Tags Notas con Tag "PERSONAL"

PERSONAL

6 663

image
por lucy

El otro día una amiga me hizo una pregunta aparentemente muy sencilla, pero que me costó bastante responder… de hecho hasta este momento no sé si tengo clara la respuesta sobre cuál es mi momento favorito de cada día.

Primero me preguntó cuál era el momento que menos me gustaba, y las dos coincidimos en que era en la mañana; en mi caso no es despertar, sino ese momento inevitable en el que tienes que tomar la determinación de levantarte. Uf, un pequeño gran sufrimiento de cada día, incluso los fines de semana; puedo tener muchas ganas de hacer algo, pero el hecho de tener que demorarme una hora en estar lista me deprime.

El momento más feliz del día en cambio no era tan evidente; más bien fue una sensación de que me gustaban todos los otros momentos. Amo tomar desayuno, disfruto esos momentos en los que me embalo trabajando y me siento -al menos por unas horas- la mujer más eficiente y productiva del mundo, me fascina cuando llega el momento del día en el que no queda más que cerrar el computador y salir a tomar una cervecita con amigas, o cuando no tengo nada que hacer, poder ponerme al día con alguna serie o película. Para otros puede ser cuando sacan a pasear al perro, cuando vuelven a la casa después de un largo día de trabajo, la hora de almuerzo, acostarse a dormir, despertar…

La conclusión que saqué yo de que me costara tanto definir el momento favorito del día fue bacán: me gusta mi vida así que son muchos los momentos que disfruto, incluso cuando pienso en que ojalá viviera de vacaciones -pagadas, por cierto-.

Para ustedes, ¿cuál es su momento favorito del día?

10 1772

image
#ChicaLista por Daniela Paz (@dnlpz)

Las amigas son como la familia, se quieren, se odian, se aguantan y se apoyan en todo lo que se les ocurra. Afortunadamente tengo una variedad de amigas bien distintas a mí y entre ellas, por eso sé que aprendo mucho gracias su experiencia.

Pensando en eso, hice una pequeña lista de diferentes características que admiro de estas mujeres, porque siempre vale la pena fijarse en lo bueno de las personas que tienes contigo.

– La que no le importa arriesgarlo todo por lo que piensa.
– La organizada que tiene absolutamente todo en estuches o sobres.
– La que hace la masa de pizza y salsa de tomate casera.
– La que da los mejores consejos y me tranquiliza en mis peores momentos.
– La que me escucha todas las cosas lateras sin aburrirse, y me conoce desde los 13 años.
– La más apañadora de la tierra, que hace una aventura sólo ir al súper.
– Las que me ayudaron en la universidad, básicamente a terminar todo mi último año de carrera cuando había entrado a trabajar. Nunca voy a saber cómo agradecerles.
– Todas las que son madres y sacrifican mucho por sus hijos.
– La corredora que me motivó a ser como ella. A ser bacán.
– La que ha estudiado de todo y es la más seca y exitosa que conozco.
– La que me cocina siempre y me ayuda en todo lo que le pido.

11 1076

1683654-inline-i-2-drinking-buddies-movie-breakdown
por Clau

Este año decidí que me preocuparía de mí. Le he dado muchas vueltas al asunto, y mientras sufro por saber que no estoy comiendo nada rico o dejando varias que me gustaban, lo compenso porque también lo pasaba mal cuando sentía que no estaba en mi peso y no me gustaba como me quedaba la ropa. Y aunque llevo poco del nuevo año ya he notado cambios, que finalmente son la motivación para seguir.

Pero el problema más grande al que me he enfrentado es el tema del copete y las fiestas. En general yo lo paso bien y no necesito tomar para tener un buen momento, en el Año Nuevo tomé apenas y creo que lo pasé mejor que muchos que estaban sirviéndose sin parar, pero otras veces es realmente aburrido. Ves a tus amigos bailando con demasiada euforia y tú ya ni siquiera encuentras buenas las canciones y te dan ganas de irte a dormir. Eso no me pasaba antes.

Sé que esto es un momento de costumbre y aunque nunca será mi idea dejar totalmente de tomar, porque me encanta la cerveza y la piscola, para lograr mi objetivo tiene que ser un punto a considerar.

Mi pregunta es: ¿será algo que se pueda llevar en el tiempo o simplemente acepto que las fiestas ya no van a ser tan chistosas como antes?

22 978

slide_330534_3480629_free
por Rox

Ya salí hace varios años de la universidad y siento que en todos mis trabajos he aprendido bastante, pero pensando en mi futuro, tengo la necesidad de volver a estudiar. Muchas veces pienso que lo que sé por mi experiencia laboral debe tener un fundamento más teórico, pero también hay muchos trabajos en que valoran mucho más tu práctica que lo que has estudiado.

Creo que también depende de la carrera, en la mía que está relacionada con el mundo de las humanidades, cuesta encontrar profesionales con una especialización por lo que sería un plus, pero otro lado me dice que puede que invertir todos mis ahorros quizás no tenga muchos frutos.

A quienes siguieron estudiando luego de la universidad: ¿efectivamente les ha servido o piensan que fue botar su plata y que era mejor enfocarse en el trabajo?

Link foto.

2 522

image
por carodu

Imagino que a muchos de nosotros nos han recomendado anotar nuestros sueños. Que el inconsciente habla, que nos dice mucho de cómo somos, que podemos conocer toda una nueva dimensión. Y claro, en el terreno de lo onírico se ve todo tipo de cosas: personas que no queremos ver, animales que nos atacan, relaciones sexuales multitudinarias, situaciones dignas de Dalí o de algún especial de Halloween de Los Simpsons, y así, una larga lista de cosas que se cocinan en nuestra cabeza mientras dormimos.

A veces, cuando el sueño es muy impactante, lo retengo un buen rato al día siguiente, si no, apenas despierto se me olvida. Y admito que me produce curiosidad llevar un registro cotidiano de lo que voy soñando. Me imagino que por algo se hacen talleres de interpretación de sueños, o especialistas como el famoso Carl Jung se han dedicado a descifrar los mensajes que nos entrega el inconsciente. Me parece entretenido ir interpretando los símbolos que se producen en nuestra cabeza.

Este 2015 voy a tener una libretita y un lápiz en mi velador, para anotar apenas me despierte lo que recuerde haber soñado. A ver si logro conectar algo y lograr mirar un poquito más adentro de mi mente. Podría resultar revelador nadar un rato por ahí.

1 551

guaga
por Ana Paula

En 2015 mi vida va a cambiar por completo, ya que en marzo llega mi primera hija. Por eso mismo, no logro ponerme una resolución específica, sino que simplemente disfrutar de lo que la vida me va a regalar: los momentos lindos, otros más difíciles, las dudas, los olores, los dolores, las risas, los llantos, las preguntas y las respuestas.

Foto: Mariana y punto

10 239

image
por carodu

Cada vez que voy a un concierto tengo la misma sensación. Por un lado es la felicidad de estar escuchando en vivo música que me gusta, y por otro lado está la frustración de no ser yo la persona que está ahí, interpretando hermosas melodías sobre el escenario. “Por qué no se me ocurrió a mí”, me digo a mí misma.

A veces me pongo a pensar: “¿qué tan difícil será componer una canción?”, “si tanta gente lo hace, ¿por qué yo no?”, “¿será que no me lo he propuesto verdaderamente?”, “¿será que nunca me he creído capaz de hacerlo?”. Son tantas las interrogantes que creo que llegó el momento de responderlas.

Como gran meta para este 2015 me propuse hacer una canción. Acompañada de mi guitarra, que domino a nivel aprendiz. No sé si se hacer la letra primero o la melodía. No sé cuánto me voy a demorar. No sé de qué se va a tratar. No sé cómo se va a llamar. Sólo sé que tengo 365 días para concretar mi objetivo, y que cuando lo logre me voy a poner muy feliz.

Esa, señora y señores, es mi principal resolución 2015: tener mi propia canción. En un año más les cuento si lo logré.

34 1548

image
por Anits*

Desde chica que he sido ñoña en un sentido bien sano. A mis 15 se estrenó la remasterización en digital de la trilogía antigua de Star Wars, que claramente no me perdí en el cine. Años después, le tocó el turno a la trilogía del Señor de los Anillos (libros que ya me había leído como 5 veces cada uno), a lo que fui disfrazada de elfa al cine. Y más tarde a cada una de las Harry Potter fui también con los libros bajo el brazo y con un rayo dibujado en la frente. La torta de mi cumpleaños nº 32 tenía una Estrella de la muerte y una princesa Leia, ambos de mazapán.

Toda la vida he leído ciencia ficción y fantasía y no soy para nada una persona rara. No soy gordita con lentes, ni como Amy la novia de Sheldon, sino una mujer profesional que a mis 32 años disfruto de hobbies, temas y espacios, que extrañamente siempre han sido gusto de hombres. Es parte de mi ADN.

No sé por qué ha sido así. Es demasiado entretenido leer cómics, pintar miniaturas o jugar rol. Con mi novio (un abogado bien ñoño y normal) nos casamos el otro año y claramente haremos un matrimonio de temática geek. Muchos amigos me preguntan si tengo amigas así y la verdad, conozco un puñado.

Ser ñoño, geek, nerd o lo que sea no lo veo como algo malo, al contrario, es tener un sentido más lúdico en tu vida. En vez de volver a casa después de la pega a juntarte con amigas en un bar o ver la teleserie, yo juego PS3, instalo un juego de mesa (mi ludoteca personal es enorme) o leo el libro que tengo que leer para la próxima reunión de mi club de lectura.

Contrariamente a lo que se cree, ser geek no es sinónimo de ser infantil. Incluso he leído que hay varios beneficios respecto a jugar en la adultez, como mejores relaciones interpersonales y una mayor capacidad de toma de decisiones. Pienso que así uno recarga pilas para lo productivo.

¿Ustedes tienen hobbies o gustos nerds?

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

7 991

proyectoformas
por Galia

Todos los años para la época navideña, evitando el insoportable mall, yo solía recurrir a las ferias para hacer todas las compras de regalos. Para mí es la mejor opción sobre todo por mi fobia a los malls y locura navideña en espacios reducidos. La feria era una opción entretenida, diferente, en general al aire libre, y por sobre todo para mí es la mejor idea para apoyar al emprendimiento, en vez de a las grandes tiendas y retail masivo.

Siempre he comprado todos los regalos en el Bazar Ed, que se realiza todos los años a fines de noviembre en el Parque Bicentenario, y en MásDeco Market, que hace 3 años se lleva a cabo dos veces al año, y la segunda a mediados de diciembre. La feria reúne el concepto de paseo entretenido con las amigas, ideas diferentes y cosas nuevas para sorprender.

Por primera vez este año estuve presente en MásDeco Market, pero no como público, sino como expositora.
Hace un par de meses comencé un emprendimiento con una socia, llamado Proyecto Formas. Hacemos cuadros chicos, con figuras geométricas, principalmente en blanco y negro. Esos mismos diseños los dibujamos en patrones y los estampamos en telas con serigrafía. Con esas telas hacemos cojines, individuales y paños de cocina. Todo en blanco y negro con un diseño diferente, hecho a mano y con patrones propios.

Hace un mes exactamente nos confirmaron que quedamos seleccionadas con nuestra tiendita y nos lanzamos con todo. Fue una apuesta, ya que al momento de postular no teníamos productos terminados, así que tuvimos que hacer todo contra el tiempo para llegar a la feria con suficientes productos, variedad de diseños y perfectamente terminados. Obviamente, como nada es fácil en la vida, nos costó mucho, nos equivocamos y tuvimos que volver a empezar varias veces en el camino, pero finalmente llegamos!

Estar ahí con un stand en la feria ubicada en Estación Mapocho por cuatro días, 12 horas diarias, hace que uno observe mucho y así saqué unas interesantes conclusiones acerca del mercado del diseño nacional y de los compradores:

– Primero que nada, las ferias navideñas se enfocan en vender productos que pueden servir de regalo, ya sea para la familia, amigos o colegas. Por lo tanto las marcas consagradas venden cosas más destinadas para regalar que para el consumo propio, es decir, cosas chicas y más baratas.
– Las marcas nuevas en independientes venden lo que tienen, siempre tratando de diferenciarse, todo con mucho esfuerzo, y sin muchas ganancias.
– Este año fue el peor según los expositores que han estado otros años. Se nota el miedo de gastar en época de desaceleración. Pocas ventas, harto paseo.
– Como cada vez hay más diseñadores y productos para la casa y decoración, la competencia es fuerte, y hay muchas cosas bien parecidas.
– A la gente le cuesta regalar cosas para la casa, ya que muchas veces esas cosas las elige el mismo dueño de casa, basado en su gusto personal.
– La mayoría del público se maravilla con pequeñas chucherías, y los locales más llenos eran con las cosas más chicas y baratas, versus los locales de muebles y productos más caros. Fue impresionante ver la atracción hacia unos productos de papelería que me rodeaban.
– La gente regala hartas tonteritas, para “salir del cacho” en vez de preocuparse de regalar algo con más sentido y dedicación. Es interesante observar el fenómeno social que se produce en estas instancias y el comportamiento de la gente al momento de comprar.
-Hay muy poca variedad para hombres, ya que la mayoría de los objetos decorativos son bien femeninos, con flores, colores pasteles, suaves. Eso fue lo mejor para nosotros porque logramos captar la atención del público masculino que encontró en nuestros productos algo más neutro, no tan delicado, con líneas y figuras bien estructuradas, lo que les llamó harto la atención.
– Cada vez hay más hombres en estas ferias. No sólo estaban los maridos y pololos, sino que me llamó mucho la atención ver a muchos hombres solos o con amigos paseando, tratando de encontrar algo para decorar sus casas, dentro de tanta oferta más femenina. Esto se debe a que hay cada vez más hombres viviendo solos, solteros, separados y muchos hombres con buen gusto y tomando decisiones decorativas en la casa.
– Mucha gente va a estas ferias para pasear, lo que me parece excelente, ya que encuentro mucho más entretenido pasear en ferias, en lugares abiertos, parques o centros culturales, que encerrarse en un mall.
– La mayoría dice que no se compra nada para sí mismo, y que son puros regalos para niños, siendo que entre tanta bolsa infantil, siempre aparece un regalo propio, lo que me parece fascinante, porque la culpa del regalo para uno es más fuerte.
– En estas instancias es cuando se percibe la comodidad de la gente, y lo complicado que resulta para algunos moverse o desplazarse fuera de su metro cuadrado. Salir y recorrer lugares fuera del hábitat natural hace bien, y se lo recomiendo a los que no fueron sólo por “quedar lejos”.
– Los amigos que van a apoyar siempre se agradecen. A algunos puede que ni les gusten tus productos, pero compran igual y eso se valora. Sentir el apoyo de los amigos en esta instancia es clave, y eso da la fuerza para seguir avanzando.

PROYECTO FORMAS
Contacto: proyectoformas@gmail.com
Instagram y FB proyectoformas
Showroom: Conde de Flandes 859, Providencia

18 1578

peliculamilyunaveces
por @pasi_adaros

Ahora que está de moda la teleserie de Las Mil y una Noches, me vino a la mente el hecho de ver una película mil y una veces, práctica muy arraigada en mi persona. Cuando una película me gusta mucho, la veo varias veces seguidas, y en distintos momentos de mi vida. Me ha pasado con varias. Incluso las he grabado y las guardo en DVDs rayados por el uso, o bien en la respectiva carpeta de mi notebook.

Algunas personas me han comentado que no entienden esa práctica, o que la encuentran un poco obsesiva. A mí me encanta. Y cuando descubro algo nuevo, o me río/lloro eternamente en la misma parte, lo disfruto mucho.

Estas películas no tienen algún hilo conductor; solo me han impresionado mucho y han generado fuertes sentimientos en mí, ya sea por la historia o por su originalidad. A título meramente ilustrativo puedo mencionar algunas.

Por su historia:
Ser Digno de Ser (2005): la primera vez que la vi quedé muy impresionada. Me gusta la historia y me interesan los conflictos de derechos humanos, en general; pero mi ignorancia sobre el conflicto etíope y la existencia de judíos-etíopes llegó a su final cuando vi esta película. Como la tercera vez que la vi, muchos años después de la primera, lloré mucho con el final. MUCHO. Estuve tanto rato llorando que me vio mi mamá y pensó que me había pasado algo. Sí mamá: vi el final, que es paloyo. La agrupé junto con Bailarina en la Oscuridad en la sección películas para llorar sin fin.

El último beso (2001): no tengo muy claro por qué me gusta tanto, pero es lejos mi película romántica favorita. Quizás porque es la primera película italiana moderna que recuerdo; era muy chica la primera vez que la vi, doce o trece años, y me impresionó la visión más realista y cruda de las relaciones y el amor que mostraba, por lo menos mucho más que las gringas. Ahora que me acerco inexorablemente a la edad de los personajes principales (todavía me quedan unos años diosito, gracias) va cobrando un sentido distinto.

Y por su originalidad:
La Ciencia del Sueño (2006): estoy obsesionada con esta película. Me produjo lo mismo que me producen las películas de Wes Anderson: quiero vivir en ese mundo creado por el director, forever and ever. De ahí en adelante me convertí en una devota de Michel Gondry, hasta el extremo de ir a ver en 3D al cine El Avispón Verde. El juego de palabras entre Stephane/Stephanie; la latinoamericanidad de Gael García y su francés pésimo, la idea de la desastrología y el calendario asociado, el agua de papel celofán, y los infinitos detalles hacen que me duela la guata de la risa cada vez que la veo. Me empiezo a reír antes porque sé que viene una escena que me da risa. Un poco enfermito.

Amélie (2000): lo que más me gusta de mi amor por Amélie, es que fue a primera vista. En la lejana época en que iba al videoclub amigo (Antumalal, nunca te olvidaré, sobre todo por tu ruedita de la fortuna, que si te salía el pinito, te llevabas un arriendo gratis) me tentaba por películas solo por la carátula, y con Amélie me pasó exactamente eso. Cuando la vi, morí. Era la primera vez que veía una película tan original. Solo me repuse del shock cuando vi La Ciencia del Sueño.

¿Y ustedes? ¿Alguna recomendación para ver mil millones de veces?