Candy

26 389

candyc23
por José Miguel Villouta*

¿Cómo estan mis bitches. Yo acá de vuelta con un nuevo resumen para ustedes.

Como siempre les aviso que para disfrutar de esta esta columna hay que tener tiempo y estómago. Es más, quiero partir con un tema controversial que no tiene nada que ver con Candy: la pornogafía gay.

:O

Así, sin anestesia.

Muchas de ustedes no tienen un amigo gay. Lo sé porque escribí un post sobre el tema y leí sus comentarios. Bueno, yo me ofrezco con esta columna a ser su pen-pal-homosexual.

Estoy obsesionado con los twitters de los actores porno gay que son mis superheroes: no están adentro del closet y ganan mucho dinero por tener sexo con minos exquisitos mientras recorren el mundo. Es el sueño del pibe gay. O por lo menos para mí.

La pornografía gay es la farándula gay: los gays nos enteramos de cuándo un actor porno se muere, de cuándo los detienen por andar en metanfetaminas o cuando asesinan a alguien. Pasa más de lo que ustedes creen.

Si uno los sigue en twitter, uno tiene la posibilidad de ser testigo de cosas como “Filmación cancelada, me voy a comer un sandwich” o “Necesito urgente a modelo AHORA para una escena, por favor RT” o “Hoy conocí a @JuanXXX, Gracias por ayudarme a eyacular en esa escena cuando no podía y mi compañero no me gustaba”.

No solamente me imagino las historias que hay detrás de cada uno de esos twits, sino que los retwitteo y estos gays -que salen con sus avatares en pelotas- terminan apareciendo en el TL de LOS TROLLS QUE ME SIGUEN Y QUE SON UNOS SACOS DE WEAS.

Me imagino la cara que deben poner mis trolls cada vez que ven la foto de un weon mostrando el orto mientras leen “me duele el culo”.

Pero no es sólo por eso mi obsesión y acá me voy a ir en la deep…

Camile Paglia -la famosa y popular crítica social- dijo que con el feminismo a las mujeres se les depojó de cierta arista de su sexualidad y terminó siendo todo “tan Gwyneth Paltrow, tan Pilates”. Me pregunto si no estará pasando lo mismo con el movimiento gay. A veces creo que medida que ha ido agarrando respeto se está todo transformando volviendo en un gran chaleco Brooks Brothers cuello en V.

Que nadie se ofenda, yo sueño con Brooks Brothers como Holly Goligthly.

Pero la pregunta es ¿Qué pasa si en todo este debate sobre qué hacer con los homosexuales, aparece la figura del gay calentón, esa que tanto incomoda?

¿La sociedad se escandalizaría si en los comerciales se usara el sexo para llamar la atención de un hipotético mercado gay? Si en la tele dieran comerciales de gays sexys que atraen con sus sex appeal a otros gays sexies, tal como se usa en todos los comerciales con los heterosexuales. ¿Pasarían piola letreros de minos dandose besos?

Por eso creo que tiene que haber un movimiento post-gay que reivindique al gay calentón, ese que se ha escondido en el closet. En el fondo seguimos adentro del closet bitches. Por eso yo me saco también fotos en pelotas y las subo a twitter. Porque soy de toda la onda noventera in yer face.

Pero basta de mariconear y partamos mis Lenas Dunhams con el capítulo de Candy de hoy que se llama oficialmente “Su Primer Paseo juntos”. Título chanta porque con Anthony ya han paseado bastante. ¿Se acuerdan de cuando este Chris Brown la sacaba a cabalgar y él se sentaba detrás?

Cada vez que veo la presentación de esta serie me pregunto por qué nunca la adelanto y es porque estoy enganchado en esa letra siniestra, pasiva agresiva y manipuladora sobre una niña de vida miserable. La presentación de Candy es el escapismo que necesitamos antes de ponernos a ver Candy.

La Voz que hace los resumenes del capítulo anterior nos señala que en el Rodeo Gay, Candy estuvo tan nerviosa que incluso se puso a rezar para que a Anthony no le pasara nada (y así poder ella salir de la indigencia).

Igual agotadora una mujer que llega a rezar por el mino que le gusta. ¡Reza de una vez para que sea tu marido! Put a ring on it!

En el resumen se nos muestra esto:

01

Crotch bomb!

Y luego, la nueva crib de Candy:

02

Con la tranquilidad que da el dinero, Candy duerme así:

03
Candy está orgásmica: en sueños grita -y no estoy mintiendo- “Anthony, así es hace”. “oh, cuidado, Anthony…ohhh…ohhhh….ahhhh..ahhhh” y es con esa voz de Luly que pone a veces. Porn voice. ¿Tienen ustedes? Yo sí. Yo gruño como un león.

Candy le pide perdón al mapache por su orgasmo ya que “todavía estaba sintiendo a los caballos galopar”.

04

La carita de Clint.

Se escucha una explosión y salen todos a ver qué es lo que ha sucedido. Están con estas ropas.

05

Se ha producido un incendio ya que Sheldon ha fracasado con unos fuegos artificiales. La Tia Abuela se emputece por millonésima vez. Ya es hora de que le demos la razón.

La Vieja les ordena que se olviden de todo este mambo jambo del Rodeo Gay y Anthony -que en el capitulo anterior andaba todo Che Guevara diciendo que quería trabajar y ser útil- le dice desafiante “¿Por qué es deshonroso participar en un rodeo?.”

La Vieja le dice que se calle.

Están golpeando la puerta muy fuerte y Candy -que se cree dueña de casa- dice: “Adelante”

ELLA dice adelante. No la Tía Abuela.

Pasa esto:

06

Un vaquillón entra al salón, deja la cagada y justo cuando va a atacar a la Tía Abuela le languetea la cara de manera juguetona. No hay sangre bitches.

El vaquillón es lo que han ganado en el rodeo y la Tía Abuela dice nones, y que se lo tienen que llevar al pueblo a un matadero chainsaw massacre style.

Todas estas decisiones se toman mientras el vaquillón está dejando la zorra.

07
Odio cuando en las películas cómicas el personaje se pone a pelear con un perro que pone todo en peligro. Pero la gente adora eso. Hay una escena de esas probablemente en todas las películas de Ben Stiller y Adam Sandler. Es como animalsplotation.

Afortunadamente Candy es capaz de dominar al animal mirándolo a los ojos Cocodrile Dundee Style.

Candy es la encargada de llevar el ternero al pueblo. Candy le habla al animal. Le dice que está segura de que Tom lo va a recibir en su granja, donde me imgino también lo van a sacrificar.

Pasa un auto: son los Hijitos Legan. Luego de ver a Candy, van con sus anos bien apretados donde La Tía Abuela a decirle que nadie puede y que está en peligro el eugenismo de los Andri.

¿Es Candy la verdadera Downtown Abbey?

Candy, como buena floja, al rato ya está tirada en el suelo sin saber qué hacer cuando aparece Anthony preguntando por su Tom. The Brokeback pack is back.

Parten juntos al pueblo a sacarse el cacho del ternero. Cuando pienso en la Tía Abuela piendo en cuál sería mi reacción si yo tuviera una hija ofreciendo un ternero en el Parque Arauco. En el Boulevard.

Viene un montaje del par tratándo de convencer a la gente de llevarse el ternero. Se lo ofrecen a personas como esta.

08
Así se arreglaban las mujeres antes de andar perdiendo en tiempo en la internet.

Me pregunto cuánto tiempo perderá Lena Dunham en la internet, porque la mina es mega productiva. Yo creo que entre guiones debería escribir “La Guia de Lena Dunham para ser una persona eficiente”. Yo lo compraría.
Y podría hacer la película después.

Candy y Anthony encuentran a un tipo que gentilmente quiere hacerse cargo del novillo, pero el tipo trabaja en esto:

09
Esto es como The Following.

Van corriendo a rescatar al ternero pero se desvían y terminan en una feria de diversiones. Mish. Candy siempre como que no quiere la cosa termina en lugares como el portal de los Andri, en la casa del otro Andri que está loco de la cabeza o en un bosque donde hay minos. Ella sale nomás a caminar.

En la feria de diversiones aparece el papá de Tom que no sólo viene a buscar al ternero sino que también se los va a pagar chin chin. Los tortolitos en el pueblo, solos y con plata. Date Porn.

Candy se hace de rogar con el pago pero a la primera acepta.

El famoso dinero es este:

10
Anthony le pregunta a Candy “¿Has gastado alguna vez, Candy?”.

Que maricona la pregunta. Onda. “Has tragado comida alguna vez Candy”.

Candy es tan pobre que le dice que “nunca ha gastado nada en su vida”.

Anthony le dice que él “tampoco nunca ha gastado porque tiene de todo”. Toma.

Candy dice “parece que no sólo los pobres no pueden gastar dinero” y se rie.

Si Candy, pero la diferencia es que…

Candy quiere ponerse a comprar, pero Anthony le dice que es mejor gastar el dinero “sin comprar nada”.

Waaaaaaaa?

¿La pobre Candy es primera vez que tiene para gastar y no la van a llevar de Shopping Spree?

Ninguno de los dos se ha subido a un carrusel así es que para allá parten. El tipo que maneja el juego les pregunta “¿Cuántas vueltas? y Candy pide “dos vueltas”. El tipo le dice que “dos vueltas” significa “flores de amor”. Pero dos vueltas quiere decir que sólo pagaste por dos vueltas.

Ahora, ¿en qué carrusel se paga por vuelta? En el miserable carrusel que le tocó a Candy.

Candy se pone a pensar en cómo reaccionarían en Hogar de Pony si supieran que ella ahora es del Best Seller.

11
Parte entonces una canción en japonés donde Candy cabalga hacia el cielo llena de escarcha con la Señora Pony, Sor Paula y todos los huerfanettes.

Luego -en el video Clip- se encuentra con quien la sacará de esa realidad: Anthony. Juntos cabalgan por los cielos mientras Candy pregunta con su voz de mosca muerta: “Señorita Pony, Sor Paula ¿Tengo derecho a ser tan feliz?” y la respuesta es: si, te lo ganaste: estuviste durmiendo a metros de los mojones de unas yeguas en un establo y no aflojaste para que Anthony te conociera. Lograste que te llevara flores al establo de los cagados. Así es que si te haces esa pregunta, la respuesta es un sí sólido.

Hipócrita.

“Ays, ¿me lo merezco?”

El sastre ha llegado a la casa de los Andri con el cawín de que vio a los tortolitos en el pubelo con el ternero. La Vieja muerta de vergüenza manda a un esclavo al pueblo. Lo que no ayuda es que el hombre se pone a gritar “¡¡¡¡¡¡Anthony!!!!!!” cuando la idea es que nadie más se entere de la rotería que se está llevando a cabo.

Los amigovios escapan, corren y Candy -como que no quiere la cosa- pone sus ojos en este local.

12
Candy Supersize Me.

Anthony -el fleto- le pregunta al dueño si tiene sillas. Todos se rien porque no hay sillas. Candy conoce el bajo mundo y le dice “Acá todos comen de pie anthony”.

¿Les digo algo? Si uno come de pie o almueza apurado, uno no tiene realmente dinero. La gente con plata almuerza como se almuerza en los comerciales.

“Nunca en mi vida había comido de pie” dice Anthony.

Anthony no sabe qué hacer con el completo. Pide cuchillo, tenedor y es como “Anthony comete el completo con las dos manos”.

Candy le muestra a Anthony cómo se tiene que comer el completo.

13
Anthony dice que nunca había probado algo tan delicioso y como no hay maricón arrepentido pide otro competo más.

Hay un momento de tensión cuando vuelve el esclavo a preguntar por Candy y Anthony. El dueño los ayuda a ocultarse ya que Anthony es un valiente al haber ganado el último rodeo gay. Anthony es la estrella de la fuente de soda así es que todos los les compran completos y Candy en las nubes con tanto fiambre para llenar la guata.

Alguien va a andar con sed.

Más tarde caminan por la calle quejándose de que no han podido gastar la plata. Candy insiste en que quiere ir de shopping: “Es dicifil gastarla sin comprar algo” dice.

Pero Anthony no cede. Así es que cuando se da cuenta de que no podrá comprarse nada con el primer dinero que ha tenido en su vida pone esta cara.

14
Como es una serie para mujeres, los guionistas deciden poner frente a Candy un local con una tarotista.

Yo siempre he encontrádo que -irónicamente- hay que ser bien bruja para ir a ver una bruja. ¿Qué quieres? ¿Tener una ventaja frente al resto sabiéndo qué es lo que te va a pasar y tener tiempo para hacer maquinaciones?

Si lo piensan bien, las minas que van a ver brujas son competitivas a cagar. Se hacen las relax.

Este es el letrero con el que la bruja se hace publicidad.

15
Cuando la bruja reparte las cartas, Candy está muerta de susto. ¿Qué pasa si a Anthony le sale que ella es una trepadora que lo quiere por su fortuna? ¿Cómo sería de raro ese regreso a cása? Onda: “Que estúpida la bruja, ¡las cosas que inventa!”.

La primera pregunta que le hace la bruja a Candy es “¿ha tenido problemas?”.

“No, no tantos” contesta Candy. Ahora no tiene problemas, ahora que vive en una casa de multimillonarios.

La bruja le dice “Serás felíz de ahora en adelante”. Listo. Corte. Se acabó la serie.

¿Se han fijado que siempre existe una mina que sabe de otra mina que conoce a una mina que sabe leer “algo nuevo” como “la espuma del expresso”, “el puro” o “los bordes de la callampa”?

En serio. Es una mina a la que le llevas la primera callampa que encuentras en el bosque o el super y ella te lee los bordes. Es una lectura de tu vida en relación a la callampa.

¿Se imaginan ir donde una bruja y decirle “Como me dijo, traje el pañal usado de la guagua lo más abierto posible”?

Cuando le va a leer la suerte a Anthony, comienza una música retorcida que nos indica que viene algo malo. ¿Quién será el que está a cargo de la dirección musical de esta serie? Esa no es una música que uno le pone a niños chicos, la audiencia de esta serie tétrica.

A Anthony le sale esta carta.

16
No es una carta chill-out.

Hay un largo silencio. La bruja dice “voy a probar mejor otra vez”. Chet.

Sale la misma carta de nuevo y la bruja: “Será mejor que vuelva a casa sin saber nada”.

Fuck. Le salió la carta Game Over.

Están los dos en un parque. Candy está amurrada. Anthony le dice que no crea en esas cosas, “Ya no soy un niño Candy, no tengo que asustarme porque tenga que pasarme algo malo”.

Además soy un legit multimillionaire.

El paseo termina -no se cómo- arriba en las campanas de una iglesia. Del dinero quedan sólo dos monedas. Cada uno se quedará con una de recuerdo. Nada de shopping.

17
Candy podrá poner la moneda junto a la medalla nazi y a la monja crucificada. Es su dream-board.

Ella -como que no quiere la cosa- se para en una parte peligrosa y se hace como la que se cae al vacio . Anthony la agarra y ella “ays, Anthony, te abracé”. Y es como Bitch, Really?

Comienzan a sonar las campanas, AL LADO DE ELLOS, con un volumen que hace que se escuchen en todo el pueblo. ¡Que romántico que te hagan mierda los tímpanos!.

“Te abracé ¿es algo malo?” dice la mojigata desgraciada mientras pone su cara en los pecs de Anthony.

“Sí, muy malo” le dice Anthony Grey y luego se ríen los calientes.

Se forma un tumulto debajo de la torre. El Empleado de La Vieja los reconoce, la suerte, no tendrán que caminar de vuelta.

Anthony le dice que han pasado un día muy hermoso y Candy le contesta que para ella ha sido el más feliz de toda su vida. Es decir, para uno de los dos fue claramente más importante.

Luego, en vez de darse un pato, se muestran las monedas de cinco pesos.

Nada de revolcarse como los hace Anthony con Tom.

Y para terminar pasa esto:

18
Y así termina el capítulo. ¿Qué esperan después de esa hermosa imagen de arriba? Esa imagen no sólo es el fin del capítulo, sino que es el fin del arte.

Seguido de eso aparece Anthony con una lluvia de naipes que termina con la calavera de la muerte.

Corte.

“En mi ventana veo brillar….”.

Y eso bitches, espero poder escribirles pronto. Recuerden que hay un link con toooodos los resumenes para que se los recomienden a sus amigas y mi twitter es @villouta, donde encontrarán retweets de actores pornos gay. Es una curatoría que estoy haciendo.

¿Qué creen que le va a pasar a Anthony? Escríbanlo en los comentarios. Pero, ¿podemos ser creativos y no decir lo que va pasar de verdad?

Yo creo que lo que va a pasar es que a Anthony le salió una carta con una calavera porque se va a unir a una pandilla estilo Sons of Anarchy pero gay. Por eso la vieja no le quiso decir al frente de Candy.

Eso.

Las quiero mis bitches.

Nos leemos pronto.

*zancudo invitado

23 274

candy22
por José Miguel Villouta*

¿Cómo están mis bitches? Espero que el verano las esté tratándo bien, estén independientes, con confianza y listas para todos los proyectos. #EsPosible. Si están desmotivadas, un consejo: arrienden Working Girl.

Estoy haciendo un experimento social, ver qué me pasa si durante un tiempo no tengo televisión, cable e internet en mi departamento. Llevo una semana y me siento como Hannah en Girls. Tengo que ir a bajar información a la casa de mi vieja y es como ir a buscar agua. Muy hippie.

Chicas, ustedes saben que esta es una columna irregular (hay un link en todo caso para leer todos los resumenes) y que hay que tener estómago y sentido del humor para leerla ya que es machista, clasista y todo eso asqueroso. Pero qué se le va hacer bitches, es Candy y Candy es nuestro líder.

Así es que están advertidas nuevamente.

¿Partamos?

25 111


por José Miguel Villouta*

Hola mis bitcheras. ¿Cómo están? Me imagino que en plena onda solidaria unas con otras ahora que se viene el verano. Chicas, necesitamos que se apoyen entre ustedes ¿ok? Préstense los pareos cuando se levanten de las toallas a buscar algo, si una NO ESTÁ haciendo dieta, ninguna se pone como wevona a comer ensalada y a adelgazar y nada de ponerse botox si no es en grupo.

Eso cuesta caro y no todas tienen como para gastar.

¿Se imaginan que entre todas las amigas hicieran una vaca para que otra se pusiera botox?. Onda “Mira, quedé regia, y todo gracias a una vaca que hicieron mis amigas. Es para que andemos todas iguales. ¿Se imaginan? Pero eso no sucedería nunca.

27 248


por José Miguel Villouta*

Yeps Bitches

Escribiendo duránte el super-extra-fin-de-semana-largo en el que he decidido quedarme sólo en el departamento de mis viejos. Disfrutando de una radio online de los 60s, de mi propia compañía y del refrigerador materno.

Claro que mi vieja ya cachó el truco. Cuando se van todos a la playa (donde está la casa oficial de mi familia), yo le pregunto si me puedo quedar en su departamento. Ella me dice como toda una buena madre “Sí pues ¿cuál es el problema?”. Pero ya se dió cuenta del problema: cuando vuelven todos a Santiago el refrigerador está vacio.

27 251


por José Miguel Villouta*

Hola mis Zancadivas.

WhatsApp Bitches?

Habemus columna así es que espero que estén sentadas, preparadas con sus smartphones, la estufa cerca y la deyección con la que probablemente se alimenten.

No es que quiera insultarlas con esto de “la deyección” pero mis bitches, estamos en invierno, el cuerpo pide calorías y muchas de ustedes sólo pasan al dunkin donuts creyendo que con eso están. Y no. Tienen que aprender qué son las proteínas, los carbohidratos, las grasas buenas y entender para qué sirven. No comer como energúmena y el fin de semana llamar a su yunta para decirle “¡Ays, me lo he comido todo!” creyendo que ESO va a hacer que esté todo bien.

Sobre todo si son buenas para el copete.

28 366


por José Miguel Villouta*

Cómo están mis Niñas Consentidas de Home & Health, mis Supercuponeras.

He descubierto ultimamente que los fines de semana, días en los que me he quedado en cama, el Discovery Home And Health. Es un canal para mujeres que hacen cosas. Muchas. Pero cosas importantes. No como en Útilísima donde todo los “trabajos que vamos a hacer son muy fáciles y los pueden hacer en un ratito”.

Si a mi una mina me regalara una de esas cosas de Utilisima- como una foto adentro de un frasco al que se le pusieron piedrecitas abajo- diría: no te tomó el tiempo.

En DHH vemos a minas saliendo de su deudas, otras que organizan archivadores gigantescos de cupones, otras que tratan de dejar de ser sobreprotectoras y sudan cuando la animadora del programa hace que su hija se balancee cabeza abajo en un juego de la plaza QUE ESTA A DIEZ METROS DE ALTURA.

Es buena televisión.

15 156


por José Miguel Villouta*

¿Cómo están mis estimadas bitches?

Déjenme partir preguntándoles: ¿Qué les parece esa polémica de mi trato hacia ustedes en forma de Bitches?

Mis Bitches McBitches.

Hay gente que no entiende. Como Candy.

Pero Bueh. Vamos de una con la sección mega shorts-shorts de esta columna llamada “¿Soltero otra vez aweonado?”

Resulta que leí esa entrevista donde Salfate cuenta que se curó ordenando y botando 5 MIL PUTAS PELÍCULAS. Eso me hizo partir corriendo a borrar todo mi iTunes. Dije: “De ahora en adelante, el silencio”.

36 144


por José Miguel Villouta*

Como están mis Bitches McBtiches.

¿Se mantuvieron en pie durante la semana pasada, cuando la lluvia cayó en los momentos menos apropiados y el cuerpo luchó contra las inclemencias sin parar? Ogh, fue tan desagradable. Mi vieja compró además unas flores hediondas y las puso en el living y con las ventanas cerradas por el frío era como: ¿esta planta se tiró un peo?

Discúlpenme, pero en verano estas semanas no existen. En el verano la onda es carretear y tener trazos de olor a Hawaiian Tropic o en el caso de algunas de ustedes, Vichy. Que es como Bitchie.

84 245


por José Miguel Villouta*

Bueno.

Bitches. Se materializa el regreso de la columna de Candy.

¿Todos felices no? Efectivamente no.

Estoy pasando por una etapa donde después de terminar con mi ex y darme los meses de celibato que dice el libro “The Rules” -que es un libro que existe y que está y que contiene una especie de manual de Carreño de cuáles son las reglas de etiqueta de todo lo que es ponerse a weiar después de pololear-, decidí volver a la supercarretera sexy pero la onda no fue lo que me había imaginado, fue una especie de tour Alfie fail del que ya les contaré. Quiero amor. Quiero amor y weiar. Estaba comenzando a echar de menos el amor, como se echa de menos cuando se pierde el control remoto durante un fin de semana.

Fue justo en ese momento en el que me llama Paty Leiva y me dice que la puerta para volver a escribir los resúmenes de Candy está abierta y y yo como soy un regalón le dije que sí porque necesito nuevamente el cariño de ustedes bitches.

66 529

por José Miguel Villouta*

Ok, Bitches. No quiero decir que ganaron ustedes con el regreso de los resúmenes de Candy. No es eso. Es que Pro-Shit Run-Gay Sucking America es insoportable. Vi el capítulo de esta semana y como buen feminista radical que soy, escogí abortar.

Raya para la suma, el programa es tan malo que ni siquiera sirve para reírse y estaba llegando a los fines de semana con angustia PORQUE ME TENÍA QUE SENTAR A VER EL PUTO BODRIO y a tratar de escribir algo divertido cuando todos los capítulos eran iguales: un Gazufest tan mal hecho, repetitivo y odioso que cuando decidí cortar, me saqué un peso de encima. Fue el equivalente a ir al baño después de pasar días sin manchar la porcelana.

Yes, bitches. I’m back.