felicidades
por @carodu

Cuando llega fin de año es inevitable mirar para atrás y ver cómo estuvo el año. Personalmente, y a pesar del mono dando vueltas, fue un año “parejito”. Fome, si se quiere. No fue especialmente movido ni sorprendente, y llego a estas alturas del calendario con una sensación difícil de describir.

Si miro un poco más allá, me doy cuenta de que esa sensación es algo parecido a la tranquilidad. A un estado sin muchos sobresaltos, que me hace poder valorar ciertas cosas sencillas a las que con facilidad no les tomo el peso. No son las alegrías macro de la vida, como que tu familia esté bien, o ponerte a pololear, o tener un ascenso en la pega. Se trata de las pequeñas grandes felicidades, que a veces no veo, pero que están ahí, y me hacen bien. Hice una pequeña lista con algunas de estas felicidades:

Tomar agua: en momentos de gran cansancio por el deporte, cuando siento una sed implacable, encontrar una llave y tomar agua es la felicidad absoluta. Un bienestar simple, genuino y primitivo.
Sábanas recién cambiadas: Poner sábanas recién lavadas, hacer la cama y que quede impecable y sumergirse en ese oasis es un pequeño y pasajero nirvana.
Una palta cremosa: Si Eva hubiera comido una palta, nadie la criticaría. Porque abrir uno de esos frutos del paraíso, y con una cuchara vaciar su interior, para molerlo, ponerlo en un pancito y saborearlo, es un verdadero disparo al corazón.
Un examen en los rangos normales: Cuando te haces un examen y ves alguna cifra elevada, un frío recorre tu cuerpo y la preocupación inunda tu cabeza. O al menos eso me pasa a mí. Por eso, cuando asustada voy a buscar los resultados de mis análisis, abro el sobre y veo que está todo bien, siento paz interior y agradezco con alegría estar sana.
Despertar y que sea sábado: Muchas mañanas amanezco confundida. Creo que es un día que no es, y me demoro unos segundos en comprender lo que pasa a mi alrededor. Pero cuando creo que es lunes y resulta que es sábado, antes de abrir los ojos sonrío y me estiro con placer. Son segundos en los que me siento en una nube.
El primer sorbo de una cerveza: Terminar un largo día, sentirme agobiada por el calor, o llevar varios días sin beber son condiciones que incrementan los deseos de consumir una cerveza helada. Y ese primer sorbo, refrescante y celestial, abre los caminos de la felicidad inmediata. Y si el brebaje se comparte con una buena amiga, mucho mejor.
Un capítulo de Modern Family: Me he repetido por lo menos cinco veces cada capítulo de las primeras seis temporadas de esta serie (las que están en Netflix), y cuando tengo algún problema, o me quiero distraer y reír fácilmente, pongo un episodio al azar y me instalo a disfrutar. Jajaja por aquí, Jojojo por allá. Felicidad.
Un crudo de la Suiza: La Fuente Suiza me queda un poco a trasmano, por lo que no voy tan seguido. Pero el crudo de ese lugar es mi favorito, y cada vez que lo veo frente a mí, y le pongo cilantro, mayo, ají, cebolla y limón siento que estoy preparando el camino hacia la dicha absoluta, y cuando lo como, expelo de forma inmediata un gemido de genuino bienestar. Díganme si eso no es felicidad.
Un whatsapp inesperado: Cuando algún chiquillo que me gusta o alguien con quien no hablo hace mucho tiempo me saluda por whatsapp y me sorprende gratamente, digo “oh”. Y ese “oh” está cargado de entusiasmo y alegría, y a veces hasta de un pequeño nervio y dolor de guata. Y es rico, y me pongo contenta.

¿Cuáles son sus pequeñas felicidades? Espero que el 2017 tengamos muchas, y que siempre estemos dispuestos a poder reconocerlas, valorarlas y agradecerlas. ¡Un abrazo!

6 COMENTARIOS

  1. Pienso igual, algunos cambios:
    Tomar agua.
    Sábanas recién cambiadas y pasto recién cortado.
    Una palta cremosa y un chai latte.
    Un examen en los rangos normales: me pasó este año, abrir esos sobres son una reafirmación de amar la vida.
    Despertar y que sea sábado.
    El primer sorbo de un jugo de naranja frío recién exprimido.
    Un capítulo de Friends.
    Sushi

  2. Que bacán cuando se despierta y es sábado. Lo mejor!

    Yo agregaría a mi lista lo feliz que sido este segundo año de casada, muchas alegrías.

  3. Las sábanas todo el rato!!!

    Agregaría:
    Comer algo dulce después de almuerzo

    Feliz 2017 a todas!

  4. Me encanto el post! esos momentos son maravillosos, como tambien despues de un dia cerdo de calor, poder ducharse y sentirse fresquita!

  5. Nature inspires me:A rustle in the leaves, a gurgling creek, a rainbow, the details in a leaf or flower, snow caressing down, birds at a birdbath, an approaching thunderstorm, waves crashing on the beach, ant co23lies&#8no0;to name a few!

Comments are closed.