POR C.
Tengo la piel muy delicada, eso incluye los labios. En el invierno sufro mucho porque con el frío se me parten y no en pocas ocasiones se me han roto hasta sangrar. Tengo que dormir con hipoglós en la noche y aplicarme distintos tipos de bálsamo labial durante el día. Con ese contexto, fui a probar un tratamiento para labios secos y partidos y quedé muy contenta, así que lo comparto con ustedes.

No me imaginé que hubiera tratamientos así para los labios! Son 30 minutos de limpieza con un limpiador de coco, luego exfoliación (con microdermoabrasión), luego te aplican un concentrado redensificador de oro y un masaje voluminizador para activar la musculatura (sí, tal como suena, un masaje muy suave hecho con la yema de los dedos), para finalizar con una máscara hidratante y una manteca de cacao para lubricar y proteger.

El resultado fueron labios súper hidratados que seguí cuidando las siguientes semanas únicamente con bálsamo labial tradicional. Es un tratamiento nada invasivo, en un principio los labios quedan algo sensible, pero al rato recuperas la sensación normal. Lo recomiendo sobre todo en casos difíciles como el mío, porque a pesar del frío en el invierno no sufrí ni tuve que recurrir a todas las cremas que tuve que usar el año pasado.

¿Dónde?: Spa Mandala, Presidente Riesco 3237 casa D, Las Condes.
¿Cuánto?: $22.000
Link: www.spamandala.cl