Made In Mexico
POR @PATYLEIVA
Se autodefinen como la “élite” mexicana. Made in Mexico gira en torno de las vidas de 8 mexicanos de clase alta, “hijitos de papá”, cuicos, ricachones, “fresas”, presumidos, en fin, gente sumamente privilegiada desconectada de la realidad. Por lo mismo, muestran un México desconocido, uno que no se ve en las películas ni en las telenovelas, pero aunque sea en un mínimo porcentaje, ese México sí existe y este programa lo muestra medio maqueteado y todo pero seguro que muchas personas se sorprenderán al conocerlo.

Hay mucha gente que vive de sus influencias, del apellido, de su ascendencia extranjera y ostentan de ello como forma de vida. Seguramente no conocen la vida de los “otros” mexicanos con los que se relacionan sólo como patrones o a través de la caridad. Otra característica preponderante es la siutiquería de hablar en spanglish todo el tiempo. Ocupan palabras en inglés como si no tuvieran traducción al español y conversan entre ellos, entre mexicanos en inglés sin necesidad alguna. Les mata. Yo la verdad es que gozo con sus delirios de grandeza. Así nos presentan a Pepe Díaz, Shanik Aspe, Kitzia Mitre, Columba Díaz, Carlos Girón Longoria, Liz Woodburn, Chantal Trujillo, Hannah Jaff y Robby Checa.

“Robby se va a kill himself!” Kitzia
“Vivo en una constante rollercoaster.” Robby
“Soy súper mexicana, apenas tengo un 3% de irlandesa en el cuerpo (…) también soy descendiente de Moctezuma (…) Mi abuelo cambió la historia de México”. Kitzia
“Neta??, I mean, like, really!?” Chantal

(Les recuerdo nuestro hermoso diccionario del mexicano al chileno para que entiendan cada una de las pendejadas que dicen.)

He leído comentarios de mexicanos súper indignados porque la encuentran hueca, porque no muestran la realidad del pueblo mexicano, que es una bofetada a los altos niveles de desigualdad y ser un whitewashing descarado. Aquí los “problemas del primer mundo” son también los problemas de la clase alta mexicana y su burbuja. Pero la serie está hecha para el mundo, no para los mexicanos. Yo me pregunto cuál será el efecto y la intención de un programa como este. ¿Será para que el mundo piense que México es más rico de lo que es? ¿Para que los gringos dejen de estereotiparlos? ¿Para hacer como si no pasara nada malo? ¿Para qué?

Mientras lo descubrieramos, hay que decir que la docu-serie pareciera haber sido hecha por la secretaría de turismo, ¡porque la ciudad se ve INCREÍBLE! Mi perspectiva viene desde el humor y el amor por la ciudad. Todo sucede en ciudad de México, una ciudad que amo, para ser más específicos en Polanco, una colonia (barrio, comuna) que en la serie llaman “el Beverly Hills mexicano” (les digo, todo es pretencioso y ridículo), y podría ser algo así como un mix entre Providencia y Alonso de Córdova… Los mexicanos cuidan mucho su arquitectura, y pese a los elevados niveles de pobreza, la ciudad sigue creciendo y modernizándose tal como lo muestran los increíbles paneos en drone de cada continuidad de Made in Mexico.

Yo no se si te vas a encariñar con alguno de los personajes, pero acá se los presento con mis prejuiciosos comentarios y pequeños spoilers incluídos.

Columba Díaz es modelo desde la adolescencia, es una mujer independiente. Se podría decir que tiene cierta conciencia social, que identifica el clasismo y el machismo cuando lo ve (y vaya que acá se ve).
Carlos es sensible, medio perno, presentador del tiempo en la tele.
Robby es muy protagónico, no sabemos si algún día le ha trabajado a alguien, un heredero de tomo y lomo orgulloso de su sangre libanesa, tiene una guagua pero no la ve nunca porque su ex no lo deja, por pastel.
Hannah es una leyenda… en su propia mente. Debe haber sido la clásica compañera de colegio que quiere ser la número uno en todo, que hará lo necesario para lograrlo, y que se encargará de que todos conozcan cada uno de sus triunfos. Tiene una bucket list por décadas (sus 20s, sus 30s), donde va subrayando con destacador sus logros…
Chantal es fashion blogger, prefiere expresarse en inglés, piensa que por ser rubia y de ojos azules las mujeres mexicanas no quieren ser sus amigas, tiene un novio abogado que no la pesca mucho y se quiere casar con él.
Pepe es el rey de la noche, es dueño de bares (antros) muy pitucos, es gozador pero es de los que más trabaja dentro del grupo.
Liz es de origen chileno-gringo y se acaba de ir a vivir a México con su prometido, Charly, un mexicano muy machista de dockers.
Kritzia fue diseñadora de modas, se casó con uno de los libaneses, tiene una guagua, es muy sincera y tiene mucho carácter. Ama con locura a su cuñado y odia a su suegra. De chica obvio que tuvo un pony.
Shanik dice que tiene 34 años, es animadora de televisión pero ahora quiere tomar nuevos rumbos, es un poco metiche y hace bromas sin sonreír.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.