Abendbrot: comer pan y tomar cerveza


por Paty Leiva

La semana pasada, unos amigos alemanes nos invitaron a su casa a compartir un Abedbrot. Abend significa noche, y brot significa pan. Se ponen muchas cosas ricas en la mesa y distintos tipos de pan para rellenar. Osea que Abendbrot vendría a ser una once. Pero la gran diferencia es que en esta “once” alemana no se toma té ni café, sino: ¡cerveza!

Cuando le conté a mi amiga Carola, casi saca pasaje a Berlín. Y es que es una muy deliciosa idea que se encuentra entremedio de “el tecito” y el “picoteo”.

Me encanta conocer y adoptar distintas costumbres de países aunque éstos no tengan nada que ver conmigo. Me contaban que en Holanda, por ejemplo, no se almuerza como acá, sino que se come una especie de merienda (pancito) al mediodía, y después del trabajo se come la gran comida del día (me acordé de los hobbits que desayunan más de una vez!).

En México, algunas personas dividen las comidas del día en: desayuno, almuerzo, comida y cena. El almuerzo es una comida que va tipo 12 del día, un semi almuerzo (porque nunca es tan liviano) para aguantar hasta la comida (nuestro almuerzo) tipo 3 ó 4 de la tarde. Sería como un “brunch”, la mezcla gringa entre breakfast y lunch.

Y bueno, en Chile tomamos once y comida, aunque yo hago una mezcla en las noches. Ustedes comen o toman once (o toman el té), o las dos?





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>