¿Cómo relajar las piernas después de un día de trabajo?

¿Cómo relajar las piernas después de trabajo?
 
¿Cómo relajar las piernas después de un día de trabajo? 1

Voy y vuelvo a la pega en metro, y aunque por momentos el colapso de gente es insoportable, sigue siendo más rápido que micro o auto, pero no puedo negar que es la parte de la rutina que más me agota y desespera.

Entonces, para que a las 7 de la tarde mi día no termine (porque, ¡cuántas veces no he deseado llegar directo a la cama!), y para no dejar que la semana se me vaya en trabajar y dormir.

¿Por qué es necesario relajar las piernas después de trabajar en un escritorio?

El cuerpo humano no está diseñado para permanecer sentado durante largos períodos de tiempo. Es importante levantarse y moverse cada 30 minutos más o menos.

Estar sentado durante largos períodos de tiempo es malo para nuestra salud, ya que puede provocar una serie de problemas. Por ejemplo, la sesión prolongada puede causar dolor de espalda, dolor de cuello e incluso dolor en las piernas.

Si nos sentamos en un escritorio todo el día, no estamos usando los músculos de las piernas correctamente. Esto conduce a piernas y pies cansados que pueden ser muy dolorosos al final del día.

Cómo reducir la tensión en las piernas y los pies con estas sencillas técnicas

La mala postura, estar sentado durante demasiado tiempo e incluso cargar bolsas pesadas pueden contribuir al dolor de espalda. Aquí hay algunas técnicas simples para reducir la tensión en las piernas y los pies.

-Levántate y estírate cada 30 minutos

– Párese con los pies separados al ancho de los hombros, los dedos de los pies apuntando hacia adelante y los brazos a los lados.

-Levanta una pierna frente a ti lo más alto que puedas sin doblar la rodilla ni torcer la cintura. Mantén esta posición durante 10 segundos antes de cambiar de pierna.

-Repite este ejercicio 5 veces

¿Cómo relajar las piernas después de un día de trabajo? 2

Remedios caseros para aliviar el dolor de piernas después de un largo día de trabajo

Estos son algunos de los más populares:

– tomar un baño tibio con sales. Estos son excelentes para aliviar la sensación de cansancio, relajar la musculatura después de hacer ejercicio físico y desinflamar la hinchazón de las extremidades inferiores. Y no es necesario tomar un baño, basta tan solo poner unos cuantos puñados de sal gruesa en un lavatorio con agua tibia y deje que tus pies se remojen durante 20 minutos o más.

-masajea tus piernas con un aceite natural como el aceite de coco.

-aplicar una saco de semillas caliente en la parte inferior de la espalda durante 15 minutos a la vez.

– Existen cremas de marca formuladas para dar alivio a las piernas cansadas.

– Lávate los pies con cambio de temperatura: Siéntate en la tina y comienza con agua fría, reposa allí durante 1 minuto, luego cambia la temperatura a caliente (1 minuto) y termina con agua fría.