POR @INFANTE & @PATYLEIVA
Se inauguró una exposición colectiva que utiliza un edificio de 1940 ubicado en Carmen 36 (Santiago), ubicado frente al cerro Santa Lucía, como soporte, este será intervenido por 20 artistas antes de ser convertido en un hotel. “Este puede ser el lugar” se genera a partir de la iniciativa de Taller León, quienes decidieron sumar a otros artistas en vista del enorme espacio del que disponían. Se propusieron encontrar artistas que trabajaran un poco en la linea que querían darle al proyecto, que era de respetar las condiciones en las que está el edificio (de un abandono de 15 años) así que cada uno de los artistas de Taller León terminó invitando a uno más.

El formato, los artistas y el evocador título de la muestra nos llamó la atención de inmediato. Conversamos con Rosario Perriello y Gaspar Álvarez de Taller León, y con Juan José Richards, uno de los artistas convocados, quienes nos hablaron de lo que expondrán en este particular espacio.

¿Cómo se armó el grupo?
Juan José Richards: A mí me escribió José Pedro Godoy, con quien hemos colaborado antes en algunos proyectos y me tincó mucho la idea de ser parte de este grupo de pintores, instaladores, escultores y performers. Con el José Pedro tuvimos la suerte de elegir piezas vecinas en el mismo departamento del quinto piso así que nuestras obras quedaron bien conectadas y es bonito el diálogo entre las dos.

¿Qué vas a exponer?
Juan José Richards: Voy a exponer 20 láminas sobre el desamor hechas a partir de titulares de diarios y recortes de revistas deportivas. Me tomé la invitación a exponer en este lugar abandonado para pensar en las ruinas amorosas. Entonces es una especie de novela que cuenta las etapas del desamor: primero la pasión y después las dudas, el término, el despecho, el odio, la negación, la tristeza y sobre todo el drama. Esta obra se llama Donde Fugo Hubo🔥y es parte de un proyecto mayor de recortes, collages y poemas visuales que se llama Pequeños Destinos Clasificados que vengo haciendo desde el 2014.

Rosario Perriello: Mi expo es sobre desastres naturales, pero a nivel de juego de niños. Son piezas en greda y un mural de un tornado en la muralla de una de las habitaciones de los departamentos.

¿Es primera vez que trabajas en este tema?
Rosario Perriello: No es primera vez que trabajo sobre este tema, hace unos años que estoy investigando el tema del cambio climático. Por un lado existe la distorsión del paisaje posterior a una inundación, huracanes, tsunami, tornado, etc, y por otro este es un tema político, es decir, el tema del cambio climátio ocurre por intereses económicos y eso es interesante porque al final es un tema que hace años parecía inofensivo, ahora podemos ver que no existe vuelta atrás.

Gaspar Álvarez: Lo que voy a mostrar en Carmen 36 es una instalación que hice especialmente para este lugar. La primera vez que vimos el edificio me llamó mucho la atencion una habitación que tenía toda la pintura descascarada; era como si estuviera mostrando su “interior”, quizás como heridas abiertas. En ese momento yo estaba trabajando en cerámica, reparando unos platos pintados pegándolos con papel de oro, usando un versión local del Kintsugi (que significa literalmente carpintería en oro, en japonés), y cuando vi las grietas en la pintura del edificio, quise llevar lo que estaba haciendo a este lugar. Le fuí aplicando laminas de oro al interior de cada grieta, haciendo aparecer como si debajo de la pintura hubiese una capa dorada. El sol entra por las ventanas y siempre da luces distintas y convierte el espacio en algo nuevo a medida que cambia la dirección de la luz del sol. La obra se llama “La ley del tesoro”, que es un poema de Gabriela Mistral que creo captura algo de lo que estoy esperando con este trabajo, que tiene que ver un poco con la calidad metafórica del oro, en este caso, y del tesoro en el caso de la Mistral, donde hay algo que cubir o atesorar, proteger, porque es lo que “hay que hacer”, pero que quiere salir porque es bello y brillante. El corazón estaba representado por el oro en las ciencias antiguas, y seguro algo había de eso en el poema.

Primera vez que hago una instalación que sea específicamente para un espacio. Me encantó desde un principio la idea de ocupar un edificio semi abandonado por esta posibilidad que da, de que los lugares ya traen mucha carga, y lo que nosotros hacemos (como artistas y como habitantes de los espacios) es tomar esa carga y transformarla en algo más. De este modo, los 20 artistas que hacemos esta muestra nos enfrentamos todos a problemáticas distintas dependiendo del espacio que elegimos dentro de este edificio, así que es, creo, la mejor oportunidad que nos podrían haber ofrecido.

¿Por qué te hace sentido este formato?
Juan José Richards: A pesar de que pueden ser cargantes, a mí me gustan mucho las exposiciones colectivas. Creo que son buenas oportunidades para ver a varios artistas un mismo día, encontrar conexiones, comparar, ver cómo se abordan de distintas maneras un mismo encargo. En esta muestra en particular hay obras muy diversas: desde un site specific como la intervención de Gaspar Álvarez que está pintando con láminas de oro todos los espacios descascarados de un muro o una performance que ocupa el cuerpo como materia que es lo que está preparando la bailarina Alexandra Mabes. Explorar distintas sensibilidades y técnicas a partir de un mismo espacio me conmueve y me desafía. Espero que a los que vayan a ver la muestra les pase lo mismo.

“Este puede ser el lugar”
Carmen 36 (Metro Santa Lucía)
Inauguración: sábado 21 julio a las 12:45 – 17:00 horas.
Domingo 22: entre 11:00 – 17:00 hrs
Sábado 28 de julio: entre 11:00 – 17:00 hrs
Para visitas entre lunes 23 y viernes 27, agendar vía tallerleon@gmail.com.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.