Francisca Valenzuela

Francisca Valenzuela y su primer Movistar lleno de emociones

Nuestra queen Francisca Valenzuela debutó en un show propio en el recinto del Parque O'Higgins. Con el local casi lleno y con sus fans esperándola ansiosos, nuestro orgullo nacional salió a escena vestida con un enterito azul y un peinado que dejaba ver su rostro.
 

Francisca Valenzuela y su primer Movistar lleno de emociones 1

Por Jocelyn Jara

Nuestra queen Francisca Valenzuela debutó en un show propio en el recinto del Parque O’Higgins. Con el local casi lleno y con sus fans esperándola ansiosos, nuestro orgullo nacional salió a escena vestida con un enterito azul y un peinado que dejaba ver su rostro. Junto a su piano e imágenes proyectadas en las pantallas gigantes, empezaba a cantar “Castillo de cristal”. Iniciaba así la presentación de Francisca Valenzuela y su primer Movistar lleno de emociones.

Luego de eso, tiró toda la carne a la parrilla de una sola vez cantando “Qué sería”, mientras se movía de un lado al otro junto a sus bailarines que hacían que la presentación fuera aún mejor, para después continuar con la hot “Tómame” que hace que cada una de nosotras saque su lado más atrevido con esa sugerente y pegajosa letra. 

En la misma línea, continuó con “Quiero verte más”, uno de los mejores temas del disco Buen Soldado

Mientras tanto, todas y todos sus fieles seguidores cantaban casi de manera religiosa y de memoria cada canción que la Fran interpretaba a ratos sentada con su piano y otras veces bailando. 

Entremedio, se dio tiempo para cambiarse de ropa mientras cantaba nuevamente “Quiero verte más” en una versión bossa nova más relajada, y mientras sus bailarinas se movían al ritmo de la canción. 

Más tarde se vivió un largo rato que ella dedicó a sus canciones más emotivas y autobiográficas que en sus propias palabras, son muy importantes para ella y también les han servido a muchos de sus fans. 

Y pucha que tiene razón, porque cada letra que ella ha escrito desde su disco debut Muérdete la lengua, hasta Vida tan bonita, a mi me llega directo al corazón porque es inevitable no sentirse identificada entre el despecho de un mal amor o relación tóxica, el deseo hacia alguna persona, los demonios internos, el amor propio, el feminismo, y también lo social. 

Sin ir más lejos, debo decir que me emocioné durante todo el show y muchas de las personas que estaban en el público reaccionaron de la misma forma, incluso la misma Fran, que dijo en varias oportunidades que estaba emocionada y hasta se le vieron unas lágrimas por ahí.

Aquí fue cuando cantó las emocionales “No se trata de ti”, “Vida tan bonita”, “Flotando”, “Ansiedad (peleo con las sombras)” y “Afortunada”, entre otras.

Y es que cuando una artista completa como Francisca Valenzuela muestra su talento ante la audiencia, ella llena todo el lugar y hace que las emociones de todos estén a mil por minuto. 

Hubo canciones de todos sus discos y en cada una de ellas, la gente no paraba de seguirlas, lo que demuestra que su música está más vigente que nunca y que ha logrado reinventarse siempre fiel a su estilo de pop elegante, feminista y de una sensibilidad incalculable tanto en las letras como en la instrumentación. 

Casi no quedaron hits pendientes, pues nos entregó joyitas como “Peces”, “Dulce”, “Muérdete la lengua”, “En mi memoria”, “Héroe”, “Prenderemos fuego al cielo”, entre muchas otras. 

Mientras tocaba “Dulce” decidió bajar del escenario para estar más cerca de sus fans, por lo que se paseó por gran parte de los pasillos del Movistar, entre las filas de asientos y la gente que llenaba el lugar y que gritaba de euforia cuando la veían pasar cerca. 

Además contó con destacados invitados e invitadas, como Nicole, Princesa Alba, Dulce y Agraz, Abel Pintos y Noah Blanco con los que interpretó varios de sus éxitos, lo cual ya es parte del show que presenta a menudo la cantante. 

Hubo tiempo de un bis luego de cantar “Buen soldado” que fue una de las más pedidas por los fans y que desató la alegría de muchos que bailaban con el movido tema. Volvió al escenario para interpretar el clásico “Muleta” ella sola junto a su guitarra eléctrica. 

Luego, acompañada del videoclip proyectado a sus espaldas, cantó “La fortaleza” cerraba Francisca Valenzuela y su primer Movistar lleno de emociones.