pensaba en invitar a una mujer que tocara un instrumento. Y si habían mujeres, eran para los coros nomás, ¿cachai?

Costó mucho que se abriera un espacio para que una mujer empezara a cantar en la banda como voz oficial, y aún más, para que fuera la líder o la vocalista. Entonces, imagínate, yo llevo 23 años como frontwoman de Saiko, y todavía hay periodistas que me preguntan quién hace la música.

—¡Oh, qué lata!

—¿Cachai? Porque cuando partí era muy raro ver que una mujer compusiera la música de la banda, porque no era lo que ellos estaban acostumbrados. Falta todavía mucho, pero hemos avanzado, y es bueno todo lo que se ha recorrido.

—En cuanto a tus influencias de bandas lideradas por mujeres, ¿cuál te llegó más en la juventud cuando partiste con Saiko?

—¡Ah, qué buena pregunta! Mira, yo siempre escuché mucha mucha música, cuando una es cabra, en realidad es lo que más hace, pero a mí me encantaba mucho la música anglo, y por tanto, tenía mucha influencia muy alternativa.

Quizá música que no se escuchaba tanto acá como Cocteau Twins, que era una banda donde había una mujer al frente. Pero también se empezó a hacer muy famosa un par de años antes que nosotros Garbage, con la Shirley Manson que era una queen total y que también lideraba una banda de hombres. Pero también uno mira hacia atrás y estaba Blondie, Siouxsie And The Banshees, o sea, bandas con mujeres siempre ha existido, como The Pretenders.

Y también algunas cantantes de los 80. Me encantaba Cyndi Lauper, Sinéad O’Connor, Alanis Morissette me encantaba también, partimos casi juntas yo con mis primeros proyectos musicales el año 95, ella partió con su carrera solista y yo también tenía mis primeras bandas. Así que, a mujeres siempre he admirado a muchísimas.

La Björk, también que es contemporánea a mi carrera. Y ya más de manera alternativa, la PJ Harvey que siempre ha sido una de mis favoritas como compositora y frontwoman. The Breeders también que era una banda que me encantaba, que se deriva de los Pixies.

Siempre me han gustado las mujeres en la música pero en distintos terrenos, no quizá haciendo tanto pop, pero en distintas áreas. Me encantaba también Sonic Youth, porque la Kim Gordon era bajista, como que les seguía el mapa a distintas mujeres en distintos terrenos, y admiraba mucho a las mujeres que hicieran distintos tipos de música, independiente que no fuera la misma música que más me gustara a mí, pero siempre le andaba siguiendo el paso a lo que estaban haciendo.

Denisse Malebrán: “Llevo 23 años como frontwoman en Saiko, y todavía hay periodistas que me preguntan quién hace la música” 2

—¡Ah, tú también imitaste a Amy Lee de Evanescence en The Covers! ¿cierto?

—¡Sí! Pero ella es posterior a mí.

—Sí, es de los 2000.

—Claro, ellos partieron después que yo, entonces creo que es una banda que influenció a cabros más jóvenes, o sea, le gustaba a gente más chica que yo. Yo encuentro increíble a la banda, me gusta mucho pero, creo que marcó a gente de una generación menor que la mía. Creo que tengo más influencias de más hacia atrás, como del britpop, de lo que estaba pasando con Suede, Pulp, Blur, Radiohead, esas fueron las bandas que me marcaron cuando yo empecé a hacer música.

—Con respecto a las mujeres que están ahora en el cartel de Lollapalooza, ¿Cuál de todas ellas te inspira?

—De las chilenas, la Camila Moreno, que va a estar un poquito después de nosotros, en el Lotus, cerquita de nuestro escenario. Creo que de las chilenas es como de las más imperdibles encuentro yo, de la escena chilena. Muy interesante su música, porque es muy conceptual, ella trabaja artísticamente con representaciones en términos estéticos, no solamente desde lo sonoro, sino que desde su intención de graficar una especie de historia y eso me encanta. Me encantan sus relatos fantasiosos, como de ciencia ficción, me gusta mucho eso de ella.

Me encantaría ir a ver a la Miley Cyrus, pero no sé si la voy a ir a ver, depende de qué tan raja quede de mi show el día viernes pero, yo creo que sí voy a ir, porque mis hijas se mueren por ver a la Miley, así que yo creo que vamos a ir todo el lote a verla.

—Es una gran cosa que una mujer pueda ser cabeza de cartel en el Lollapalooza, casi siempre son bandas de hombres.

—Es que yo creo que Miley Cyrus es para mi gusto, de su generación lo más destacable, me refiero al pop que nace de esta última década, porque se sale un poco del pop chicle, de esta cosa más para cantarle a los cabros chicos, para entretenerlos un rato y listo. Y ha logrado traspasar esa línea y jugar a líneas mayores: canta rock increíble, ha logrado salirse y hacer un pop muy sofisticado.

Yo la vi en el Movistar cuando vino la vez pasada, un show muy bueno, con unas que muy buenas visuales, un sonido potente. Y después de eso, se pegó otro upgrade. Creo que ha hecho cosas muy interesantes, tiene unos covers muy buenos aparte. Quiero verla en vivo. El tema con Dua Lipa es muy bueno. Creo que compone muy bien. Del pop de los últimos años, junto con Harry Styles, creo que son mis artistas favoritos.

—¿Qué esperas del nuevo gobierno con respecto a las demandas feministas?

—Mira, yo creo que hay tantas expectativas puestas en este gobierno, que no me gustaría mucho cargarle la mano, jaja. Creo que desde el aspecto feminista, es que se entienda que más que la decoración que uno un poco siente que ha habido en los últimos años, se respete el hecho de que las mujeres tenemos derecho a decidir por sí mismas.

No necesitamos que nos vuelvan a explicar una y otra vez los hombres, lo que nosotras podemos decidir por nosotras mismas. Y me parece un poco cansador lo que pasa cada vez que volvemos a tocar las mismas temáticas. Primero, sacar de encima de la mesa, que el aborto es un tema valórico. No es un tema valórico, es un tema de salud pública. Y le corresponde debatir a gente de la ciencia y a mujeres.

Creo que los hombres no tienen nada que decir al respecto, porque no les corresponde. Las que se embarazan son las mujeres y las personas que tienen capacidad de embarazarse. No le corresponde al hombre, no porque el hombre no quiera ser parte de un embarazo, me refiero que la persona que toma la decisión de no querer ser madre, por lo difícil que eso significa, porque yo no creo que exista una persona que decida abortar por juego, es una situación muy compleja, de la cual el resto no tiene nada que opinar.

Creo que es muy agotador cada cierto tiempo cuando se discuten estos temas, que salga gente con sotana, o desde la Iglesia X, o del partido no sé cuánto, a hablar de algo que nadie le pidió su opinión. Y me encantaría que el gobierno en ese sentido, ordenara un poco el cuento y que dijera, “bueno este es un tema que le compete a las mujeres, ellas verán si quieren o no quieran abortar, obviamente con un límite de fecha que corresponda”, y porque es un tema que ellas van a tener que enfrentar muchas veces, y la mayoría de las veces solas.

Me encantaría también que se respetara el hecho de que hay temáticas que hay que sacarlas desde el mundo tan elitista, porque creo que uno de los temas más importante que tenemos que poder resolver en este momento, es la reincorporación de las mujeres al mundo laboral. No todo es lo que uno vive. Es importante que las mujeres retornen a los trabajos, eso significa que los niños vuelvan a los colegios. Yo entiendo que todos tenemos miedo de este virus, pero es importante que ellos retornen a los colegios, para que esas mamás puedan volver a trabajar.

Y para eso también, obviamente que se mejoren las condiciones laborales para todos. Todo va de la mano. Pero yo creo que el feminismo va a ser un feminismo consistente y que llegue a todas, cuando las temáticas finalmente repercutan a todas. Que no sea un feminismo que solo me favorezca a mí.

Es decir, “que los directorios tengan mujeres y hombres y paridad”, bueno eso nos importa a nosotras porque estamos en un mundo un poco mejor. Pero eso no le cambia la vida a la señora que está en X lugar, a ella le importa que sus hijas puedan salir a trabajar, y que el jardín les funcione para que puedan salir a trabajar. Creo que el feminismo tiene que ser bastante más práctico en esta etapa que nos va a tocar que es que la mujer pueda reincorporarse al mundo laboral.

—Y por último, ¿Cuáles son tus favoritos del Lollapalooza? ¿Cuál es ese imperdible que quieres ir a ver?

—Bueno, quiero ir a ver a Foo Fighters. Igual los vi cuando vinieron a Chile. Pero, ¿sabes qué? Esta es como la peor publicidad que voy a hacer, yo soy muy mala para los eventos masivos, porque me canso auditivamente muchos, y trato de ver pocos en un día, en el fondo, dos shows me es suficiente. Entonces, no creo que vea más de dos shows por día. Ya con ver a Foo Fighters mañana, Miley el sábado, y a The Strokes el domingo, yo creo que con eso va  a ser suficiente, jaja.

—Buenísimo, los mismos que quiero ver.

—¿Sí?

—¡Sí! Jaja. ¡Muchas gracias por la entrevista!

—¡De qué po, que estés súper bien, nos vemos!

Saiko se presentará en el Lollapalooza este viernes 18 de marzo a las 17:30 horas en el escenario Aldea Verde.