El 5 de octubre, Sotherby’s subastó en 1.1 millón de dólares una obra de Banksy, la que en su marco llevaba integrada una trituradora oculta que se activó una vez dado el martillazo. En este video se ve la producción de dicho marco años antes, justamente con ese objetivo. El cuadro quedó cortado hasta la mitad porque la maquinaria se detuvo. Lo mejor es la reacción de la gente, las caras de asombro después de que algunas que están al lado de la obra ni se percatan del hecho mientras otros ríen. La interrogante es: ¿cómo se activó el cuadro? Ahora que el cuadro se destruyó, lejos de bajar su valor, adquirió más aún al ser potenciada con esta acción de arte (se habla de que ya duplicó su precio).

“The urge to destroy is also a creative urge”- Picasso, escribió en la lectura del video en su instagram. Hablemos de genialidad mediática. Un maestro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.