Pazones por qué ver el documental Beyonce Homecoming en Netflix

5 razones por qué ver Homecoming, el documental de Beyoncé

Todo lo que Beyoncé hace, supera la media, rompe la norma, destaca, inspira y emociona. "Homecoming", el documental de su presentación en Coachella es mucho más que un concierto, acá te contamos por qué todos tienen que verlo.
 

Beyonce HomecomingPor @CARODU

1. Porque Beyoncé es mujer

En Homecoming vemos a Beyoncé después de su embarazo de mellizos, cómo fue lidiar con la incomodidad física postparto, manejar los cambios del cuerpo y preparar este tremendo espectáculo mientras también cría a sus guaguas de meses y a su hija mayor.

Beyonce-Homecoming-en-Netflix
Parkwood Entertainment

2. Porque Beyoncé es feminista

Un momento emocionante del show en Coachella fue cuando una voz masculina narra cómo han sido las cosas históricamente para las mujeres: se nos hace competir entre nosotras, podemos tener ambición pero no demasiada, y, básicamente, tratar de no hacer algo que pueda molestar a los hombres.

Después, esa voz define el feminismo y ese momento es coronado con algo muy emocionante que no les contaremos, a ver si se conmueven como nosotras.

El documental de Beyoncé

3. Porque Beyoncé y el black power

Beyoncé es la primera mujer negra en ser cabeza de cartel en Coachella, y durante todo el documental se habla de la lucha y el orgullo que significa ser afroamericano.

5 razones por qué ver Homecoming, el documental de Beyoncé 1

4. Porque hace bien

A lo menos querrás bailar, ese es el básico efecto que genera el documental de Beyoncé, pero lo más seguro es que quedarás inspirada, empoderada, casi que orgullosa de ser mujer, con ganas de comerte al mundo, de salir con la frente en alto y de hacer lo que sea que tengas que hacer de manera tan “flawless” como Beyoncé.

5 razones por qué ver Homecoming, el documental de Beyoncé 2

5. Porque tremendo espectáculo que te mandaste

El documental de Beyoncé, o Beychella, me dejó como hipnotizada. No podía parar de mirar a Beyoncé, sus movimientos, los de sus bailarinas, las coreografías, la tremenda banda, la ropa, los colores. Y siempre me sorprende su voz, que maneja a la perfección. Los instrumentos sonaban bacanes, los vientos se lucieron, los coristas secos, la percusión, un lujo, y así.

Los muchos meses que Beyoncé y su equipo prepararon este show se notaron, todo estaba perfectamente estudiado y el resultado es de otro nivel. Si no estuviera escribiendo, seguiría aplaudiendo.

Gracias por estos 2 horas y 17 minutos, Diosa Beyoncé.

Puedes ver Homecoming, el documental de Beyoncé, en Netflix.