Francisco Victoria

La nueva canción de Francisco Victoria: “Las ganas de compartirlo son más grandes que el miedo que me genera”

"Yo creí que eras mi amiga" es la nueva canción de Francisco Victoria. Hablamos con él sobre esta, su nuevo disco, ser artista y "High School Musical".
Cantante Francisco Victoria

Por Belén Leyton / Fotografías de Esteban Vargas
La nueva canción de Francisco Victoria se llama Yo creí que eras mi amiga. Es de esas canciones que me aprietan el pechito, la voz de Francisco ayuda mucho a eso. Conversé con un Francisco que tenía las 2 vacunas puestas, una boa verde al cuello y disposición para divertirse en una entrevista coqueta a la distancia -no olvidar que la pandemia sigue existiendo-.

Es compleja la nueva canción de Francisco Victoria, no es simplemente un relato de una traición, por eso tomé la decisión de no preguntar quién fue esa amiga gavilán -aunque creo que tampoco me lo habría dicho-.

—¿Por qué quisiste hacer esta canción?
—Era una necesidad media brutal de hacerla. Como esas canciones que no podí evitar hacerlas, por más mala onda que sean. El sentimiento era tan fuerte… De hecho, acababa de grabar una canción que ya salió y llegué a mi casa y me puse a componer esta. No le cambié ni una palabra desde que la compuse hasta que salió. Era hasta física esa necesidad de hacerla.

—¿De qué experiencia salió esa necesidad?
—Es bien explícita la letra: es una traición amistosa muy importante para mí. Creo que de las cosas más dolorosas que me han pasado en la vida. A medida que pasan los años, las cosas se complejizan y la vida se vuelve más difícil. Las amistades pa mí son mi familia, entonces cuando se rompe una, la pena es demasiado jevi y las traiciones se vuelven algo muy peculiar de analizar. Esta canción es eso, un recorrido por todos los recovecos de esa situación.

—¿No te da miedo exponerlo?
—(Suspira) Obvio que sí, me da miedo porque es demasiado personal, pero al mismo tiempo uno se siente tan solo en esos procesos que es bonito cuando las personas me escriben de vuelta porque les pasó algo parecido. Y supongo que ha pasado un montón en este tiempo, encerrados en nuestras casas, todos los conflictos se acrecientan, todas las cosas se vuelven más grandes, lo que pudo haber sido una conversación pequeña se convierte en una gran pelea.

He escuchado a muchas amigas y amigos que han terminado relaciones amorosas, relaciones amistosas y de pronto pensé en por qué no sacarla allá fuera si pude escribirla, si hacer música es lo es lo único que me mantiene a flote también. Supongo que las ganas de compartirlo son más grandes que el miedo que me genera lo vulnerable que me pueda poner.

Nueva canción de Francisco Victoria

La portada de esta nueva canción de Francisco Victoria es una mariposa entre rosa y morado. La trabajó con Esteban Vargas y Martín Badía. No querían una foto promocional, querían que fuese una obra de arte en sí misma. “Es una mariposa real que le compramos a un señor muy bacán que tiene un insectario gigante en el persa. Esteban la retrató en 35mm en blanco y negro, y luego eso se pasó a un fílmico de 35 mm de cine donde Martín Vadías la reveló a mano y la pintó a mano. Hicimos a lo menos 100 fotos distintas y esta fue la que quedó y no tiene ningún proceso digital.

Supongo que el significado también está abierto a interpretación y eso me parece interesante. Sucede algo con el color, con lo pictórico, en los niveles en que uno ve una imagen que siento que es lo que pasa con la canción también… porque no es sólo una canción pop, hay por lo menos 10 referencias a otras canciones dentro de la composición, en la letra y en los acordes. Siento que me armé un poco de esta seguridad para decir lo que dice la canción a través de referencias: hay cosas de Violeta Parra, de José José, incluso hay un sample de High School Musical, que es música con la que yo me siento muy seguro”.

El segundo disco de Francisco Victoria

La nueva canción de Francisco Victoria no tuvo cambios desde que la compuso el primer día, pero eso usualmente no le sucede. “Pa mí es superimportante que cada canción tenga su proceso correcto”. El resto del disco está en esa etapa, les falta aún para publicarse.

También está siendo cauteloso con la fecha de lanzamiento del disco. “Quiero que sea este año y estoy trabajando lo más posible para que sea así. Pero uno nunca sabe qué es lo que pueda suceder”.

—¿De qué se va a tratar el disco?
—Supongo que hay un hilo conductor sobre las heridas emocionales que te hacen darte cuenta de quién eres con respecto al resto, también tiene que ver con cierta maduración y de cerrar ciertos procesos. La canción anterior, Tírame al fondo el mar, es una conclusión de algo, es un cambio de etapa.

Es como una gran revisión de eventos bien importantes en mi vida en los últimos años que han hecho que sienta que había que capturar algo. Esa es la razón por la que estoy haciendo un disco. Se trata de ese punto final a cierta época de mi vida. Entender qué tanto me importan mis relaciones personales y qué tanto me definen a mí como persona y quién soy yo también.

—¿Y quién eres tú? ¿Quién es Francisco Victoria?
—Supongo que eso lo vamos a saber más con el disco.

—El primer disco, que igual salió hace rato, ¿en qué has cambiado musicalmente/artísticamente?
—Supongo que harto tiene que ver la manera de componer. Antes nunca me había acercado al piano, por ejemplo, y gran parte de las canciones están escritas en piano y se siente en cómo se interpreta.

También estoy entendiendo un poco más el lugar de mi voz, que ha sido un proceso superlargo de producir a otras personas pa llegar a entender muy bien qué es exactamente lo que estoy haciendo con mi voz. Supongo que eso es el oficio de entender quiénes son las otras personas con las que uno trabaja y qué los define a ellos o a ellas. Una perspectiva un poco más clara.

Y también hacer el ejercicio de yo mismo producirme, de entender qué es lo que hago y cómo plasmarlo. Eso es lo más distinto, porque el primer disco estuve acompañado de otro artista que me produjo, que lo quiero mucho. Y yo estaba en una situación de mucha más inexperiencia en ese momento y era harto más chico.

El proceso de este disco ha sido largo, pero siento que las vueltas son otras y ha sido mucho más importante sentirme bien en el proceso y pasarlo bien, no estar tan apurado ni tan ansioso. Me da lo mismo si el disco no es top charts o no sé qué, lo que más me importa es que 5 personas me escriban que su vida está siendo acompañada por la obra. Ese es el diálogo que busco con hacer canciones.

músico chileno

—El primer disco lo hiciste con Álex, ¿cómo es la diferencia a hacer todo tú?
—Aprendí mucho con él, entonces hay varios criterios que seguimos compartiendo, pero hay otros míos que han cambiado un montón. Es diez veces más presión, es no tener nadie con quien compartir esas decisiones, entonces toman más tiempo… yo creo que esa es la gran diferencia. Y nunca hay alguien que te diga si estás tomando la mejor decisión: tení que lanzarlo nomás, no sabí realmente si estai equivocado o no. Hay que confiar en eso, supongo. Tirarse a la piscina en cada canción, cada letra, cada palabra y cada melodía…

—¿Confías mucho en tus decisiones?
—No (se ríe). Depende del día, hay días que sí.

—¿Cómo lo has hecho con esto?, ¿se lo muestras a amigues?
—Sí, a veces muestro canciones a mis amigues, pero lo que no saben es que no sé si estoy escuchando tanto lo que dicen, sino cómo lo hacen mientras escuchan la música: si mueven la patita, si ponen atención, si agarran el teléfono es como uf, algo no está pasando aquí.

Me gusta ese feedback igual, que no es de músico o productor, sino que de personas que quiero que entiendan lo que se está diciendo en la música. Si es que no cumple esos estándares, es que hay algo que trabajar. Dilucidar qué es eso y decodificar qué es lo que tengo que hacer, es lo más difícil, yo creo.

Ser artista y gustarle a tu abuelita

En esta nueva canción de Francisco Victoria quería lograr que fuera una canción coherente entre la obra y la emocionalidad de la respuesta. Yo creo que lo logró. Su abuelita también debe pensarlo porque le gustó. Pero Francisco no está interesado en que su música le guste a [email protected]

“Nunca me he esforzado tanto para que le guste a todo el mundo, porque siento que en ese camino uno se pierde y genera cosas medias insípidas en vez de ser honesto nomás. Prefiero mil veces que alguien me diga ‘tu canción es pésima, me cargó’, o que me digan ‘me encantó’. La única cosa que me hace sentir mal es la indiferencia con respecto a las canciones.

Pero hasta ahora me siento contento porque incluso antes de sacar la música siento que ya cumplí un objetivo con la obra: que sea muy muy honesta y responda a ciertas cosas. No tengo miedo a hacer algo que no guste, porque si no gusta creo que está bien también, a todo el mundo puede no gustarle algo.

Tampoco busco una fórmula que suene sólo a mí y explotarla, porque eso se agota. Me interesa estar buscando cosas nuevas y maneras nuevas de plasmar lo que que quiero decir”.

—¿Estás orgulloso de tu trabajo?
Sí, me siento bien. Sobre todo porque últimamente me he esforzado mucho en el proceso del trabajo, en pasarlo superbién con toda la gente que está ahí. Con todo el equipo. Eso me tiene contento.

—¿Estás emocionado porque vuelvan los shows?
A veces me ataca el bichito de igual bacán para pegarse unos dancings y tocar con la banda, pero después intento apaciguar el sentimiento. Intento no hacerme tantas expectativas con eso. Cuando suceda, que va a suceder, espero que más temprano que tarde, vamos a estar ahí y va a ser bacán, pero intento no pensar tanto en eso.

Puedes escuchar la nueva canción de Francisco Victoria en Spotify y seguirle en Instagram: @frvnciscovictoria.