POR LALA
Natalia Venegas es Comunicadora Audiovisual y actualmente trabaja en una productora de televisión donde hacen teleseries. “Mi cargo es el de “roterista”, que es una especie de asistente de dirección que arma los planes de grabación semana a semana de todo el proyecto. En este momento estoy en la teleserie de las 20 horas de Canal 13”.

¿Desde cuándo usas agendas o planners?
Uso agendas desde los 12 ó 13 años, y tengo 39, así que es prácticamente una parte fundamental de mi vida. Mi primera agenda fue un regalo de un familiar, era la clásica agenda horizontal de Village, una muy delgadita, que tenía en la portada un dibujo de Mickey Mouse. Desde ahí en adelante no paré más. En la casa de mis papás, arriba de un clóset, tengo una caja de cartón con todas las agendas, cuadernos y diarios que he tenido a lo largo de todos estos años. Soy una adicta de todo lo relacionado con papelería y escritorio.

¿Qué soporte estás utilizando actualmente?
He pasado por todos los soportes imaginables, incluso llegué a fabricarme yo misma algunos cuadernos, con hojas que iba encontrando por ahí y mucha cola fría, jajaja. Los últimos 2 años usé un planner de Filofax, marca amada por su diseño simple y práctico, ya que sólo se cambian las paginas interiores. Antes de esa tuve un planner de la marca Kate Spade, que es básicamente el mismo diseño de Filofax pero tiene un cierre para proteger el interior y he tenido agendas Bando, CasaIdeas y de librerías tradicionales. Siendo muy honesta, este último año me cansé del formato planner y me decidí por algo que me diera más libertad creativa, así que compré una libreta, con la intención de probar el sistema de planificación “bullet journal” (tan de moda por estos días) con el que tampoco enganché y finalmente terminé adaptando este cuaderno a mis necesidades y tiempos. Es un cuaderno de puntos de la marca Moleskine, que compré en la librería Contrapunto del Mall Plaza Egaña. El nombre oficial es “Classic Notebook HC Large Black Dotted”

¿Qué cosas registras en tu planner?
Anoto todo, desde lo básico, como las “cosas por hacer”: cumpleaños, ir al banco, pagar el teléfono, junta con amigas, pasar al supermercado, temas de trabajo, reuniones, lecturas de capítulos, etc., hasta el registro de las películas y series que voy viendo, conciertos, restaurantes que visito (incluso lo que como), viajes, frases que me gustan, y a veces, si da el tiempo y el ánimo, un resumen de lo que fue mi día. Me encanta “decorar” las páginas, contar una pequeña historia con mis collages y probar distintas caligrafías.

¿Qué insumos utilizas?
Lápices negros (mi color favorito), muchos stickers y washi tapes. También recortes que saco de revistas, de papeles de regalo, de folletos, etc. Un par de marcadores acuarelables, idealmente de la marca Tombow, que tienen doble tipo de punta y me son muy útiles ya que me encanta el lettering, pero son caros. Los Koi Coloring brush pen son una excelente y más económica opción.

¿Dónde los compras?
La mayor parte los he comprado a través de internet o durante algún viaje. Amazon y Etsy son dos de mis paginas favoritas. Todo es original, de primera calidad y jamás he tenido problemas con el envío. Etsy en particular me encanta: hay muchísimos artistas del mundo del diseño gráfico y la ilustración y tiendas pequeñitas que exhiben y venden sus productos en esa plataforma. En Santiago, he comprado muchas cosas en La Papelaria, en la librería Nacional y en Arte Papel. En instagram sigo a tres tiendas en particular que me encantan. Una es Amapola Papelería las chicas son diseñadoras y hacen sus propios inserts, stickers, agendas, etc, y he tenido la suerte de que me envíen regalitos preciosos. También está Paper Me: la dueña crea libretas que se enrollan, reutilizan y se pueden personalizar como quieras y, por último, Cachito Tienda, que tiene una colección impresionante de washi tapes y stickers traídos directamente desde EEUU.

¿Cuál es tu favorito?
Creo que mis favoritos son los stickers del estudio Dolce Vita de una ilustradora taiwanesa que diseña láminas de stickers, washitapes, postales, cuadernos e incluso bolsas de tela con imágenes de mujeres en distintas actividades diarias, son fuertes, sencillas, femeninas, y tienen un aire melancólico que me encanta.