Aprende a identificar tu tipo de piel y cómo cuidarla

¿Sabías? No todos los productos ni tratamientos sirven para todos los tipos de piel. Los errores más típicos que cometemos son justamente porque no sabemos de qué tipo es y cuáles son los tratamientos que necesita...
 

Aprende a identificar tu tipo de piel y cómo cuidarla 1

por Teresa

A veces tenemos la piel grasa y buscamos a toda costa eliminar los rastros de grasitud. Otras, sentimos que nuestra piel está muy bien y decidimos no hidratarla, o bien compramos cualquier producto que simplemente diga “hipoalergénico”. Estos ejemplos son errores típicos que cometemos con nuestra piel, principalmente porque no sabemos cómo identificar de qué tipo es y cuáles son los cuidados que necesita. La maquilladora de la ONG Te Protejo, Yuri Baptista, nos contó cómo identificar nuestro tipo de piel, cómo cuidarla y qué productos evitar.

Piel grasa
Características: Brillo visible y poros dilatados. Presencia de lesiones inflamatorias, espinillas y puntos negros.
El tratamiento en esta piel no debe eliminar la grasitud, sino que equilibrarla para lograr un aspecto saludable.
Productos: Desmaquillantes y limpiadores suaves. Para hidratar hay que usar cremas ligeras y matificantes.
Evitar: Productos con alcohol o con aceite.

Piel seca
Características: Poca flexibilidad, tirante, opaca, poros cerrados, muy fina. Tiende a descamarse con mayor facilidad.
El tratamiento en esta piel busca recuperar su flexibilidad para evitar la inflamación.
Productos: Desmaquillar y lavar con suavidad. Usar jabones, lociones y cremas hidratantes y humectantes, preferir las leches por sobre los mousse.
Evitar: Productos astringentes.

Piel normal
Características: Equilibrada. Es suave al tacto, tiene un tono uniforme. Los poros son poco visibles y no presenta imperfecciones aparentes.
Esta piel es difícil de encontrar. Resiste bien a factores como el sol, el frío, el agua, pero esta propiedad se pierde con el paso del tiempo.
Productos: Se puede usar todo tipo de desmaquillantes y limpiadores. Hay que hidratarla, aunque no parezca necesitarlo. Exfoliantes suaves y mascarillas semanales son un buen tratamiento.

Piel mixta:
Características: Partes secas, partes normales y partes grasas (en general la “zona T”: frente – nariz – mentón)
El tratamiento debe ser por separado, para lo que hay que identificar las zonas normales, grasas y secas.
Productos: Limpieza y purificación para las zonas grasas, hidratación para las zonas normales, humectación e hidratación para las zonas secas. Existen productos para miel mixta que detectan las diferentes zonas de la piel para cubrir las necesidades de cada una.
Evitar: Productos oleosos, limpiar exageradamente la piel, productos muy abrasivos.

Piel sensible
Características: Debilidad de sus defensas naturales, piel que se enrojece y se irrita con facilidad con los cambios de temperatura o el uso de productos.
El tratamiento busca restaurar y fortalecer la barrera humectante de la piel.
Productos: La limpieza debe ser no abrasiva. Usar productos hipoalergénicos, específico para pieles sensibles. Tener cuidado con los tratamientos anti edad, ya que pueden dañar e irritar.
Evitar: Productos abrasivos, cambios bruscos de temperatura.

Para más consejos y tips de maquillaje, pueden seguir a Yuri en su Instagram o en el canal de Youtube de Te Protejo. Además, la semana pasada la ONG lanzó una alianza con la marca francesa cruelty free, Le Petit Olivier, que entregará el 10% de sus ventas online a Te Protejo.

Foto: Tamara Bellis en Unsplash.com