POR FER
Voy a confesar que antes de “La Casa de papel” ver series españolas no me tincaba en absoluto, me cuesta entender todo lo que dicen (las veo con subtítulos todavía) y las alejaba de mis pendientes en series.

De todas formas cuando se estrenó Elite le di una oportunidad porque aparecen Denver y Río, grandes y queribles personajes de la “Casa de papel” y que además son demasiado minos, ¿o no?

La premisa de “Elite” es ver la vida de, como su nombre lo dice, jóvenes de la elite española, lo que me tincaba cero, pero me embaucaron con que además había un asesinato de por medio y como soy adicta a las series de crímenes caí redondita.

La serie tan mala no es, eso sí es una mezcla entre Gossip Girl, 13 razones y Pretty little liars, nada original o que no hayamos visto antes.

Chiquillos pobres llegan a un colegio muuuy cuico, hay drogas, sexo, fiestas, envidia y ambición. Ah y bueno lo que a mi me enganchó es que igual manejan bien la historia del asesinato, al menos yo no dejé de verla hasta saber quién era el asesino, a pesar de todos los otros puntos débiles que tuviera, pero claro es básicamente porque me gusta ese género de series, si a ustedes no, lo más probable es que no pasen del primer capítulo.

¿La vería de nuevo? Probablemente no, pero como es cortita se las recomiendo para un finde sin nada que hacer, se pasa rápido y entretiene. No la amarán, ni sus personajes son queribles, de hecho, son probablemente los personajes más detestables que he visto en mucho tiempo, pero es livianita y está en Netflix.

Y para que sepan, ya se confirmó una segunda temporada:

1 COMENTARIO

  1. Me pasó que no les creí nada que eran escolares; se veían muy “viejos” y sus estilos de vida no eran de 16 años. Yo hubiese puesto la serie en la universidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.