Connie Achurra retoma la música con “Canciones Improbables”, un EP cálido y lleno de sinceridad

La creatividad de Connie Achurra tiene un nuevo espacio de expresión: su amada música siempre ha sido vital en su vida y que hoy retoma formalmente.
Entre Sombras

Por Jocelyn Jara

La creatividad de Connie Achurra tiene un nuevo espacio de expresión: su amada música, un área que siempre ha sido vital en su vida y que ahora retoma formalmente. La cocina, las comunicaciones y los libros abren paso para el regreso de la música con su primer EP como solista, “Canciones improbables”, del que se desprende su primer single, “En las sombras”, un bolero que expresa la esperanza de un amor soñado. Recordamos su amplia trayectoria musical, ha trabajado en diversos proyectos –desde música para teatro callejero hasta canciones infantiles, haciendo training vocal a distintos artistas y como jurado en el programa Rojo de TVN–. Para esta producción ha reunido un talentoso equipo para este nuevo lanzamiento, incluyendo a Cristóbal Platz, Camilo Arias, Claudio Carrizo y Chalo Gonzalez.

Primero que nada, quería saber cómo nació el amor por la música. Obviamente estudiaste música, viniendo de una familia de artistas reconocidos.

Sí, la verdad es que vengo de una familia de artistas, pero no hay músicos, más de las artes escénicas y abuelo escritor, abuela actriz, familia muy artista, pero sin músicos, curiosamente. Y la verdad es que yo descubrí la música en la adolescencia. Fui siempre una niña que la música era lo que más me gustaba en la vida.

O sea, cuando tenía 14, 15 años, tocaba guitarra, cantaba, hacía canciones, me metía a coros de lo que fuera, a iglesias para poder estar en los coros, como que es algo desde muy chica, desde siempre. Y yo creo que he heredado por la música que se escuchaba en mi casa, pero principalmente porque cuando empecé a conectar con la música hubo algo ahí que me conmovió, que me hizo sentir que pertenecía a ese lugar.

¿Y en qué momento empezaste a componer música?

Mira, yo empecé a componer súper chica. O sea, cuando tenía 14, 15 años, lo único que hacía era hacer canciones. De hecho, muy divertido porque mis amigas del colegio, con las que somos amigas hasta el día de hoy, casi todas tienen guardados cassettes porque yo grababa canciones y se las regalaba. Y no sé, cuando salí de cuarto medio hice la canción de la generación que se usaba en esa época, le hacía canciones de regalo a mis amigas, como una manera de expresarme. Durante mucho, mucho tiempo, durante muchos años hice canciones, un montón. De repente encuentro cuadernos y hacía canciones, componía, me hacía letras, me acompañaba con guitarra.

Así que es algo que partió de una manera muy orgánica desde que era muy chica y que después de alguna manera dejé un poquitito de lado, pero que estuvo presente desde el comienzo.

En el caso de este EP, ¿qué te inspiró a hacerlo? ¿Cuáles son las temáticas de las canciones?

Mira, este EP que se llama Canciones Improbables y que ahora sale el primer single, fue como… me pasó que durante muchos años después de estudiar música, después de dedicarme mucho tiempo a la música como mi oficio y como mi entrada de plata principal, apareció la cocina en mi vida, tuve un cambio de rubro absolutamente inesperado, que apareció de manera sorpresa y dejé un poquitito en stand by la música, pero siempre estaba ahí latente. Y yo siempre estuve con esa sensación de que me faltaba una pata, como de haber dejado de lado algo que era absolutamente parte de mi historia y de mi vida, parte de las cosas que me fluyen de manera natural.

Y hace un par de años atrás retomé el piano, que fue como un súper primer pulso. Retomé el piano, volví a tomar clases, me volví a conectar como con la música así ya más de partitura. Volví a tomar clases de teoría, de armonía, volví y me puse a componer y me di cuenta que hoy día, a mis 46 años, tenía muchas cosas que decir también, tal como cuando tenía 15, pero que hoy día tenían que ver con mucha más perspectiva, con haber vivido ya montones de cosas, con tener hijas adolescentes, y me di cuenta que había ahí algo importante que quería hablar, que habla de la vida, de los amores, de la soledad, principalmente del momento en la vida en que yo me encuentro hoy día, como una mujer grande con muchas cosas solucionadas, muchas por solucionar también, pero como en otra parada en la vida, ¿no? Sin esa ansiedad tal vez o esa sensación como de, no sé, de que te queda la vida entera que uno tiene cuando tiene 15 o cuando tiene 20.

En algún momento, obviamente yo misma dije como “ya, pero ya pasó la vieja, como esto lo debería haber hecho cuando tenía 30 o cuando tenía 35”, pero la verdad es que cuando tenía 35 estaba en otra, estaba criando, estaba con dos cabras chicas, de verdad que seguramente tenía muchas cosas que decir, pero no tenía un minuto para decirlas, estaba como en esa vorágine de la crianza, de los niños chicos y todo.

Y hoy día que estoy más grande, que tengo más tiempo en ese sentido, más tiempo de que mis hijas pueden estar solas arriba y no tengo que estar yo jugando con ellas, por lo tanto sí me puedo sentar al piano a componer, me di cuenta que finalmente uno tiene cosas que decir cuando las tiene que decir, independiente del momento, así que por eso además este EP se llama Canciones Improbables, porque si tú me lo hubieras preguntado hace cinco o seis años atrás, vas a volver a componer, habría sido como no, estoy ahora dedicada a la cocina.

¿Y en ese sentido se retoma totalmente la carrera musical? ¿Podríamos esperar algún larga duración en algún momento?

Sí, o sea, eso quiero. He estado, como te digo, componiendo como loca, tengo mucha música y tengo que ir definiendo qué temas quedan y todo. Quise partir con un EP porque también me ganaba la ansiedad y quería poder avanzar. Espero que también –sobre todo las mujeres más grandes, de la generación mía– también se sientan identificadas con las letras y con este momento diferente en la vida, donde uno tiene la capacidad de ver todo con otro filtro, con otra perspectiva, con un poquito más de calma. Así que sí, bueno, siempre mil cosas, porque yo soy muy hiperquinética, entonces estoy haciendo música, pero estoy haciendo siempre mil otras cosas. Pero sí, necesitaba volver a la música, era una necesidad física.

¿Y crees que se pueda llegar a rescatar estas grabaciones antiguas, como las canciones a las amigas, o no?

No, sí tengo, si el otro día me digitalizaron un cassette que tengo y estuve escuchando canciones y te juro que fue lindo escuchar lo que me pasaba cuando tenía 15, las problemáticas, canciones que tal vez cuando yo tenía 15, después tenía 20, tenía 25, o cuando incluso ¿¿entré a estudiar música, que uno se pone ahí como muy selectivo, ¿no? Las debo haber escuchado y debo haber dicho que terrible las canciones que hacía. Yo hoy día las escuché y hay varias que las encontré tan lindas, las encontré tan profundas, tan bien resueltas musicalmente y todo, que me emocioné, fue lindo escucharlas.

¿Hay alguna receta para componer canciones –haciendo este link con el tema de la cocina–?

Yo creo que cada uno tiene su propia receta, yo en general escucho mucha
música, escucho muchos cantautores. En general también leo mucho, por lo tanto el tema de la lírica y de las letras es algo que me gusta, que me resulta fácil, que me es como súper cercano.

Yo creo que la receta es conectarse, principalmente por lo menos para mí, es como conectarme un poco con lo que quiero decir, y la música y la cocina tienen cosas parecidas.

¿Se podría asimilar un plato de comida con alguna canción o no?

Total, o sea, primero qué bien que combina la música con la comida, eso sí o sí, pero además creo que sí, que de alguna manera cuando uno hace un plato o una receta o hace una canción hay montones de factores que se van tomando en cuenta y que se van equilibrando, ¿verdad? Para que no quede con tanta sazón y en la música, para que no quede con tanta tensión o para que no quede tan plano, para que no quede, no sé, creo que en ambas cosas hay que encontrar un equilibrio bonito y un estilo propio para que las cosas funcionen e influyan.

La verdad es que por mucho que me trate de arrancar a la cocina o a otras cosas, yo soy música de profesión, y siento que eso es lo que soy en esencia, lo que he sido siempre desde chica.

Ya puedes hacer pre-save de la canción “En las sombras” de Connie Achurra en tu music player favorito.

One comment

  1. Qué bonita forma de explorar las habilidades y emociones. Solo me gustaría saber de dónde consigue el tiempo para hacer todo lo que hace!

Comments are closed.