Barrio Victoria

Barrio Victoria, una maravilla medio escondida

El comercio del Barrio Victoria es un lugar para sacarle la lengua a las importaciones y darse el tiempo de apreciar productos hechos con materiales nobles.

Barrio Victoria
POR @INFANTE
Hace sólo unos días pudimos conocer el Barrio Victoria en este tradicional sector de Santiago que se caracteriza por congregar locales especializados en trabajar el cuero, y que ofrecen una serie de productos que van desde zapatos, mochilas, carteras, billeteras, porta documentos y aplicaciones en el material para que intervengas tu ropa o accesorios.

Al llegar al encuentro, nos fuimos enterando que el Barrio Victoria es parte del programa de Barrios Comerciales Protegidos de Sercotec que busca entregar dinamismo a los negocios y comercios locales, mejorar los espacios públicos y el entorno urbano, dotarlo de elementos para aumentar la identidad cultural del barrio y promover la asociatividad para fomentar la colaboración.

En este mismo esfuerzo se encuentran otros sectores de Santiago como Patronato, Independencia, San Diego, Ictinos y las hermosas galerías tradicionales de Providencia entre Miguel Claro y Manuel Montt.

 

La ubicación del Barrio Victoria

El Barrio se ubica en calle Victoria, entre las calles San Francisco y Nataniel Cox, en Matta Sur.

Llegar y como enamorarse del entorno fue una sola cosa: los comerciantes, muchos con familia de tradición en el arte del cuero, se han dejado asesorar y han ido de a poco hermoseando sus fachadas con mosaicos.

No sólo eso, han sido capaces de organizarse para recibir cursos de redes sociales y adquirir conocimientos que les permitan colocar el barrio por sobre la oferta insípida de los centros comerciales.

Comercio Barrio Victoria

Productos hay para lanzar la chuña, con modelos hermosos, y una factura de calidad absoluta. Una de las invitadas al tour dio con la frase perfecta: “¡¡¿Qué hago yendo a los centros comerciales!!?”.

Los comerciantes del sector, que implica varias cuadras, están abocados en dar a conocer sus productos y el lugar.

La verdad, es un lugar bacán para sacarle la lengua a las importaciones y darse el tiempo de apreciar productos hechos con materiales nobles.

Está abierto de lunes a sábado y de verdad, vale la pena darse una vuelta porque se encuentran zapatos y accesorios para todos.