Edificio Corona

Edificio Corona: romance, emprendimiento y Covid-19 en formato teleserie

Edificio Corona, ha sido la primera ficción en formato teleserie que se ha hecho cargo del tema Covid. Rodrigo Bastidas y Daniella Castagno son los creadores, protagonizada por María Ignacia Omegna y Paola Volpato
 

Edificio CoronaPor @patyleiva
Edificio Corona, ha sido la primera ficción en formato teleserie que se ha hecho cargo del tema Covid en Chile. Rodrigo Bastidas y Daniella Castagno son los creadores, y María Ignacia Omegna, Paola Volpato, Mario Horton, Pancho Melo y Nicolás Oyarzún los principales actores y actrices.

Partió en enero pero yo me enchufé un poco después, ahora la cosa va bien avanzada pero hay muchas subtramas que dan para rato, creo yo, de hecho, son las más entretenidas. Antes la daban después de las noticias pero ahora puedes verla de lunes a jueves a las 20:00 h en Mega o en YouTube.

Triángulos amorosos a una piso de distancia

Todo sucede en un edificio encuarentenado, los vecinos empiezan a conocerse más, a convivir y a reinventarse a causa de la pandemia. Con esto vienen nuevos coqueteos pero también roces familiares que van desencadenándose con el mismo encierro (a quién no le ha pasado…).

La trama central sigue a Javiera (María Gracia Omegna) casada con Germán (Mario Horton), un gorrero profesional, capaz de inventar cualquier tipo de chamullo para arrancarse con la amante, sin importar, por ejemplo, que su esposa esté esperándolo para celebrar su propio cumpleaños. Una bestia. Machista hasta decir basta, pero de esos que se creen modernos porque “ayudan” en la casa o porque “la dejan” entretenerse en sus cositas (ella tiene un emprendimiento de cocina en instagram), pero que terminan descalificando cada cosa que ella plantee, condescendiente a cagar, el típico que le baja el perfil a todo, tildando todo de “esas son tonteras”, rey del mansplaining, infiel. Asqueroso. Lo odiamos.

Edificio Corona: romance, emprendimiento y Covid-19 en formato teleserie 1

Pablo (Nicolás Oyarzún), un vecino que todas encuentran mino, empieza a interesarse en sus clases de cocina, lo que hacen que pasen harto tiempo juntos. Él la hace reír, la valora, la escucha, conectan. Pablo también estaba casado, pero su pareja, Soledad (Josefina Fiebelkorn), lo dejó por un apoderado del curso de su hijo Pipe (Simón Beltrán). Heavy.

La Javi es toda buena, y la verdad es que el marido es un vaca con ella y hasta ahora ella lo encontraba normal y aguantaba –pareciera que siempre está contenida, casi a punto de llorar–, pero entre el encierro, los malos ratos y el vecino que le hace ojitos, la cosa se está poniendo complicada. Javi no tiene hijos propios, pero ha sido la mamá de la Cata, la hija de Germán después de que él enviudara. Ellas dos tienen una relación muy linda.

Por su parte, la Cata (Paula Luchsinger) tiene un pololo, el Nico (Diego Gabarró), bastante ble y medio invasivo, porque se fue a encuarentenar con ellos sin decir agua va. Él está súper celoso de Julián (Pedro Campos), un vecino muy amoroso que le da clases de matemáticas a la Cata. Este triángulo se va a complicar a niveles superlativos.

El humor lo hace todo mejor

Todos estos dramas van aliñados con humor a cargo del conserje, Carlitos (Fernando Godoy) que lo que tiene de servicial, lo tiene de copuchento. Es capaz de hacer todo por conservar la armonía en el edificio, lo que lo hace meterse en los cahuines más inverosímiles, como cuando le llegó una guagua en una canasta a Miguel (Max Salgado), el hermano de Julián (sí, muy a lo Tres hombres y un bebé). Ah, Carlitos baila Chayanne a la menor provocación.

Miguel es un fresco, nunca le ha trabajado un peso a nadie y aunque al principio lo odiaba por eso, ahora le agarré cariño, su personaje ha evolucionado y le tocan algunas de las partes más divertidas de la teleserie.

Las otras chistosas son las Cardenashian, que son Ágata (Paola Volpato) y sus dos hijas, una mujer fuerte, querendona y esforzada que tuvo un golpe de suerte que le ha traído más de una preocupación. Las hijas viven para las redes sociales. Esmeralda (Magdalena Müller) le habla a sus Esme-lovers en Instagram y Rubí (Vivianne Dietz) ensaya impecables bailes para TikTok. Las dos se maquillan hermosísimo y se sienten atraídas por los hermanos Juli y Migue. Son muy graciosas, me encanta cuando le explican estresadas a su mamá lo importante que es sacarse selfies: “Mommy, tú no entiendes, ¡tengo mucha competencia!”.

Edificio Corona: romance, emprendimiento y Covid-19 en formato teleserie 2

Deseo versus culpa

Ágata, por su parte, le mueve el piso a don Sergio (Pancho Melo), otro vecino que es a la vez administrador del edificio. Ella es totalmente lo opuesto a él, un pastor evangélico, pero algo tiene que le revuelve las hormonas, tentándolo a pecar descaradamente.

Sergio es viudo, tiene dos hijas, una chiquitita de once años, Josefa (Helen Mrugalski) que es muy tierna y protectora, igual de religiosa que él, y una más grande, la Maca (Hitzka Nudelman), que se siente muy incomprendida y lejana a lo que su padre considera correcto.

Igual hay cosas que me cargan, como los pésimos consejos de la mamá de la Javi, la Telele (Maria Elena Duvauchelle), que van muy por el lado “cuide a su marido”; o que pillen volando bajo a la Ágata (ella demasiado lista para eso); lo tóxica que es la Sole o lo pasado pa’ la punta de Pablo con la Javi. Pero la verdad, me gusta verla porque me río, paso rabias y sufro, o sea excelente servicio, todo lo que le pido a una teleserie.

Puedes ver el primer capítulo de Edificio Corona y todos los demás en YouTube:

También te puede interesar:
Campeona: Ágata Cárdenas, en Edificio Corona
El final de Amanda (y volver a comentar la teleserie)
Cuna de lobos, una de las mejores teleseries de la historia
Los personajes graciosos de las teleseries
Escucha el primer podcast de Zancada: Invitada Camila Hirane
Entrevista: Catalina Calcagni, guionista de Pacto de sangre
Alerta de nueva serie mexicana en Netflix: “La casa de las flores”, una comedia un poco oscura y muy divertida
Cuestionario Zancada: Belén Soto, actriz