Game-Of-Thrones-Winterfell-ultima temporada

Comentemos Game Of Thrones S08E01: Winterfell

Se podía esperar que “Winterfell”, el primer episodio de la octava temporada de Game of Thornes fuera lento en cuanto a acción dado que fue el primero de la temporada. No por eso dejó de ser entretenido. Las piezas deben ir quedando en su lugar para que en los siguientes capítulos se vayan cerrando las historias.
 

Game-Of-Thrones-Winterfell-ultima temporada
#SPOILERS
Creo que este capítulo cumplió con todas mis expectativas. Se podía esperar que “Winterfell”, el primer episodio de la octava temporada de Game of Thrones fuera lento en cuanto a acción dado que fue el primero de la temporada. No por eso dejó de ser entretenido. Las piezas deben ir quedando en su lugar para que en los siguientes capítulos se vayan cerrando las historias.

La nueva intro nos mostró el muro ya caído y una capa de hielo que muestra su avance hacia los reinos. Al final de la secuencia vimos el trono que se supone es la gran meta de esta historia, pero que por el momento no se ve tan relevante.

Jon se encontró con Arya y con Bran a quienes no veía hace mucho. Feliz de ver a Bran, aunque del niño que conocía ya no queda mucho. Ya no es niño y de Bran solo le queda el nombre.

Vimos que Jon es capaz de montar un dragón lo que sirvió de excusa para una escapada romántica. Esta destreza de montar dragones va a pesar en los próximos episodios.

Lo que no me esperaba era que le Sam fuera tan directo al contarle a Jon la verdad de su origen. Nunca lo había visto tan impetuoso. Pero nada raro si el pobre cabro recién había recibido la noticia de que su padre y su hermano habían pasado a mejor vida. Si uno quiere seguir vivo es mejor reconocer como reina a Daenerarys. No sé quién será el valiente que le diga a Dany que Jon es el legítimo heredero al trono. Se lo puede tomar en buena con esto de que está enamorada o terriblemente mal. Quizás se defina al final de la temporada porque por el momento lo más importante es que vienen los “Caminante Blancos”.

Bronn. Querido Bronn. Pareciera que está entre la espada y la pared con la misión que le encomendó Cersei pero sabemos que tiene un buen corazón. Esa ballesta que le dio Qyburn va a tener un destino más noble que el de matar a Jaime y a Tyrion.

Cersei sabemos que quiere a aprovechar la llegada de los caminantes a su favor y quedarse con el trono. Ya cayó el muro y mientras los otros hacen la pega de defender ella se prepara para dar su golpe en el momento indicado. Ya tiene su ejercito nuevo (sin elefantes eso sí) y no le quedó otra que ceder a los requerimientos del asqueroso de Euron Greyjoy. Asqueroso. También vimos su parte sádica con su sobrina Yara, misma que vimos luego siendo rescatada por Theon. Después de un buen cabezazo Yara dio todo por saldado con su hermano.

El broche de oro sin duda fue la llegada de Jaime a Winterfell. A diferencia del primer episodio de la serie donde lo vimos entrar todo rubio y prepotente a la ciudadela, ahora venía muy de bajo perfil. Menos rubio y casi anónimo. Pero sorpresa! ¿Quién te estaba esperando y sabía perfectamente quién eras? sí, el mismo chiquillo al que empujaste de la torre hace unos años atrás. Se le heló la sangre a Jaime. Pero bueno, Bran no lo va a juzgar. Le da lo mismo. No está para pelea terrenales.

A Jaime en el próximo capítulo todos le van a sacar en cara su pasado y su apellido. Yo creo que el “Kingslayer” va camino a la redención y que su mano metálica tiene un fin superior.