El amor después del amor

El amor después del amor

Hoy comencé a reflexionar sobre cómo se vive y se siente el amor después del amor.  A lo que me refiero es como se vuelve a sentir algo por otra persona después de haber experimentado un gran amor.
 

El amor después del amor

Por @camiestayv

Hoy comencé a reflexionar sobre cómo se vive y se siente el amor después del amor.  A lo que me refiero es como se vuelve a sentir algo por otra persona después de haber experimentado un gran amor. Como decía esa vieja canción:

“No hay más miedo que el que se siente cuando ya no sientes nada…”

Recuerdo que una vez, de chica, miré a una pareja de enamorados y le pregunté a mi madre: “¿Cómo es posible que dos personas se enamoren y sientan los mismo el uno por el otro?”, no recuerdo si esas fueron mis exactas palabras ni su respuesta, pero si la sensación de no comprender ese sentimiento recíproco.

El proceso de dejar de amar a una persona trae consigo un estado de neutralidad donde no sientes nada, un pequeño vacío necesario, una especie de limpieza del alma, una transformación que definitivamente se convierte en una metamorfosis de sentimientos.

Estos cambios son necesarios para poder reconstruirte, para poder entender y aprender del pasado que dará paso al presente que queremos. Sin embargo, el vacío es aterrador, genera pánico, incertidumbre y un profundo sentimiento de autoconocimiento que trae consigo un sinfín de perturbadoras preguntas: ¿Volveré a sentir nuevamente amor?, ¿Sentiré esa sensación una vez más?, la respuestas, claramente, no la tengo.

Hoy en día cuando pienso en el amor, este se parece más a una conexión emocional que a una conexión física (claro que tiene que haber una atracción física, lo sé), pero creo que prima más ese clic, que es parecido a cuando conoces a un gran amigo, sé que son cosas distintas, pero hoy busco un poco de aquello.

Debo reconocer que esta conexión me ha sido esquiva durante estos meses y cuando he sentido algo parecido a eso, esa persona tiene una vida en dónde no hay espacio para mí.

Quiero dejar claro que “aún creo en el amor”, como dice una gran amiga, pero no creo ni busco ese amor idealizado, ese que las películas de Disney te muestran. Creo en un amor maduro, que no tiene que ver con lo físico y se acerca más a lo intelectual y a aquello que te hace sentir conexión.

Estoy convencida de que el amor después del amor será diferente, más equilibrado, más real, sin proyecciones ficticias, sin dejar de ser yo.

Se que me dirán que tal vez existe la posibilidad de que ese amor nunca llegue, y créanme que lo he pensado y no me molesta la idea, pero me hace ilusión pensar que en alguna parte del mundo hay otra persona que podría sentir lo mismo que yo…. Amor.

2 Comments

  1. Ufff me llegó mucho, estoy en la misma situación… Quien sabe si llegara o no, ojalá si????

Comments are closed.