POR FER
Si no saben quién es John Hughes sólo por el nombre, estoy segura que han visto mínimo dos de sus películas y que al menos una de sus escenas favoritas de la vida son obra y magia de este director estadounidense que tuvo su momento de gloria entre los 80’s y 90’s.

Probablemente las películas de este director son lejos las más populares de esa época, y en especial por ser del género “teen”. Con él partieron las historias en formato pop de los adolescentes y sus problemáticas a ser llevadas a la pantalla grande y con gran éxito. Si bien en los años 50’s directores como Nicholas Ray y Elia Kazan ahondaron en la temática del conflicto adolescente en películas como Rebelde sin causa, Al este del Paríso y Un Tranvía llamado Deseo –situando en la realeza de Hollywood a los archi-íconos James Dean y Marlon Brando–, fueron mucho más “serios” en su enfoque, alejándose por completo de la comedia mezclada con el drama juvenil, género que Hughes dominó un par de décadas después. En los 60’s Audrey Hepburn fue la jovencita de las películas, también, otro tipo de adolescente, tal vez más “graciosa” pero rodeada de un aura dramática en clásicos como Desayuno en Tiffany’s dirigida por Blake Edwards y My Fair Lady, por George Cukor.

Varios de los protagonistas de las historias de este director saltaron a la fama luego de personificar a los íconos del cine que aún permanecen en nuestra memoria emotiva cinematográfica.

Su estilo muchas veces fue criticado por ser demasiado “pop” o por tratar las problemáticas de la juventud de una manera liviana, pero poco a poco fue desarrollando un estilo propio que hasta el día de hoy sigue siendo replicado (ya vieron A todos los chicos de los que me enamoré y Sierra Burgess es una loser, cierto?), algunas veces bien hecho con mini homenajes y otras donde hubiese sido mejor abstenerse. Pero sin duda de que es un referente, lo es.

Acá les dejo mis imperdibles de John Hughes con algunas de sus escenas más memorables:

1.- The Breakfast Club:
Puño en alto y “Don´t you forget about me”, ¿quién no ha querido hacer esto en la vida real, ah?

2.- Ferris Bueller’s Day Off:
Mejor escena de baile del cine, lejos! Matthew Broderick se luce al ritmo de The Beatles.

3.-Pretty in Pink:
Andie llegando sola al baile con el vestido que ella misma se hizo, rosado por supuesto y de la mano de su mejor amigo. Y Blane al fin jugándosela por ella.

4.- She’s having a baby
Un joven y mino Kevin Bacon enfrentándose a la paternidad.

5.- Sixteen Candles
El geek exhibiendo los calzones de Sam en el baño de hombres para ganarse el respeto de todos.

Si no han visto éstos clásicos, ¡partieron ahora ya a verlos!

También te puede interesar: Ellas, un glosario de grupos de mujeres en cine y tv Ya no quiero ver películas románticas; La banda sonora de todas las películas de Wes Anderson; Amo las películas basadas en historias reales; Malas películas, buenas conversaciones; Películas y manicure, muéstrame tus uñas y te diré quién eres; Malos finales de películas, libros y series (los tiraría por la ventana!).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.