vida más sustentable

6 hábitos para tener un estilo de vida sustentable

La Vero quiere darte consejos para construir nuevos hábitos que te lleven a una vida más sustentable. Es hora de preocuparse por el planeta.
 
vida más sustentable

Por Verónica Orb
El cuidado del medio ambiente es más que una moda. Si tienes algo de conciencia ecológica, lo más probable es que en tu cartera siempre lleves una bolsa de tela reutilizable para las compras, ya no dejes corriendo el agua mientras cepillas tus dientes y recicles algunos de tus residuos.

Te felicito, son grandes logros, pero son el inicio. Hay mucho más por hacer, por eso hoy comparto contigo 6 hábitos para tener una vida sustentable y cuidar nuestro planeta para las futuras generaciones.

1. Muévete 

Si tienes que trasladarte distancias cortas y tu estado físico y el clima te lo permiten, ponte zapatos cómodos y elige caminar o llegar sobre ruedas (scooter, bicicleta o skate) a tu destino final. Si esta es tu opción, recuerda ser safety first: casco, luces y respeto.

Puedes desplazarte escuchando un podcast (el de Zancada o el mío: Ordenatres). A mí se me ha hecho un hábito caminar escuchándolos.

Da igual el medio que elijas, lo importante es que a ti te acomode y disfrutes tu trayecto al aire libre, sobre todo después de haber sido sedentarias por tanto tiempo.

Recuerda llevar tu botella de agua y usar un bloqueador solar (de SPF 30 o más) 30 min antes de salir para proteger tu piel de los rayos de sol.

2. Valora lo que ya tienes 

Yo sé que las ofertas son tentadoras y qué las influencers en Instagram nos provocan a comprar más con los virales hauls, pero por favor no te dejes guiar por las tendencias ni las ofertas del Cyberweek o el Black Friday.

La prenda, o producto, más sustentable es la que ya tienes. Resiste, sé fuerte y hazte algunas preguntas antes de comprar algo nuevo. Tu billetera, tu salud  y el planeta te lo agradecerán. Tener lo necesario es esencial para tener una vida sustentable.

3. Compra local 

Prefiere comprar productos hechos a mano o de pequeños comerciantes. Apoyar a las PYMES y nuevas emprendedoras es crear una nueva economía, más de comunidad y amigable con el medio ambiente, además de asegurarte de que se cumpla con buenas condiciones laborales.

Es cosa de recordar la tragedia de Rana Plaza en abril del 2013, donde murieron miles de trabajadoras por el colapso del edificio. ¿Alguna vez te has preguntado quién hizo tu ropa? La #fashionrevolutionweek es para escribir un artículo completo, sigamos con los hábitos sustentables mejor.

4. Cuida los recursos naturales 

El 70% de la superficie del planeta Tierra está cubierta por agua, pero no por eso vamos a derrocharla.

El mínimo gesto para ahorrar agua es evitar cepillar tus dientes con el agua corriendo y si el agua de la ducha se demora en salir caliente, recolecta en un balde el agua fría y úsala para rellenar el estanque del WC o para regar tus plantas. Usa la lavadora de ropa o el lavavajillas con carga completa y si lavas algo a mano, no lo hagas con el agua corriendo. Cada gota cuenta.

ciudad sostenible

¿Sabes qué es el consumo vampiro? 

Es el consumo de energía que se genera al dejar enchufados los aparatos electrónicos mientras están en desuso. Sí, todos los cargadores enchufados están consumiendo energía eléctrica. Por eso la invitación es crear el hábito de desenchufar la mayor cantidad que puedas (por favor, no desenchufes el refrigerador lleno de comida ni el router).

5. Prefiere productos reutilizables 

Bolsas, cubiertos, bombillas, pilas, pañales, etc… Opciones sobran. Si eres de las que come fuera de casa, puedes empezar por invertir en cubiertos metálicos en vez de aceptar los plásticos desechables.

Y claro, estamos de acuerdo en que no hay nada mejor que un rico café y qué más placentero que tomarlo en tu tazón favorito y no en vasos de polipapel que no se reciclan. Por eso te recomiendo que optes por tener tu vaso térmico reutilizable.

Además, las que menstruamos, todos los meses desechamos productos de higiene personal. Pero esto lo puedes evitar invirtiendo en la copa menstrual, calzones menstruales o toallitas reutilizables de tela. Estos productos duran alrededor de 2 años y luego, los que son de tela se pueden compostar. Son cómodas y te juro que no producen ningún mal olor.

6. Conéctate con la Tierra 

Vuelve a los orígenes y empieza a cultivar tus propios alimentos. Si vives en un departamento y no tienes el espacio para tener tu propia huerta urbana, puedes empezar por cultivar algunas hierbas aromáticas para cocinar como, por ejemplo, ciboulette, romero o albahaca. 

Otra manera de conectar con la tierra es compostar tus residuos orgánicos en una compostera y si no tienes esta posibilidad, te sugiero que averigües sobre las vermicomposteras, una opción bastante más pequeña y fácil de mantener. 

Yo tengo una que me entregó la municipalidad de Providencia. Ahí desecho los residuos orgánicos, que es el alimento para la lombriz que vive en la vermi y produce humus (sus heces), un excelente fertilizante para las plantas.

Y si no quieres hacerlo en tu casa, hay algunas empresas que van a buscar tus residuos orgánicos y después te entregan el humus listo para su uso. No hay excusas, es solo una cuestión de voluntad.

Vida sustentable

¿Sabías que sostenible y sustentable son sinónimos? La RAE ya los reconoce como tal y su significado es un producto o proceso que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar daño al medio ambiente.

Así es que llámalo sustentable o sostenible, da igual como quieras decirle, lo importante no es la semántica, sino que tomes acción y hagas un cambio ahora ya para tener una vida más sustentable.

Verónica Orb
Diseñadora Industrial
Asesora de imagen
Consultora método KonMari™️