Iyengar Yoga

Iyengar Yoga y la conciencia corporal en las clases online de Catalina Carreño

Iyengar Yoga y la conciencia corporal en las clases online de Catalina Carreño 1Por @patyleiva

Catalina Carreño (@catacarrenoiyengaryoga) es profesora de Iyengar Yoga, tenía su escuela en Barrio Lastarria y, como a la gran mayoría, la pandemia la obligó a cambiar de switch y probar otras vías para no abandonar a sus alumnos y poder seguir dando clases de esta disciplina que imparte desde el año 2008.

Hoy tiene clases online todas las tardes a las 19:00 hrs, en las que trabaja intensamente la conciencia corporal, una valiosísima herramienta para para abrir áreas del cuerpo que se encuentran bloqueadas y a su vez, la conexión entre las distintas partes del cuerpo que se descubren y exploran a través de la practica del yoga.

 

He tomado sus clases y han sido especialmente provechosas (y placenteras!) en el sentido de que te ayuda a elevar el espíritu y a mantenerte firmes pero flexible en estos momentos tan inciertos. También sentí que mi cuerpo avanzaba más de lo que yo creía poder lograr, y me recalcó la importancia de disfrutar y apreciar el proceso más que la meta final.

Conversamos con Catalina Carreño y le preguntamos todo lo que necesitamos saber sobre la práctica del Iyengar yoga.

¿Quiénes lo pueden practicar Iyengar yoga? ¿Hay limitaciones físicas?

Cualquier persona que se interese, puede practicar Iyengar yoga. No existen las limitaciones físicas, gracias al uso de los props (elementos). Además de mencionar que tiene una rama terapéutica.

¿Qué evolución has notado en tus alumnos después de un tiempo de práctica?

Los alumnos manifiestan mejoras en su bienestar en general, físicamente se sienten más activo y ágiles, disminuyendo o eliminando sus dolores físicos. Además de que duermen mejor, se sienten con más energía y más calmos para enfrentar las dificultades.

¿Cómo llegaste al yoga?

Conocí el yoga en Buenos Aires, mientras estudiaba teatro. Era uno de los talleres complementarios. Y conocí el Iyengaryoga, después de tener a mi primera hija.

¿Qué es lo que más te gusta de esta disciplina?

Lo que más me gusta del Iyengar es el alineamiento de la postura y la posibilidad de usar los props que te acercan a un asana que de otra manera no podrías ni siquiera intentar.

¿Tienes alguna recomendación alimenticia para enfrentar mejor preparadas las clases?

Normalmente se recomienda no comer ni tomar nada 2 horas antes de la práctica. Si tienes mucha hambre, un plátano o una barrita ayudan, igual nada líquido! Si no, cuando estés de cabeza puede ser molesto.

¿Cómo te has adaptado como instructora en este momento de aislamiento social?

Creo que el aislamiento social nos ha dado una gran oportunidad de salir de nuestra zona de confort y reinventarnos, buscando nuevas maneras de conectarnos y crear comunidad. Yo estoy dando clases diarias online, hablo por teléfono con mis alumnos para mantener el contacto más personal. Y cómo practicante, mantengo mi práctica personal y tomo talleres, tanto de asanas y enseñanzas como de filosofía y estudio de textos.

En instagram encuentras a Catalina Carreño Iyengar Yoga como @catacarrenoiyengaryoga, su correo es [email protected] ahí puedes comunicarte con ella para dudas, consultas y contratar clases grupales o particulares.