AMIGAS

7 624

image
por daria

Partamos por limpiar la mala fama que tiene la palabra “ambición”. No la miremos con el prisma malvado que se ha ganado, sino con el bueno. Personalmente creo que es bueno ser ambicioso en la vida, en el sentido de querer ser más, querer ser mejor; proponértelo y lograrlo.

No tienen para qué ser siempre enormes proyectos, puede ir desde querer estudiar algo, trabajar la tolerancia, hacer más deporte o tomar más agua; el punto es superarse y creo que tener amistades cercanas que tengan propósitos de vida es importante porque es tremendamente contagioso.

Suelo detenerme a observar el comportamiento de las personas y si hay algo que he visto se repite bastante es que solemos compararnos con nuestros pares. Esto, nuevamente, puede ser muy malo, pero también puede ser muy bueno.

Llega un punto en la vida en que se hace más urgente el plantearnos desafíos, tratar de alcanzarlos y si no se puede, algo se sacará en limpio porque al menos lo intentaste. Estos retos, alcanzados o no, son lo que nos hace crecer y contar con amigos que los tengan, los socialicen y compartan contigo- sean éxitos, fracasos o baches en el camino- enriquecen no sólo la relación sino a ti mismo, te suben a su carro de autosuperación y tú los subes al tuyo.

Creo que tanto lo bueno como lo malo se pega y tener cercanos que esperan poco de la vida lleva a las personas a marchitarse. No soy quién para decir cuál manera de vivir es buena y cuál no (o si siquiera hay maneras “buenas” y “malas” de vivir), pero me he dado cuenta de que los amigos que más admiro son aquellos que tienen metas y me motivan a querer lograr las mías también, a plantearme nuevas aunque no sea seguro que las alcance y a ser al menos una mejor persona que el año pasado.

10 1770

image
#ChicaLista por Daniela Paz (@dnlpz)

Las amigas son como la familia, se quieren, se odian, se aguantan y se apoyan en todo lo que se les ocurra. Afortunadamente tengo una variedad de amigas bien distintas a mí y entre ellas, por eso sé que aprendo mucho gracias su experiencia.

Pensando en eso, hice una pequeña lista de diferentes características que admiro de estas mujeres, porque siempre vale la pena fijarse en lo bueno de las personas que tienes contigo.

– La que no le importa arriesgarlo todo por lo que piensa.
– La organizada que tiene absolutamente todo en estuches o sobres.
– La que hace la masa de pizza y salsa de tomate casera.
– La que da los mejores consejos y me tranquiliza en mis peores momentos.
– La que me escucha todas las cosas lateras sin aburrirse, y me conoce desde los 13 años.
– La más apañadora de la tierra, que hace una aventura sólo ir al súper.
– Las que me ayudaron en la universidad, básicamente a terminar todo mi último año de carrera cuando había entrado a trabajar. Nunca voy a saber cómo agradecerles.
– Todas las que son madres y sacrifican mucho por sus hijos.
– La corredora que me motivó a ser como ella. A ser bacán.
– La que ha estudiado de todo y es la más seca y exitosa que conozco.
– La que me cocina siempre y me ayuda en todo lo que le pido.

50 3007

image
por Violeta*

Nunca he tenido muchas amigas porque las mujeres en grupo me molestan mucho. Ahora, en mi trabajo, tengo un grupo de amigas porque somos muchas mujeres que pasan todo el día juntas en un espacio reducido y era inevitable que se formara la complicidad necesaria para que seamos amigas y salgamos cada cierto tiempo a tomar algo o a almorzar sushi. Les tengo infinito cariño, lo paso magnífico con ellas y sin duda han alegrado un trabajo que si no sería monótono y cansador, pero no puedo soportar su falta de feminismo.

Son todas mujeres profesionales, que han estudiado en la universidad, algunas incluso con postgrados, son mujeres educadas para cuestionarse el mundo, para pensar dos o tres veces las cosas antes de actuar o de sacar una conclusión. Personas inteligentes que triunfan en una profesión dominada por lo masculino (como todo el mundo, en realidad), que han sufrido la discriminación y el abuso del patriarcado en cada paso profesional que realizan (y en cada situación cotidiana, en realidad). Son mujeres que se cuestionan todo lo establecido en el mundo de las humanidades.

Sin embargo, no se cuestionan el papel que juegan ellas en el mundo, no se cuestionan la falta de igualdad entre hombres y mujeres y, más encima, la avalan y mantienen con sus acciones cotidianas y sobre todo con la manera en la que tratan su propio cuerpo.

Son mujeres hermosas. Objetivamente bonitas. No hay ningún adefesio, nadie con obesidad ni con sobrepeso (que son enfermedades tratables). No se trata de un ejército de barbies, para nada, pero cada una tiene algo particular que la hace linda, pero igual, ocupan gran parte de su tiempo en hablar de sus cuerpos. De lo que no les gusta de estos, de lo que cambiarían y por sus palabras, se nota que lo odian, que no lo quieren como corresponde. No quieren su estómago con un rollito, ni su pelo con ondas, ni sus narices, ni sus brazos gruesos, ni sus muslos generosos. Gastan su tiempo, su energía y su dinero en cambiar esas cosas, en modificarse a sí mismas en el gimnasio a punta de torturas (el ejercicio es saludable, pero levantarse a las 5 de la mañana para pasar al gym me parece demasiado), a pintar su rostro para cubrir imperfecciones que solo ellas ven, y lo peor, a lamentarse frente al espejo por no lograr lucir de una manera en la que no es necesario que luzcan, porque ya son hermosas.

Las quiero, pero me cansan porque no saben lo maravillosas que son y lo innecesario de gastar tanto esfuerzo en modificar lo que la naturaleza les dio.

Siempre he pensado que soy poco femenina porque no uso maquillaje y más allá de la salud, no me preocupa el peso, pero encuentro que vivir sin odiar mi cuerpo es algo maravilloso y enormemente femenino también. Ojalá poder transmitirle eso a mis amigas, porque cada vez me ponen más mal las tardes enteras hablando de dietas, maquillaje y ejercicio.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

12 514

secret
por @patyleiva

- Te tengo que contar algo pero júrame que no le vas a decir a nadie
– Te lo juro
– Pero en serio
– ¡Ay pero a quién le voy a decir! Te juro que no le digo a nadie. Cuéntame.

Así es como pueden comenzar tremendas confesiones o simples copuchas, compartidas en la búsqueda de ayuda o de simple desahogo.

La contraparte ofrece su lealtad a toda prueba, prometiendo sobre la tumba de su abuela si fuera necesario, que no quebrantará el secreto, el voto de confianza.

Pero, ¿cuantas veces ese voto es honrado de manera íntegra, sin la más pequeña “fuga” de información? Creo que muchas veces esto es lo que suele pasar por la cabeza del receptor del secreto:

17 5266

regalos2
por @patyleiva

Desde hace un par de años, implementamos en nuestra celebración navideña el intercambio del amigo secreto a ciegas, es decir, uno no sabe quien le va a tocar hasta el momento que se lo entrega. Sí, es arriesgado porque cuando uno conoce a alguien es más fácil identificar cuál será un buen regalo para él, pero optamos por el amigo secreto sorpresa por 3 simples razones:

1. En nuestro equpo hay amigas que se conocen hace mil años, pero siempre hay alguien nuevo que se integra al equipo (y lo más seguro es que se convierta en otra gran amiga, pero obvio eso no es automático), por lo que si te toca alguien que no conoces tanto, también quedas en la duda de si le gustará o no el regalo, así que daría lo mismo saber o no saber.

2. Es bonito “hacer el bien sin mirar quién” (jaja), y pensar en regalar lo que te gustaría que te regalaran a ti. Es un buen ejercicio de empatía y genrosidad. (Por supuesto se establece un rango aproximado de $$.)

3. Es muy práctico porque siempre habrá la misma cantidad de regalos que de personas, es decir, no importa si alguien falta a la celebración, porque el sistema es: ponerle un número a cada regalo que llega, y luego meter la misma cantidad de números a una tómbola. Nadie se queda sin regalo.

14 1187

close-enough

por pony

Vuelvo a tener 15 cuando me quedo horas hablando o por facebook, o gchat o lo que sea, con gente nueva o amigos eternos. Igual que cuando volvía del colegio y me metía a MSN para hablar con mis mismos compañeros que había visto hace unas horas.

Me encanta la dinámica de quedarse hasta tarde mandándose canciones, recibiéndolas, hablando de estupideces y conversando de todo lo profundo que es el universo. Mandarse videos de animales haciendo cosas chistosas. Llegar al punto que ya son las 3 de la mañana y uno empieza a desbordar el corazón. Siento que se arma una complicidad bella que particularmente me encanta.

Me fascina en particular conversar con gente que recién estoy conociendo, además me suelo enamorar en dos segundos entonces se hace todo mil veces más entretenido. Amo que me cuenten historias y contar historias. He llegado a tener de las conversaciones más extrañas a las más románticas (según yo).

La pantalla obviamente me cobija, y a veces escribo algo, lo mando, y salgo corriendo de vergüenza, para después mandar a mi hermana a que lea la respuesta. Además están las pausas maravillosas, cuando uno hace que no vio el mensaje y espera que el otro responda primero, o cosas así. He mantenido conversaciones hasta altas horas de la noche por puro que están entretenidas, aunque muera de sueño y al día siguiente me tenga que despertar temprano.

A veces las conversaciones duran el día entero, y después no volvemos a hablar. Pero es la magia del mundo online, esa complicidad enorme de las palabras tipeadas.

¿Qué opinan de la complicidad online? ¿Les gusta conversar online o prefieren hacerlo en persona?

82 1177

delblogalamesa1
#ConcursoZancada por Mariana y punto

Ganadoras: Isadora León / Claudia Elzo. Contactadas vía mail

Cuando vivía con mis papás, cada vez que tenía alguna duda culinaria me iba a revisar los libros de Laura Amenábar que tenía mi mamá, que realmente eran como una madre explicándote las recetas más clásicas y esenciales de una forma muy sencilla. Pero cuando me fui a vivir sola terminé reemplazando esos libros por búsquedas en internet.

Ahora googleo si quiero hacer lentejas, si no me acuerdo de cómo hacer salsa blanca, si quiero intentar hacer galletas; pero como en internet hay de todo, ya tengo mis sitios/blogs favoritos a los que recurro antes que a cualquier otra cosa, y la gracia que tienen es que tanto en ingredientes como en su preparación suelen ser más entendibles y realizables que, por ejemplo, las recetas que publican las revistas (donde entiendo poco y no sé ni dónde encontrar ni qué son muchos de los ingredientes).

En mi cocina hoy es uno de ellos. Pilar Hernández, su autora, ha publicado varios post acá en Zancada, y ahora se aventuró, junto a otras tres blogueras de cocina chilenas, a llevar al papel eso que subían a internet. El resultado es un libro de tapa gruesa llamado “Del blog a la mesa”, donde aparecen recetas y fotos de las preparaciones de cuatro mujeres de profesiones muy distintas -economista política e historiadora, periodista, ingeniera comercial, médico- que simplemente gustan de comer rico y de cocinarle a sus familias.

Bárbara Achondo de Mi Bistec, Paulina Briones de Polin en la cocina, Claudia Varleta de Dulcinea y Pilar de En mi cocina hoy se habían conocido gracias al Buscador de recetas en blogs chilenos, y se encerraron 5 días a cocinar todo lo que aparece en el libro.

delblogalamesa2

Me encantó que en las páginas finales hay un índice de ingredientes, algo ideal para cuando tienes algo en la casa y no sabes qué hacer con eso; por ejemplo si tengo tomates pero no quiero comerlos como ensalada ni como salsa, en este índice veo 4 opciones de recetas que los contienen: ensalada mediterránea de berenjena y tomates, lentejas com tomate (que es la que más me tinca), sopa de tomate y pescado y tomates capreses.

Algunas de las recetas con las que quiero aventurarme son los ñoquis de zapallo de Dulcinea, las sopaipillas, croquetas de zapallo italiano y chupe de ostiones de Polin en la cocina (nunca habría pensado que un chupe sería descrito como algo fácil de hacer), el boeuf bourguignon de Mi Bistec, y las quesadillas de charquicán y el dip de queso y ají verde de En mi cocina hoy.

Del blog a la mesa se nota que es un sueño cumplido, que está lleno de amistad y de pasión por comer, cocinar, y acercarnos a la cocina a quienes quizás no tenemos tanto talento innato pero sí las ganas y motivación de aprender y preparar nuestras propias recetas.

El libro Del blog a la mesa se puede comprar en varias librerías Contrapunto y Antártica, a través de Amazon y en su propio sitio web; de hecho si lo compran ahí está a 20 mil pesos hasta la primera semana de diciembre como promoción de navidad.

En Zancada tenemos 2 libros para sortear entre quienes respondan en comentarios la pregunta:
¿Cuál es la mejor receta o consejo culinario que has descubierto en internet?

7 753

amigos
por magdalena

A veces me da risa cuando hablo de mi mejor amiga o mi mejor amigo, porque nunca pensé que después de los 30 seguiría usando esa expresión. Y es que, aunque por un lado me suena a concepto infantil, no puedo dejar de nombrar así a quienes son para mí esas personas, y cuando se las presento a alguien más, muchas veces digo su nombre y agrego que son mis mejores amigos.

Eso sí, creo que hay grandes diferencias entre el mejor amigo y la mejor amiga. Desde mi punto de vista la mejor amiga cuando uno ya es adulta no es como la de adolescencia, porque no sólo es la compañera de carretes u horas eternas por teléfono, sino que es alguien que simplemente está ahí, y yo me siento muy muy afortunada de contar con esa persona, con la que además te conoces tanto que ya le sabes perfecto los gustos, las mañas, los momentos en que necesita más apoyo, cuándo dar o no dar consejos, etc. Y claro, cuando son amigas hace muchos años, están las mil historias compartidas, lo que es muy rico, porque es como tener un testigo de tu vida: de los momentos buenos, malos, las patinadas, las épocas que borrarías, las buenas y malas noticias, los pololeos, separaciones, vacaciones, fin de las pegas, nacimiento de los hijos, etc.

2 748

broadcity2
por Mariana y punto

Junto a The Mindy Project y Girls, Broad City es absolutamente mi serie actual favorita, y he estado tratando de convencer a todas mis amigas para que la vean. Lo he logrado con un par y me lo han agradecido. Broad City es como una comedia romántica de amigas, pero con carcajadas y sin tanta candidez, y más real que por ejemplo Bridesmaids.

Desde que se acabó su primera temporada televisiva (como les había contado, tiene dos temporadas como webserie) han aparecido algunos videos llamados Hack Into Broad City con absurdas escenas de conversaciones por skype entre Ilana y Abby, ideales para que no las olvidemos.

Hoy estrenaron el trailer (en inglés) con algo de lo que veremos en los 10 capítulos la segunda temporada, que se estrena el miércoles 14 de enero en Estados Unidos.

5 1232

laggieslifepartners
por Mariana y punto

Las comedias románticas de amigas son un pequeño subgénero de la comedia romántica, donde aunque tienen trama y ánimo similares, la pareja protagónica son dos -o más- amigas.

No son muchas, algunas de sus principales exponentes son Beaches, Me Without You, Ghost World, The Sisterhood of The Traveling Pants, Bridesmaids… y este es un muy buen momento porque se están estrenando dos en Estados Unidos, escritas y dirigidas por mujeres: Laggies y Life partners.

Laggies es protagonizada por Keira Knightley y Chloë Moretz, la comentaron en Nylon, la dirige Lynn Shelton (la misma de My Sister’s Sister y Humpday, que ha dirigido capítulos de Mad Men, New Girl y The Mindy Project) y de puro ver las fotos me tinca tanto y no necesito saber nada más para tener altas -quizás demasiadas- expectativas.

Life Partners la descubrí por el Instagram de Gillian Jacobs (Britta de Community) y la protagonizan ella y Leighton Meester (Blair de Gossip Girl) y está co-escrita y dirigida por otra mujer, la casi debutante Susanna Fogel.