Sólo necesito un perro

“Sólo necesito un perro (o muchos)”, una guía para entender, amar y cuidar a tu perro

El libro "Sólo necesito un perro (o muchos)” es una guía para entender, amar y cuidar a tu perro, escrita por Isadora Díaz-Valdés, una mujer que dedica gran parte de su energía al rescate y cuidado del más fiel de los compañ[email protected], e ilustrado por Catalina Bu, autora de "Diario de uno solo".
 
"Sólo necesito un perro (o muchos)", una guía para entender, amar y cuidar a tu perro 1Por @patyleiva

A fines de este mes podremos encontrar el libro “Sólo necesito un perro (o muchos)” en librerías. Esta guía para entender, amar y cuidar a tu perro está escrita por Isadora Díaz-Valdés, una mujer que dedica gran parte de su vida al más fiel de los compañ[email protected], e ilustrado por Catalina Bu, autora de “Diario de uno solo”. Conversamos con ella sobre si vida alrededor de los perros y sobre cómo surgió la idea de este libro editado por Planeta, que ya queremos tener en casa.

¿Tienes conciencia de cuándo empezó tu amor por los perros?

Siempre me gustaron, crecí en un condominio de muchos blocks donde vivían aguachados muchos perros y siempre llegaban nuevos. Como éramos hartos niños, ellos nos acompañaban todo el día y todos teníamos preferencia por alguno. Para mí eran como mis perros pero que no podía tener adentro de la casa. Mi pasillo favorito del supermercado siempre fue el de mascotas y me paseaba viendo las bolsas de comida de perro y los accesorios imaginando qué cosas le compraría al mío. Juntaba unos suplementos de razas de perro que salían todos los fines de semana en La Tercera y los mandé a empastar e hice un gran libro de todas las razas.

Desde chica siempre mis prioridades fueron los animales que me rodeaban, organizaba rifas con mis amigas para juntar plata para los perros y gatos del condominio y vivimos demasiadas anécdotas e historias que nunca terminaría de contar, algunas terribles como cuando envenenaron a todos los perros y los empezamos a encontrar muertos en distintas partes, y otras muy bonitas con finales felices de adopción y reencuentro con sus dueños.

¿Cómo surgió la idea de escribir “Sólo necesito un perro (o muchos)”?

Con la Cata Bustos (que ilustró el libro) somos muy amigas y a las dos nos gustan mucho los perros. Hace unos años, tomando cerveza y conversando, pensamos que sería muy bacán que hiciéramos un libro sobre perros, un libro que pudiera educar y que fuese lindo a la vez, sentíamos que no había ninguno así. Todo quedó como una idea, se la contamos a un par de personas y meses después, Diego González, que es editor en Planeta, me comentó que le habían hablado sobre esta idea que teníamos y quería que la trabajáramos juntos con la editorial.

Vimos que la bajada dice “Guía para entender, amar y cuidar a tu perro” ¿De qué se trata?

Es un libro/guía donde mezclo mi experiencia personal, con consejos para convivir en armonía con un perro, desde el momento en el que piensas “me gustaría tener un perro” hasta que tenemos que despedirnos.

Creo que aunque algunas personas no tengan perros y tampoco esté en sus planes, todos convivimos con ellos igual, están en las calles (lamentablemente) o en la casa de nuestros amigos o abuelitas, así que encuentro importante que aprendamos a entenderlos y respetarlos sin humanizarlos tanto. Humanizar al perro en cierto nivel es hacerle daño aunque no nos demos cuenta.

¿Cómo fue la dinámica de trabajo con Catalina Bustos?

Primero escribí el libro y mientras iba avanzando, iba poniendo lo que me imaginaba como ilustración, lo marcaba en un color y ponía “aquí podría ir un perro con un hueso, aquí esto otro”. Después la Cata lo leyó, vio todo y conversábamos sobre los dibujos. En muchos casos la Cata me decía “oye en esta parte este dibujo podría ser de esta otra forma” y así avanzábamos. Yo confío completamente en las ideas de la Cata, la admiro mucho y la encuentro muy muy creativa, soy como su fan/amiga así que todos los dibujos que mandaba me gustaban mucho y quedaban mejor de lo que yo me imaginaba.

"Sólo necesito un perro (o muchos)", una guía para entender, amar y cuidar a tu perro 2¿Habías pensado alguna vez en escribir un libro?

Sí! Jaja, cuando niña, tal vez iba en sexto básico. Me acuerdo que decía “ya, voy a empezar mi libro”, abría word y empezaba a escribir una historia tipo “Había una vez…” y nunca sabía cómo desarrollar la historia así que y lo dejaba ahí guardado. Nunca me lo tomé en serio, después nunca pensé que iba a pasar de verdad.

Yo se que puede ser difícil, pero, ¿Podrías describir lo que sientes por los perros?

Oh jaja no sé, es como un amor incondicional tal vez, encuentro que son animales muy cuáticos, evolucionaron del lobo por nosotros y son tan inteligentes, fieles e incondicionales que siento que les debemos mucho, no nos merecemos tanta lealtad por parte de ellos. Pase lo que pase siempre están con nosotros y aún así hay gente que los hace sufrir.

¿A quiénes les recomiendas comprar el libro? 

Se lo recomiendo a personas que sean amantes de los perros pero que los ven como seres sintientes, probablemente a una persona que le gustan los perros pero cree que solo son animales y que tienen que estar en el patio no le va a gustar, pero igual sería bacán que lo leyera. Y sobre alguna edad, creo que es para adolescentes y personas adultas también. Me gustaría que pudieran leerlo en colegios y que los más grandes quieran tenerlo en la mesa de su living.

Cuéntanos sobre los perritos que has tenido.

He tenido tres, o dos y medio. La Branca fue mi primera perra y murió el 2017 con 16 años, era una cocker muy cariñosa y tranquila, muy distinta a la percepción que tiene la gente de los cocker. En el libro hablo mucho de ella.

"Sólo necesito un perro (o muchos)", una guía para entender, amar y cuidar a tu perro 3

Después viví con el Toldo y la Mini Bilz, él es mezcla de galgo con algo y la Mini es galgo, los dos rescatados de la calle. Toldo ya no vive conmigo pero nos vemos harto y son como hermanos con la Mini, son muy distintos en personalidad, él es muy inteligente y comunicativo y la Mini es muy pava, se nota que por años nunca la educaron y recién conmigo está aprendiendo lo que era un reto, una felicitación, hasta qué es dormir en una cama.

Deja un mensaje de tenencia responsable.

Ser responsables de nuestras decisiones, ser empático con nuestros perros y asumir las obligaciones que conllevan tener un animal. En Chile hay 255 mil perros abandonados y la gran mayoría tuvo dueño. Por eso antes de tener un perro tienen que pensar bien si pueden o están dispuestos a dedicarle el tiempo para sacarlo a pasear, cuidarlo, ponerle collar con identificación y chip, considerar si tienen las condiciones para comprarle y darle comida todos los días, llevarlo al veterinario, y no hacerlo sufrir.

Muchas personas abandonan a sus perros o los maltratan no por maldad, sino que por falta de educación, así que con este libro espero poder ayudar un poco en este último punto para poder evitar que más perros sufran o terminen en la calle.