Las flores
La Casa De Las Flores

POR @PATYLEIVA
Ayer se estrenó la nueva producción mexicana original de Netflix “La casa de las flores”. La verdad es que la estaba esperando y llevo viendo un capítulo tras otro.

Verónica Castro es demasiado simpática, y su personalidad se traspasa al personaje de Virginia, la matriarca de esta familia donde queda la cagada desde el primer momento. Todo parte en la florería familiar, en “La casa de las flores”, el día en que celebran con una fiesta muy a la mexicana, el cumpleaños del papá. Los hijos son Paulina, Elena y Julián, y todos pastelean de distintas maneras.

Mi favorita es Paulina, la mayor, que habla con una parsimonia que parece irreal, pero yo conozco gente que habla así y encuentro que lo hace increíble. Cecilia Suárez, la actriz que la representa es muy conocida en México. La primera vez que la vi fue en la película Sexo, Pudor y lágrimas, donde compartía créditos con Damián Bichir (The Bridge), otro actor mexicano –que ya se fue a Hollywood– que me encanta y tiene una carrera bien impresionante que cuenta con apariciones en series como Sense8 y Capadocia.

En La Casa de las flores, como en toda teleserie mexicana que se digne de tal, hay mil secretos. No es una teleserie, es una serie bien producida, pero sí tiene esa impronta llena de cahuines pero sobre todo, de humor. Son 13 capítulos y cada uno tiene nombre de flor y tiene que ver con su significado, el primero se llama Narciso, que simboliza la mentira. Véanla, es súper entretenida.

Fotos: Javier Ávila/Netflix

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here