tendencia tie dye

Llegó la tendencia Tie-Dye, ¿nos atrevemos a usarla?

Mi primer acercamiento con la tendencia Tie-Dye fue a principios de otoño en Zara, andaba vitrineando y le puse el ojo a una camiseta de manga larga con esos típicos manchones hippies que había odiado toda mi vida, pero se me metió en la cabeza y volví después a buscarla.
 

tendencia tie dye

Por Miranda Girl

Mi primer acercamiento con la tendencia Tie-Dye fue a principios de otoño en Zara. Andaba vitrineando y le puse el ojo a una camiseta de manga larga con esos típicos manchones hippies que había odiado toda mi vida.

Me dije a mi misma “déjate de mirar eso inmediatamente, antes muerta que hippie”, porque me carga esa onda, prefiero el negro clásico y las chaquetas de cuero.

El tema es que se me metió en la cabeza, y más encima no era nada de cara, así que ya sabemos en qué terminó la cosa: fui semanas después a comprarla, me la puse mil veces y la amo.

La historia de la tendencia Tie-Dye data de los años setenta, cuando los jóvenes hippies amarraban su ropa y la echaban a teñir, el resultado eran unas manchas abstractas asociadas a la psicodelia de aquellos tiempos, es por eso que la relacionamos con el flower power y todo ese mundo.

Llegó la tendencia Tie-Dye, ¿nos atrevemos a usarla? 1

En los noventa vuelve nuevamente con fuerza y en colores flúor, su venta era masiva y en algunos casos también se le sumaba la aplicación de un logo, ya no era algo que los jóvenes hacían en sus casas, ahora tenía un sello mucho más comercial.

La novedad para nosotros, en este nuevo regreso del Tie-Dye, es que no lo veremos solo en prendas relajadas como poleras o calzas, si no también en prendas clásicas que nos sirven hasta para ir a trabajar, como faldas, pantalones de vestir, blusas, blazer, etc.

Los colores también son más variados, además de los flúor, veremos tonos cálidos como el terracota y el amarillo pálido. A todo esto, sumemos el denim, que también viene con una variedad de prendas desteñidas muy interesantes.