POR @PATYLEIVA
Olivia Colman, Emma Stone Y Rachel Weisz son las tres poderosas mujeres que sostienen la trama de La Favorita, película dirigida por Yorgos Lanthimosy y nominada a 10 premios Oscar.

Estamos hablando de Anna Estuardo –primera reina de Gran Bretaña– y de sus afectos más cercanos ficcionados de alguna manera –aunque, se sabe, a veces la realidad supera la ficción– para contar la historia de esta reina (Olivia Colman) temperamental y de frágil salud que gobierna con los consejos de su amiga y brazo derecho, Lady Sophie (Rachel Weisz). La aparición de Abigail (Emma Stone) no pasa desapercibida, y ahí es cuando todo comienza.

En estas relaciones no hay medias tintas, la intensidad dentro del palacio no da pie al aburrimiento, responsable a la vez de muchas decisiones apresuradas. Las situaciones son acentuadas por música y sonidos que enclaustran, divierten y contextualizan la constante tensión a través de un envolvente lente de ojo de pescado.

Los hombres son una anécdota en “La Favorita”, ya sea como un traspié en el camino o un utilitario peldaño, como carne de cañón o pulga en el oído, jamás nos detenemos en ellos, aunque es verdad que una de las mejores escenas tiene que ver con Abigail y el joven Masham (Joe Alwyn), en el bosque. Nunca había visto algo igual.

Al verla es imposible no pensar en Barry Lyndon, la bellísima película de Kubrick, o en Alicia en el País de las maravillas (acá también hay conejos y arranques de tiranía monárquica) entremedio de perversiones, vicios, enfermedades, sufrimiento y hedonismo.

Revisa los horarios de La Favorita en CineHoyts y conoce las remodeladas salas de La Reina!