5 años sin David Bowie

5 años sin David Bowie, 5 inolvidables videos en vivo

Parece irreal pero hoy cumplimos 5 años sin David Bowie. Nunca me voy a olvidar de ese día, porque fue demasiado triste, porque acababa de lanzar un disco perfecto, porque acababa de cumplir años, porque no debió morir nunca.
 

5 años sin David BowiePor @patyleiva
Parece irreal pero hoy cumplimos 5 años sin David Bowie. Nunca me voy a olvidar de ese día, porque fue demasiado triste, porque acababa de lanzar un disco perfecto, porque acababa de cumplir años, porque no debió morir nunca.

Bowie tiene una canción que se llama “Five years”, y con esa coincidencia de palabras se han hecho memoriales, recuerdos y hasta un documental con el mismo nombre, que se enfocaba en 5 años clave de su vida como artista: 1971-1972: La etapa de Hunky Dory, Warhol / 1974-1975: El Bowie soul, El Hombre Que Cayó A La Tierra / 1976-1977: Low, Heroes, Berlín y las máquinas / 1979-1980: Scary Monsters, El Hombre Elefante / 1982-1983: Mainstream, la era Mtv.

Nuestra manera de conmemorar estos “Five years” sin él, será con una selección de 5 especiales videos de presentaciones en vivo. Cada uno me impactó enormemente cuando los vi, quedándose grabados en mi memoria visual y musical, porque las versiones son tanto o más espectaculares que las originales de estudio. Acá las comparto a ver si ya las conocían o si las suman a su repertorio:

My Death, parte de “Ziggy Stardust The Motion Picture”, el show en vivo registrado en 1973 en el Hammersmith Odeon de Londres. Ziggy Stardust con una guitarra y mucho iluminador plantado al centro del escenario con un solo foco sobre él frente a una audiencia frenética. Canta esta canción llamada “Mi muerte” y habla de lo que está detrás de la puerta en el que fuera el último concierto de David Bowie como Ziggy Stardust And The Spiders From Mars. El final es una bellísima muestra de comunión entre artista y público.

Station to Station en Christiane F, 1980. Más que una versión en vivo, es primero que nada la escena de una película alemana llamada Wir Kinder vom Bahnhof Zoo. Yo la conocí como Christiane F. cuando nos la pasaron en el colegio como campaña contra las drogas (muy progres). La protagonista era una chica de 13 años y David Bowie era su ídolo. Logra ir a un concierto suyo. Aparecen las tentaciones, el amor adolescente y las drogas duras. El director se dio el lujo de poner la canción completa. Comienza con un paneo que baja y rodea a Bowie mostrándolo como una deidad de jeans y chaqueta roja. Sólo hacia el final de esta tremenda canción –que según yo tiene el efecto Bohemian Rhapsody =  cuando parece que unieran 3 canciones en una, épico– vemos a Christiane acercarse al escenario y mirarlo, pero la canción la escuchamos completa. Una joya.

Changes 1973. Yo supe de la existencia de David Bowie con el video de Blue Jean. Ahí tenía el pelo rubio, corto, estaba maquillado y vestido como genio de lampara o algo así, me dejó prendada. Y empecé a seguirlo, a investigarlo –toda una aventura en un mundo sin internet– y el segundo video suyo con el que me encontré en alguno de los escasos programas de videos que había en la tele, fue Changes, donde no estaba rubio ochentero, estaba colorín setentero, con ropa ajustada y brillante. Quedé impactada. Me asusta pero me gusta, pensé. Y nunca más pude dejar de mirarlo.

Aunque esta canción no fue escrita por Nina Simone (sino por Dimitri Tiomkin y Ned Washington), fue ella quien la popularizó con su impresionante voz e interpretación. Bowie, como siempre hemos dicho, es un gran fan, así que quiso hacer un cover pensando en ella y le quedó hermoso. La BBC tiene un registro espectacular de Bowie cantando Wild Is The Wind, pero está súper bloqueado el video en latinoamérica y no me deja pegar el video, así que tendré que dejar solo el link.

Never Get Old, gira A Reality Tour, 2003. Esta fue su última gira y por suerte fue registrada y publicada en video y en audio. En ese momento tenía 56 años y se veía tan mino. La máxima Gail Ann Dorsey tocaba el bajo en su banda. Esta es una de mis canciones favoritas del disco Reality, y simbolizaba, para mi, lo que él era, inmortal.