BLEU DE CHANEL

BLEU DE CHANEL, un regalo con la elegancia e innovación de un clásico

BLEU DE CHANEL es diferente a cualquier otro perfume, su originalidad marcada con un misterioso hierro azul medianoche desafía las convenciones en todos los aspectos.
 

BLEU DE CHANEL, un regalo con la elegancia e innovación de un clásico 1

BLEU DE CHANEL es diferente a cualquier otro perfume, su originalidad marcada con un misterioso hierro azul medianoche desafía las convenciones en todos los aspectos. Sale de los caminos trillados, explora nuevos territorios y encarna una filosofía vanguardista, con un nuevo camino olfativo, creando une horizonte nuevo, urbano y moderno caracterizado por el acento único de un aroma aromático-amaderado.

Desde su lanzamiento en 2010, BLEU DE CHANEL Eau de Toilette se ha convertido en el símbolo de un nuevo tipo de masculinidad que se niega a adherirse a las convenciones. Es la fragancia para los hombres que no tienen miedo de mostrar su lado sensible y prescinden de las pretensiones.

Para esta obra, Jacques Polge –Creador de Perfumes CHANEL de 1978 a 2014– eligió experimentar con las paradojas combinando cítricos con un potente acorde aromático. La energía electrizante de esta estela fresca y luminosa se calienta con notas secas de cedro, a las que se une el sándalo de Nueva Caledonia.

BLEU DE CHANEL, un regalo con la elegancia e innovación de un clásico 2

El Eau de Parfum BLEU DE CHANEL irradia libertad, marcada por la luminosidad de una gama de notas cítricas y un acorde aromático. Para su segunda composición, Jacques Polge sacó a relucir la faceta más matizada del vetiver: su frescura. El perfumista lo envolvió en las notas sensuales y con cuerpo del cedro y el ámbar para crear esta delicia olfativa.

En manos de Olivier Polge –perfumista-Creador interno de CHANEL desde enero de 2015–, BLEU DE CHANEL Parfum se vigoriza con una potencia y profundidad prolongadas. Un lujoso acorde de cedro y sándalo de Nueva Caledonia prolonga su frescor aromático. Aunque ya de por sí rica, su experimentada sofisticación crea una alquimia única entre el aroma y la piel que sigue siendo versátil.

El frasco BLEU DE CHANEL tiene hombros anchos y crea un aura de confianza con su diseño monolítico, radical en su sencillez. Minimalista y práctico, diseñado para adaptarse perfectamente a la mano y viene con un tapón magnético que se abre suavemente, algo que era muy importante tener en cuenta para los creadores de CHANEL.

La forma es elegante, y es un tono de azul especialmente diseñado. No es ni el amanecer ni el atardecer: demasiado azul para ser negro y demasiado negro para ser azul. Este tono complejo se despliega en un juego de sombras y luces. En el Eau de Toilette, estalla como una luz de neón en la oscuridad de la noche. Más denso, se vuelve casi metálico al fundirse con el Eau de Parfumazul coquetea con la oscuridad, al tiempo que consigue aunar la intensidad de sus pigmentos. El tono es indiscernible desde todos los ángulos y sólo se define mejor a través de sus reflejos.

Las tres interpretaciones contrastadas de BLEU DE CHANEL capturan el espíritu de la emoción, convirtiéndola en la fragancia para un hombre cautivador. Refleja su personalidad segura y sensible a la vez, trascendiendo el tiempo.