método KonMari

6 Reglas para aplicar el método KonMari™ de Marie Kondo

El método KonMari es simple y maravilloso, por eso Verónica Orb te enseña cómo se aplica y las reglas que sí o sí tienes que seguir para no fallar en el intento.
 

método KonMari

Por Verónica Orb
El método KonMari es un sistema de organización desarrollado por la japonesa Marie Kondo. En él nos enseña a ordenar eligiendo sólo las cosas que le hablan a nuestro corazón y, por efecto secundario de esa selección, dejamos ir con gratitud las que ya cumplieron un propósito en nuestra vida.

Hoy quiero enseñarte las 6 reglas que debes seguir para realizar el método KonMari y que el resultado final sea realmente transformador y deje de ser el típico día angustiante donde tu casa queda más desordenada que antes, te ves abrumada por la cantidad de cosas que tienes y, en la desesperación, guardas todo nuevamente en el fondo de tu clóset sin saber lo que tienes, o sea, quedas peor que antes. Te ha pasado, ¿cierto?

Y sí, yo sé que las reglas son una lata y que a veces se pasa mejor rompiéndolas, pero te juro que estas son fundamentales para mejorar tu calidad de vida a través del orden.

1. Comprométete con el orden

Si eres de las personas que guarda cosas pensando que algún día las usará o te da pena soltar un objeto con valor sentimental, esta regla es fundamental.

Debes estar 100% comprometida a valorar más el espacio que las cosas. Esto quiere decir que vas a tener que decidir qué quieres que permanezca en tu vida y qué dejas ir.

Por lo general, tenemos algunas cosas que sólo están acumulando polvo o provocándonos frustración por no ser de nuestra talla en el clóset. ¡Por eso tenemos el clóset lleno de ropa y nada que ponernos!

Piensa: si quieres llegar a tu peso ideal, debes comprometerte a bajar el consumo de carbohidratos y hacer ejercicio 2 veces a la semana. Esto es lo mismo: firma un contrato contigo misma y pon manos a la obra.

2. Imagina tu estilo de vida ideal

Esta es la regla más importante y la que menos se conoce. Personalmente (antes de ser consultora), apliqué el método KonMari en dos ocasiones, sin lograr mis objetivos, ya que no había pensado en cómo quería que fuera mi vida después de ordenar.

Dicen que la tercera es la vencida y en este caso así fue. Después de ir al seminario con Marie Kondo en NY el 2019, me preparé un rico café y me senté a pensar, libreta en mano, en la razón principal para ordenar. Yo quería invertir menos tiempo en limpiar mi casa, quería que siempre se viera ordenada a pesar de tener un hijo y todos sus juguetes, también comprar menos y sólo tener las cosas que uso.

Busqué inspiración en Pinterest e Instagram y me hice un collage con fotos que me transmitían sensación de calma. Mi objetivo final era tener más tiempo para hacer lo que realmente me gusta.

Casa ordenada

3. Comienza por descartar

Nos han enseñado que ordenar es mover cosas de lugar, pero ordenar de manera efectiva es elegir lo que se queda y darle un lugar a cada una de esas cosas.

Con el método KonMari, vas a recolectar todo lo que tienes por categoría y vas a decidir si ese objeto merece pertenecer a tu espacio ideal, si sigue cumpliendo un propósito en tu vida o si la puede cumplir en la vida de alguien más.

Debes liberar espacio antes de volver a guardar. Sólo una vez que hayas definido lo que se queda, puedes buscar soluciones de almacenamiento como cajas u organizadores. Marie dice: “Cuando estés decidiendo si algo permanece en tu vida, pregúntale a tu corazón, para darle un lugar, pregúntale a tu hogar” 

4. Ordena por categoría, no por ubicación

Esta es la mayor diferencia con otros métodos de organización que estudié. El método KonMari es realmente eficiente porque Marie Kondo nos invita a revisar nuestras pertenencias dividiendo los objetos en 5 categorías

1.     Ropa
2.     Libros
3.     Papeles
4.     Komono (todo lo que no es ni ropa, libros o papeles)
5.     Objetos con valor sentimental

Acá no importa si lo usaste en los últimos seis meses o el último año, lo importante es que te encante, que te produzca ese escalofrío cuando lo tienes entre tus manos y que siga cumpliendo un propósito en tu vida.

Por ejemplo: cuando era tripulante, tenía tres cosmetiqueros: uno en mi casa, uno en el carry-on para retocarme durante el vuelo y otro en la maleta grande que llevaba a los destinos. Si hubiera ordenado por lugar (cada maleta), no me habría percatado que tenía 15 labiales rojos, que era el que me exigían para cumplir con la uniformidad. Pero al ordenar por categoría -maquillaje-, me di cuenta de que de los 15 labiales que tenía en el mismo tono, sólo 3 me gustaban y me hacían bien. Los otros me daban alergia o ya estaban en mal estado. 

Al reunir lo de la misma categoría en un mismo lugar, nos enfrentamos a todo lo que tenemos, la famosa montaña, y solo así podemos elegir lo que permanece en nuestra vida y lo que no.

ropa organizada por colores

5. Sigue el orden correcto de las categorías

Ordenar en el orden correcto de las categorías, va a entrenar tu músculo de decisión. Se empieza con la ropa porque es lo que usamos todos los días, está en contacto con nuestra piel, es lo único que sale de nuestros hogares y es lo más reemplazable.

Se sigue con los libros, que deben representar a la persona que eres y qué quieres ser en el futuro. Luego con papeles, ya que por textura es muy similar a los libros, sigues con komono y finalizas con objetos sentimentales. Porque no es lo mismo comenzar tu fiesta del orden decidiendo si conservas o no tu vestido de novia, que hacerlo cuando pasaste por las otras categorías.

Evita el fracaso y ordena por las categorías que te sugiere Marie Kondo y su método KonMari.

6. Pregúntate si te produce felicidad

Al ordenar, debes recolectar todo lo de la misma categoría y tomar cada objeto con tus manos cerca de tu corazón. Ahí es cuando debes preguntarte cómo te hace sentir, si te gusta, si te representa, si lo volverías a comprar y ponerte en el caso de que estuviera roto: ¿lo repararías?

Si conservas algo por compromiso o por el precio que pagaste y la verdad es que no te gusta, pregúntate si podría servirle a alguien más. Existen muchas alternativas antes de tirarlo a la basura. Regala, vende, recicla o dona: es la mejor manera de alargar la vida útil de un objeto.

Cocina perfecta

Marie Kondo es la autora de los libros La magia del orden, La felicidad después del orden, el libro de ilustraciones infantiles llamado Kiki & Jax y Joy at Work, en el que junto al psicólogo Scott Sonenshein explican cómo encontrar la felicidad en el espacio de trabajo -aplicable también al teletrabajo-.

Si quieres entender mejor en qué consiste este proceso de ordenar tu casa, puedes ver la serie en Netflix A ordenar con Marie Kondo, en ella Marie ordena las casas de distintas familias, transformando sus vidas. Este 31 de agosto estará al aire la segunda temporada llamada Sé feliz con Marie Kondo y en esta ordenará más que casas. Yo estoy muy ansiosa por ver con qué nos va a sorprender en los próximos capítulos.

Para más información sobre el método KonMari no puedes dejar de leer el artículo que escribió Paty Leiva en 2016, donde nos hace un excelente y completísimo resumen sobre el libro La magia del orden.

Como consultora del método KonMari, mi labor es guiarte para decidir qué encaja en tu visión de estilo de vida ideal, y después de que revisemos cada categoría y decidas lo que permanece y lo que no, te doy soluciones creativas que permitan mantener la organización para que así mejores tu calidad de vida a través del orden.

“La mejor manera de descubrir lo que realmente necesitamos es deshacerse de lo que no”, Marie Kondo.

Diseñadora Industrial
Asesora de imagen
Consultora método KonMari™️