I May Destroy You

I May Destroy You, una serie única que te abre más los ojos

I May Destroy You es una brillante serie creada, escrita, co-dirigida y protagonizada por Michaela Coel. Yo empecé a verla sin tener idea de qué se trataba, solo atraída por la enigmática presencia de su protagonista, a quien vi en un tráiler caminando por las calles de Londres con un chaleco tejido con grecas y pelo rosado. Así que solamente comencé a verla y me dejé llevar. Son muchas las emociones que motiva cada uno de los episodios, pero por sobre todo, son sorprendentes y apabullantes la reflexiones que gatilla, rompiendo paradigmas y cuestionando estructuras preconcebidas que incluso ni habíamos considerado antes de vivirlas a través de Arabella.
 

I May Destroy YouPor @patyleiva
I May Destroy You es una brillante serie creada, escrita, co-dirigida y protagonizada por Michaela Coel. Yo empecé a verla sin tener idea de qué se trataba, solo atraída por la enigmática presencia de su protagonista, a quien vi en un tráiler caminando por las calles de Londres con un chaleco tejido con grecas y pelo rosado. Así que solamente comencé a verla y me dejé llevar.

La serie puede verse a través de HBO, antes, su creadora la había ofrecido a Netflix, donde también daban su serie debut Chewing Gum, pero el trato no fue conveniente. Llegó a una mejor negociación con BBC y HBO, y es gracias a eso que ella conservó los derechos y que podemos tener el placer de verla ahora.

Como no quiero meter spoilers, sólo diré que Arabella, la protagonista, es una escritora millennial que se encuentra en pleno proceso de trabajo tras ser fichada por una editorial gracias a su arrasador éxito en twitter.

La veremos escribir (o no), salir con gente nueva y con amigas de toda la vida; carretear y vivir experiencias más que intensas en las a ciudades de Ostia (Italia) y Londres, que son los escenarios que habita en la serie.

I May Destroy You, una serie única que te abre más los ojos 1

I May Destroy You esta basada en eventos autobiográficos de la vida de Michaela Coel, quien afirma lo catártico que fue llevarlos a la pantalla. El potentísimo resultado es incluso devastador, de una belleza única, que no deja de ser cruda ni directa en ningún momento.

Los temas son fuertes, no voy a mentir, la serie te zamarrea, pero no necesariamente te deja deprimida, es una reacción bastante particular la que provoca.

Son muchas las emociones que motiva cada uno de los episodios, pero por sobre todo, son sorprendentes y apabullantes la reflexiones que gatillan, rompiendo paradigmas y cuestionando estructuras preconcebidas que incluso ni habíamos considerado antes de vivirlas a través de Arabella.