POR LALA
Comienza enero -¡Feliz año para todas!-, uno de mis meses favoritos por todo lo que pasa en Santiago -y cada vez más en regiones- con el teatro. Este año, en su versión 26, el festival se toma las calles y las salas de teatro con los mejores montajes chilenos del año que recién pasó, invitados internacionales de lujo y un montón de sorpresas. En el ensayo de ‘De la pérgola a la negra’ conversamos con Carmen Romero, fundadora y directora ejecutiva de Fundación Teatro a Mil:

¿Qué esperas de esta nueva versión de Santiago a Mil?
Espero que nos vaya muy bien, que la gente disfrute mucho con este trabajo, con esta programación que hemos preparado. Ha sido mucho tiempo de trabajo, hemos preparado esta versión con harta energía, con toda nuestra fe, esperando tener mucho público, que las calles estén llenas. Ya son 26 años y aquí estamos de nuevo haciéndolo, y estamos muy agradecidos de decir que existe el festival, ¡Es maravilloso que exista! Tenemos una programación de lujo, uno se emociona escuchando estas canciones, es muy lindo, ver toda la energía y todo el amor que ponen los artistas en estos proyectos. Además, hay artistas que vienen de todo el mundo a Chile, de países como Francia, Corea del Sur, Australia, Irán o Bélgica, a presentarse, a conocer el público, a encontrarse con otros artistas. Los artistas nacionales también están deseosos de que sus salas estén llenas en enero, que es el mes del teatro.

¿Cuáles destacarías como las joyitas de esta versión, los imperdibles de Santiago a Mil que no deberíamos dejar pasar?
Hay muchos imperdibles en este festival, pero por razones personales y de historia: Leonel Cornejo, Andrés García y yo, que fuimos parte del elenco de La Negra Ester original, este proyecto (‘De la pérgola a la negra’) nos parece precioso, se los recomiendo, que además es juntar los dos musicales más importantes de nuestra historia. Hay obras chilenas que, si no tuvimos la oportunidad de verlas en el año, podemos ver ahora y de lo internacional yo destacaría While I was waiting, de Siria, por lo que significa para ellos llegar hasta acá, porque son una compañía que tiene una trayectoria, un lenguaje propio, por su tema. Nachlass, que nos está costando mucho todavía presentarla, que es una instalación de Rimini Protokol, habla de qué dejamos cuando nos vamos, y son 6 piezas, lugarcitos donde están las historias de esta persona y que es muy conmovedora.

Ensayo general de la Pergola de la Negra
Karin Pozo/Aton Chile

También She she pop, un colectivo feminista alemán, que viene con dos montajes: con Schubladen (Cajones), recordando qué pasó en Alemania cuando se dividió en dos y cómo lo vivieron esas actrices de un lado y de otro. También está Oratorium que es una obra en la que el público también participa. Hay muchas sorpresas bonitas, como el teatro polaco. Me parece que hay muy buenos artistas, como Sophie Calle, hay que mirar esa exposición. Fueron muchos años de conversar y ver cómo traerla. ¡Lo logramos!

FOTO: Cortesía Santiago a Mil

Revisa toda la programación en www.santiagoamil.cl

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.