POR FER #VacacionesZancada #onehappyisland #necesitasaruba
Apenas llegué a Aruba, lo primero que me llamó la atención fue ver hasta en las patentes de los autos el slogan “una isla feliz”. Y claro al ser Aruba un lugar en que el 80% de su economía depende del turismo y el resto de la producción de aloe vera, uno lo puede llegar a relacionar con que en verdad están tan comprometidos con potenciarlo que hasta lo llevan en las patentes. Pero esto va más allá de eso.

En esta isla, la gente es realmente amable y simpática no hubo una sola conversación que entablara con ellos en que no me sintiera bien y con una sonrisa de vuelta a cada pregunta que hiciera (que fueron varias).

Al pensar en Aruba de inmediato, pensamos en “playa” y es obvio porque es una isla en medio del caribe. Pero sus “playas” están en otra categoría, ni siquiera las podría comparar con otra porque no sólo son lindas (palabra que se hace chica para describirlas, ya que están catalogadas entre las 5 mejores del mundo) sino que también la tranquilidad que se respira en ellas es algo que yo no había vivido. El llegar a la playa y despreocuparte completamente de tus cosas, de la gente y sólo pensar en ese mar turquesa frente a tus ojos, es algo inolvidable.

Mi favorita lejos fue “Eagle Beach”, aunque la más taquilla es “Palm Beach”, porque nunca estaba llena y realmente la playa era realmente hermosa. El mar es tibio y de un color celeste/turquesa impresionante. Como soy fanática del mar, pasé horas en el agua feliz y sin el peligro de morir de hipotermia.

Pero bueno, no de sólo playas increíbles les hablaré, también este viaje nos permitió conocer el otro lado de la isla. Allí nos encontramos con la naturaleza más llamativa, formaciones rocosas que han construido puentes naturales en diferentes puntos de la isla, también pudimos apreciar las ruinas de Bushiribana en el sector norte de la isla donde se fundía el oreo extraído de la isla y se transformaba en lingotes.

Sin embargo mi lugar favorito sin dudas, fue la “Granja de mariposas” donde pudimos conocer especies de todo el mundo en un espacio creado especialmente para ellas, las condiciones y vegetación han sido adaptadas para crear este increíble espacio en el que puedes convivir de cerca con las mariposas y conocer su ciclo de vida y comportamiento. Apenas entras aquí, miles de especies vuelan a tu alrededor mientras una guía va contándote de este impresionante mundo. Una actividad que disfrutan grandes y chicos, porque todos nos enfrentamos a algo que parece muy cotidiano como ver mariposas, pero que aquí vemos totalmente desde otro ángulo.

Aruba es un destino más bien familiar, y dentro de las actividades que puedes realizar (además de las playeras) ésta es una que no vivirás en otro lado. Ahora si te gustan más los deportes un poco extremos, puedes realizar clases de Windsurf y Kitesurf que son ideales gracias al viento característico de la isla.

O también está la opción de tomar alguno de los paseos en barco que te permiten realizar snorkel. El que yo realicé tenía tres paradas en que podías ver peces y un barco hundido en medio del mar, al principio los nervios me intimidaron pero luego ya me lancé a conocer el mundo submarino.

En definitiva actividades hay para todo el mundo, incluso si sólo quieres tenderte en una hamaca frente al mar durante toda tu estadía. Acá todas las opciones son válidas, porque la idea es que seas feliz en una isla feliz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.