POR SONIA DUFFAU, doctora en Astronomía, investigadora de la UNAB, mentora y coach. En Héurèka.
Es difícil saber de antemano cuándo un momento será definitorio en la vida o no, especialmente cuando se trata de encontrar tu vocación profesional. Muchas veces me he puesto a pensar y recordar cuáles fueron esos momentos decisivos en la infancia que me ayudaron a definir en qué dirección llevar mis intereses de vida.

Antes de postular a la universidad, unas charlas con científicos me dieron la oportunidad de conocer gente que trabajara en mi área de interés principal: las ciencias físicas. La que más me impactó fue la de un profesor, de quien nunca pude recordar el nombre, más sí la alegría con la que hablaba de su trabajo. Dedicarse a las ciencias físicas parecía hacerte una persona plena.

Mi único temor era que yo no me parecía al molde de científico que había podido conocer. Yo no conocí una mujer dedicada a la academia hasta que tuve mi primera profesora de física en la universidad. Antes de ingresar a mi carrera, la mujer “científica” aún era desconocida para mí. Pero las ganas eran más fuertes y la decisión fue tomada de todos modos, ¡esa sería mi carrera!

Enfrentando la cortina de género
¿Cuán importante es en la vida de una persona conocer más de cerca el tipo de ser humano que quieres llegar a ser? No solo conectarte con el tipo de trabajo que alguien hace, sino poder saber más del estilo de vida y los desafíos personales que esa carrera que quieres conlleva, incluso desde el género. Habiendo elegido la carrera y vivido el proceso, creo que la respuesta es de gran importancia.

La visibilidad de las mujeres en carreras científicas, tecnológicas, de ingeniería o de base matemática es muy reducida. Primero que nada somos pocas en comparación con nuestros colegas, pero además los medios muchas veces se olvidan de invitarnos a paneles, llamarnos para entrevistas o buscarnos como opinión experta cuando se requiere. Aún la imagen por defecto de científico esta ligada a lo masculino.

Rompiendo la barrera del silencio
Fue así como años después, siendo directora de la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS), decidimos desarrollar en 2018 junto a Paulina Bocaz, representante de AUI/NRAO en Chile (socio norteamericano de ALMA), y con el apoyo de Inspiring Girls Chile; un proyecto para promover vocaciones en el área de la ciencias, la tecnología, la ingeniería y la matemática en niñas. Para lograrlo, las llevamos a visitar una exhibición de astronomía inclusiva que incluía una actividad de conversación dinámica, estilo citas rápidas, con 8 embajadoras científicas y profesionales que trabajan en nuestro país. Yo fui una de esas embajadoras.

Después de la actividad, las organizadoras revisamos los videos documentales y entrevistas que se hicieron a las niñas y nos dimos cuenta que ellas no se imaginaban ni remotamente con lo que se encontrarían en esta salida de sus colegios. Lo que multiplicó aún más el efecto positivo de la experiencia.

Pero las niñas no fueron las únicas beneficiadas, sino que también nosotras las embajadoras. No estábamos preparadas para el nivel de intimidad y de confianza que desarrollaríamos con la niñas, tan profundo y con tanta gana. Ellas tuvieron la oportunidad de conversar con científicas sobre lo que quisieran, preguntarnos no solo que hacemos, sino cómo vivimos la ciencia y la profesión. Cuando niña, yo habría dado un brazo entero por una oportunidad así.

Hay espacio para todos en el universo
Para hacer la experiencia aún más potente, las niñas visitaron una exhibición de distintos observatorios y aprendieron sobre astronomía táctil. Esta consiste en modelos 3D para tocar y permiten a personas de visión reducida o que no ven, aprender astronomía. Esta exhibición estaba ahí para que tomaran conciencia de que hay distintas formas de ver el universo, así como distintas personas con diferentes necesidades y desafíos en la vida.

Incluimos en una de las charlas también un intérprete en lengua de señas chilena, quien además apoyaba el trabajo de una de las embajadoras perteneciente a la comunidad sorda. Todo esto gracias a la colaboración con “Astronomy for All” (astronomía para todos), que agrupa múltiples esfuerzos inclusivos al alero de la astronomía en nuestro país.

El mensaje de inclusión de esta iniciativa y el trabajo de promoción de carreras con enfoque de género que realizamos en las charlas es esencialmente el mismo: hay espacio para todos en el universo y todos merecemos realizarnos en lo que más deseamos hacer. Naturalmente, no podía faltarnos este aspecto en el programa.

Yo me sumo ¿y tú?
Nunca en su vida habían visto tanta mujer profesional junta y se notó el efecto positivo en su auto imagen. Las niñas se fueron seguras de que las mujeres pueden y lo hacen bien. Gracias a “Astronomy for All”, recordaron que hay que buscar más de un punto de vista para cada cosa, y que desafíos en la vida los tenemos todos.

Hoy son numerosos los esfuerzos por visibilizar a la mujer en el ámbito científico, y yo me sumo a esto con un objetivo principal: que esta generación de niñas no busque cómo hacer para ser más parecida a la idea que existe de científico o profesional, sino que encuentre cómo puede sacar a la científica que ya lleva dentro, no importando nada más que las ganas que tienen de lograr lo que desean. ¿Qué más motivación se necesita que esa?

2 COMENTARIOS

  1. Sonia! Nos conocimos en el aeropuerto de Antofagasta, conversando mientras las dos esperábamos un vuelo que venía atrasado hacia Santiago. Nunca supe como te llamabas hasta ahora, pero lo que sí recordaba era la pasión, convicción y ownership (perdón el termino en inglés pero siento que lo interpreta más) con que respondiste a la pregunta: Y tú qué haces? De cierta forma me sentí como una de esas niñas de tu relato, a mis treinta y pocos, conversando de la vida con una verdadera científica (comparto con esas niñas el hecho de nunca haber estado tan cerca de las Ciencias y de hecho escogí cursar dos carreras más bien humanistas). Fue lindo conocer algo del mundo de las Ciencias en Chile, aún siendo en una conversación de sala de embarque. Abrazos!

    • Vivian!!!! Me acuerdo perfecto de ti! Fue una espera mucho mas agradable en buena compañía y con buena conversa, muchas gracias por dejar este mensaje <3

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here