Rey, disco de Camila Moreno

Camila Moreno por Rey, su nuevo disco: “Haría una película de esto, pero la vida me ha enseñado a no buscar esas cosas”

"Rey" es el nuevo disco de Camila Moreno y es demasiado bacán. Hablamos con ella sobre esto, sus ambiciones, volver a tocar con público y más.
 

Rey, disco de Camila Moreno

Por Belén Leyton
El más reciente disco de Camila Moreno se llama Rey, álbum conceptual con 20 tracks (8 de ellos son transiciones sonoras) que cuentan una historia distópica. X y M son dos seres cyborg en un universo post apocalíptico contado en formato transmedia y multidisciplinar que combina historietas virtuales, el disco, un futuro comic y una movieclip.

Camila comenzó a componer las canciones en 2019. “Me di cuenta que tenía canciones que se estaban interconectando y que pertenecían a un mismo mundo. Este universo apareció con el disco justamente por eso, porque tenía una historia adentro”.

Pero no creó todo sola. “Armamos el mundo con Gowosa. Pudimos plasmar mi idea original, pero en el proceso también ha estado muy metido Félix Vega, Noli Provoste, la Valpa. Ha sido un proceso colectivo siempre”.

Si fuera por ella, seguiría explotando este universo. “Haría una película de esto. Pero la vida me ha enseñado a no buscar esas cosas porque es demasiado frustrante no encontrarlas y también es muy difícil conseguirlas. Y si llegara esa posibilidad de expandir la historia más allá… podríamos hacer una serie con temporadas. Me encantaría explorar ahí y que esto se transformara casi que en una saga. Pero veamos si se logra”.

Eso sí, el disco puedes escucharlo como si fuera un simple álbum musical, que de simple no tiene nada, porque está lleno de electrónica, juegos de palabras que se repiten, paisajes sonoros increíbles. Camila Moreno es un rey.

“No es necesario interesarse por la ciencia ficción. Pero a la gente que disfrutan esas pequeñas piezas de puzzles, esas cosas que se van interconectando, le puede gustar adentrarse en la historia”. Espero que seas de esas personas y quieras disfrutarlo todo.

Camila Moreno no es mainstream, pero sí es bastante escuchada (226,020 oyentes mensuales en Spotify), esta vez tampoco quiso que la escuchara todo Chile. “No hay un interés masivo por esto y nunca lo ha habido tampoco. Y eso me frustra, pero a la vez me alienta porque el mainstream tampoco me interesa”. Y no es por ningunear a Chile, pero somos pocos y los artistas tienen pocas opciones. “Probablemente esto hecho en el primer mundo sería otra cosa. Pero como cualquier cosa artística nomás”.

Tal vez también tiene que ver con que Camila no pertenece a un sello grande. Pero por qué es eso. “He sido una persona que dice las cosas que quizás el medio tilda de controversial y no todo el mundo se quiere asociar a eso. La gente prefiere a artistas que no hablan, que no dicen nada. Pero también tengo la libertad de decir y hacer. Manejo mi propia agenda, elijo mis discursos, mis fotos, los tiempos y eso me da libertad. Y, por último, siento que tiene que ver con el patrimonio: a largo plazo ser dueña de mi obra es muy importante para la vejez. Conozco a muchas bandas que han tenido sellos y que quieren editar sus primeros discos y los sellos no quieren. Las multinacionales son como pan para hoy y hambre para mañana”.

—¿Y no te cansa esta autogestión constante?

—Sí, o sea, por algo en algún momento en el 2018 yo decidí alejarme de los escenarios porque la verdad es que está incluso en el límite de lo insostenible. En un país como este, donde el apoyo a todo nivel es bajo y son sólo algunas personas las que apoyan… estoy pensando en las autoridades, en las marcas… Igual en Chile hay una industria incipiente aún. Pero sí, es agotador y la mayoría del tiempo muy frustrante, pero la recompensa de la satisfacción, del resultado de lo que yo estoy haciendo, lo vale, porque hay una convicción atrás. 

—¿Convicción de…?

—La convicción de llevar al límite lo que quiero hacer. Sea lo que sea. Y que eso responde no a lógicas de mercado, sino que a lógicas espirituales, emocionales, misteriosas.

—¿Por eso volviste?

—Volví porque tengo que trabajar y porque yo respiro y vivo a través del escenario y esto es lo que hago finalmente. Y porque todavía tengo muchas cosas que comunicar.

—¿Cómo fue volver a los escenarios?

—Bacán. Fue muy bonito. Fue muy emocionante. Fuerte también. Pero lo pasé muy bien arriba del escenario. 

—Igual debe ser raro con todas las restricciones y con menos gente, ¿no?

—Sí, sigue siendo raro, pero más raro es tocar frente a un computador. Lejos. Estuve por casi dos años haciéndolo. 

—¿Cómo fue hacer eso?

—La mayoría de las veces estaba sola.

—¿Qué sentías?

—Desolación y ensimismamiento.

Puedes escuchar Rey, el más reciente disco de Camila Moreno en Spotify y seguirla en Instagram: @camila_moreno_.