Valora la opinión de [email protected] jóvenes

La Tremenda Isis opina que se debe tomar en cuenta la opinión de [email protected] jóvenes, porque son el futuro y les afecta. Pero también porque son diferentes.
Opinión de l@s jóvenes

Por la Tremenda Isis Riquelme (21) Santiago, Chile
Siempre se nos ha dicho que somos el futuro, que de nuestras acciones dependerá el curso que tomemos como especie, sin embargo, se ignora la opinión de [email protected] jóvenes.

La educación es la clave

En primer lugar, se nos educa en desigualdad. La educación es la clave para que los niños puedan crear soluciones para el futuro, pero no recibimos la misma educación: yo no recibo la misma educación que una persona de la zona oriente de Santiago de Chile. Al mismo tiempo, una persona que estudia en un liceo técnico profesional, tampoco recibe la misma educación que alguien que estudia en la Universidad Católica.

Y es algo que comienza en la infancia: los niños aprenden diferente dependiendo de en qué zona del país estudien. Y eso va en aumento según la condición socioeconómica y si se es mujer. La educación segrega en este país y eso concluye en opiniones que valen más que otras.

 

Es en la educación donde podemos forjar a los futuros profesionales, los futuros ciudadanos y donde nos pueden transmitir los hábitos y el respeto a la madre tierra, para que de una vez por todas aprendamos a vivir en armonía, donde la paridad, la inclusión y el pensamiento ambiental ecocentrista sean práctica de todos los días.

Pero sin olvidar que la opinión de [email protected] jóvenes siempre es válida sin importar sus títulos o escolaridad.

Niñ@s en clases
Imagen de CDC en Unsplash

La opinión de [email protected] jóvenes en la toma de decisiones

Además, se excluye la opinión de [email protected] jóvenes de las decisiones importantes. Por ejemplo, en la nueva constitución, lo que se decida hacer afectará a todos y todas las chilenas, de aquí a por lo menos 30 años más, por ello su influencia afecta a los niños y jóvenes, pero no tienen en cuenta su opinión.

O cuando se procede a hacer leyes que nos involucran, como que a los 14 años seamos imputables y sancionables por delitos, pero no así para el derecho de ejercer el voto. Cuando se escribió la ley, no había un carácter consultivo: no encuestaron o entrevistaron a los principales afectados.

Un niño citadino tiene distintos requerimientos que un niño rural, o un niño indígena, y la realidad de las niñas y jóvenes en Chile no es la misma que la de un niño varón. Deben tomar la opinión de [email protected] jóvenes en cuenta, escucharlos. Y si bien cada vez se abren más espacios para [email protected] niños y jóvenes, falta en muchos lugares que se escuche nuestra voz (poder judicial, la constituyente, los acuerdos internacionales que nos afectan, etc).

Nosotros no ignoramos nuestro potencial de incidir en las acciones y políticas del mundo real. Hemos dirigido grandes revoluciones, estallidos y cambios de paradigmas a nivel cultural en los últimos 100 años porque comprendemos que somos el presente, el futuro, y la historia nos pertenece.

Nuestro futuro

La actual revolución incluye cambio de hábitos pero por sobre todo incluye sensibilización, donde la empatía es nuestro escudo y las acciones colaborativas nuestra lanza. Tenemos una fuerza tal no solo por nuestra corta edad, sino porque aquel que está en riesgo, es decir, nuestro futuro, familias, amigos, hermanos e hijos.

Los tomadores de decisiones intentan enfrentar 100 años de daño ambiental y solucionarlos en tan solo 9 años, antes de que las consecuencias sean tan graves que cuesten las vidas de millones de personas y de la de millones de especies con las que compartimos el planeta.

No releven la sensibilidad que guardan nuestros corazones. Cuando miren a otros jóvenes a los ojos encárguense de hacerles saber lo especiales que son, que cada uno de ellos es capaz de llevar a cabo una acción y que miles de esas pequeñas acciones formarán un océano en el que no todo está perdido y aun vale la pena esforzarnos.

Sabemos que hay mucha gente en nuestra sintonía, y que va a responder a este llamado, les volvemos a pedir que crean en nosotros, sus niños, sus hijos y en nuestros sueños, porque la fuerza que nos den cambiará el rumbo de toda la humanidad. Valoren la opinión de [email protected] jóvenes.

Isisi Riquelme pertenece a Tremendas, puedes seguirlas como @tremendascl, conocer más sobre la fundación en su sitio web tremendas.cl y escuchar la entrevista que hicimos a Julieta Martínez, fundadora de Tremendas en nuestro podcast Zancada.