POR @PATYLEIVA
Vimos Pacto de Sangre, la nueva teleserie nocturna de canal 13 protagonizada por puros secos: Néstor Cantillana, Pablo Cerda, Pablo Macaya, Álvaro Espinoza, Blanca Lewin, Ignacia Baeza, Tamara Acosta, Loreto Aravena y Josefina Montané. La trama, como muchas sabrán si vieren el más mínimo tráiler o el primer capítulo, parte con una desgracia. Cuatro amigos organizan una despedida de soltero en una casa de playa a la que llega una chica contratada, la que, debido a la estupidez humana del carrete y el descontrol, termina muerta. Todo lo que sigue está envuelto en una atmósfera de culpa, angustia y mentiras sin descanso.

Es un thriller que te agarra de una, te surgen mil preguntas y en el camino vas detectando la personalidad de cada uno, sus demonios, sus amores y debilidades. Entremedio detectamos sutilezas que la hacen súper actual y –lo mejor–, un par de respuestas a comentarios machistas que se agradecen infinitamente porque la tele finalmente termina “educando” a la sociedad, por lo que dejar de normalizar actitudes machistas, y, sobretodo, combatirlas, es una pequeña batalla ganada. Espero que eso siga así.

La teleserie partió el lunes pasado y va de lunes a jueves después de las noticias (nunca dejaré de quejarme de cómo es posible que no se pueda decir una hora exacta), y si les parece muy tarde, véanla en la web de canal 13, porque al menos hoy tenían completo el capítulo 1, lo dejamos arriba para que lo revises.

Conversamos con Diego Muñoz, parte del equipo de guionistas de Pacto de Sangre quien lleva ya 4 teleseries en el cuerpo (Preciosas, Los Ángeles de Estela y Los Roldán, además de recreaciones de Pasiones, las historias del Bienvenidos, y un par de series diurnas que se hicieron hace tiempo). Él, junto a Patricio Heim, Juan Andrés Rivera y Carla Stagno están comandados por la exigente y talentosa Catalina Calcagni, que es la jefa de guiones, editora y pronunciadora de la última palabra.

Le preguntamos sobre sus referentes y la forma de trabajo entre guionistas, director y actores, esto fue lo que nos comentó:

¿Tienes algún referente cinematográfico?
¡Muchos referentes! Lo lindo de trabajar en algo de género (thriller) es que hay un manantial de historias que ya se han contado, y en el que podemos chapotear jajajja, pero claro, desde Poe (El corazón delator, el hombre cuya conciencia no lo deja salirse con la suya después de un crimen) hasta series actuales tipo Breaking Bad o Fargo, ha sido increíble poder contar una historia con personajes de moral tan, eh, elástica.

Y personalmente siempre serán referentes de este tipo de historias esa joya que es SHALLOW GRAVE de Danny Boyle, donde tres amigos deciden ocultar un asesinato para quedarse con un maletín con dinero.

(Me adelanto a lo que he leído en RRSS: La película VERY BAD THINGS -que también se trata de una prostituta muerta en despedida de soltero de cuatro amigos- no fue un referente, nosotros la vimos justamente por lo parecido del punto de partida, pero es una comedia muy negra, con personajes muy caricaturescos que en televisión no durarían ni un capítulo, y tiene un tono muy noventero apestoso, que además dura noventa minutos, nosotros debemos durar más de tres mil, así que aparte de ese elemento, referencia cero).

¿Trabajan cercanamente director con y actores?
Cuando estamos armando la teleserie, definiendo personajes e historia, se trabaja muy cerca del director y el productor ejecutivo, reuniones constantes, todos con muchas ideas, pero en esta etapa no hay ni casting, solo “posibilidades”. Un día nos dicen “Queremos que este personaje lo haga Álvaro Espinoza” por ejemplo y nosotros “UUuh qué buena” y de a poco se empieza a armar.

Los guionistas escribimos una cosa que se llama “Biblia”, que tiene la historia resumida (hasta cierto punto), perfiles de personajes, y ese tipo de cosas, y con eso empiezan a trabajar todos. Cuando los actores entran la historia está encaminada y hay varios capítulos escritos ya y cerrados. Eso es más o menos cerca de la grabación, así que los guionistas perdemos un poco al director que empieza a hacer lo suyo como aprobar sets, revisar pruebas de cámaras y cerrar el casting, pero ahí es muy hermoso porque empiezan a llegar detalles que ayudan a completar la historia.

Por ejemplo nos avisaron que Néstor Cantillana haría Marco, y el personaje empieza a cobrar vida. Nos pasó con casi todo el elenco. ¡¿QUÉ?! ¡CARMEN SERÁ TAMARA ACOSTAAAA! ese tipo de cosas. Y los actores también empiezan a tirar ideas. No hay comunicación directa entre ellos y los guionistas eso sí, el jefe nunca deja de ser el productor ejecutivo, pero la cadena funciona.

Te dicen por ejemplo que un actor tiene muchas ganas de hacer algo con su personaje, o te avisan que en las grabaciones cierto actor está haciendo muy buena comedia, y así se va moldeando todo. Es un proceso muy entretenido y sorprendente, la verdad, los guionistas estamos felices con todo el elenco, y siempre es bacán sorprenderse. Por ejemplo llevas meses imaginando las casas donde viven los personajes… y de pronto ves los sets, y es como WUAAAA jajaja.

Te puede interesar: Tele: Continente melodramático, más de medio siglo de telenovelas; El final de Amanda (y volver a comentar la teleserie); Javiera Contador protagonizará “La reina de Franklin”, la próxima teleserie de Canal 13; Teleseries para recordar: “16”; Cuna de lobos, una de las mejores teleseries de la historia; Los personajes graciosos de las teleseries; Los 20 años de Tic Tac y todo su contenido en internet; Entrevista a Camila Hirane: jugando en las grandes ligas; Francisco Pérez-Bannen: Bomba Z; Olguita Marina: el ícono de una generación; Video: entrevista a Pablo Cerda por su película “Educación Física”; Domingo, el corto de Pablo Cerda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.