Handmaid's
POR LALA
“¡Yo no sé pa qué sigo viendo/sufriendo esto! Queda uno y solo quiero algo de felicidad”, dijo C. en el chat que tenemos para comentar The Handmaid’s Tale. Y creo que no podría resumir mejor mi sentimiento después de ver el capítulo 12 de la segunda temporada. Si aún no han visto la serie hasta aquí, es mejor que no sigan leyendo, porque la comentaré con spoilers. Hecha la advertencia, comenzaré.

Cuando nos juntamos a ver el primer y segundo capítulo, hace casi tres meses, nuestra impresión fue: ¿Qué es esto? El tono era diferente, June era diferente, todo era distinto. Y no porque fuera una temporada más allá del libro y del imaginario inicial de la obra de Margaret Atwood, sino porque así nos sentimos. ¿Qué era eso de un memorial recordando a los caídos? Era muy digno de un 4 de julio, demasiado gringo, demasiado panfleto. Terminamos esa sesión preguntándonos qué había pasado con ese incipiente amor entre Nick y June, y qué era esa escena de sexo, lejos de las miradas a la pasada, del roce de las manos en el pasillo.

Pero nos equivocamos.

Nos equivocamos porque la serie fue creciendo con cada capítulo, fue desarrollando a los personajes, fue profundizando, contagiándonos la angustia, el miedo. Fue abriendo fisuras en los personajes, haciéndolos dudar, y aquí nos tiene, tres meses después, desesperadas por saber qué pasa, anhelando un instante de felicidad más allá de soñar con Hawai. Aquí, algunos comentarios de lo que llevamos de temporada, a un capítulo del final.

Serena. Después de 12 capítulos no sé qué pensar de Serena. Es impredecible, no sé con qué saldrá la próxima vez. Es fundamentalista, pero se quiebra cuando se da cuenta de que todo lo que ella misma ayudó a construir es feroz, incluso con ella. Pero, testaruda como ella sola, es capaz de tragarse sus lágrimas después de la golpiza de Fred, con tal de no mostrarse débil. La relación que teje con June es absolutamente extraña y terrible, no duda en que violar a June es una buena idea para que la guagua nazca pronto, pero por otro lado la deja amamantar a su hija. Le pide ayuda como editora, pero luego quiere que la cambien de distrito en cuanto la guagua nazca. La ve mirar mucho a Nick, lo hace  casarse y la invita al ‘matrimonio’. Pareciera que la quiere ayudar, y luego le da un portazo en la cara. Durmiendo con el enemigo, le dicen.

La vida en Canadá. Sabemos que Moira sufre y lo pasa muy mal. Luke, en cambio, parece haber superado rápidamente la ausencia de June y de Hannah, y se preocupa más de qué va a cenar que la suerte que corre su familia en Gilead. Aquí discrepamos en el chat. Mientras algunas creen que es lo único que se puede hacer, yo creo que debería haberse encadenado o haberle tirado una bomba a Fred cuando estuvo de visita. Honestamente, su personaje abúlico me cae mal. La guinda de la torta fue esa escena con June, en la que le dice que a su ex nunca la amó como a ella. Rata.

Toda similitud es pura coincidencia. Cuando nos enteramos de la espantosa medida de Trump de separar a los niños de sus padres en la frontera con México, muchos le escribieron a Atwood, haciendo el símil con la distopía que ella narra. La autora, como en otras oportunidades, respondió: “Todo lo que escribí en ese libro estaba sucediendo en ese momento o ya había pasado”. Escalofriante. Esta segunda temporada también tiene mucho de lo peor de lo nuestro.

Elisabeth Moss. Si la viera en la calle le daría un abrazo. Es peor que Oshín, la mujer que sufre. Muchas veces me he preguntado, ¿qué haría yo en su lugar? Tirarme por la ventana, seguramente. No vislumbro qué es lo que la mantiene en pie, con fuerza, resiliente. ¿Será Hannah? ¿Será Holly? ¿Será Luke? (ojalá que no, porque pff…) ¿Será el amor lo único que nos puede mantener con vida en un mundo tan adverso?

Llorar y llorar. Los últimos capítulos para mí han sido los más duros. Termino agotada. Para el capítulo 11, Elizabeth Moss había adelantado en su Instagram que sería bueno verlo con alguien que, al final, nos pudiera abrazar. Y pucha que es necesario. La escena en que se encuentra con Hannah y se despide, pidiéndole que ame a su nueva familia luego de que la niña le pregunta por qué no intentó encontrarla con más ganas, es demoledora. Elizabeth, deseo que te ganes todos los premios habidos y por haber porque te pasaste. El capítulo siguiente, en el que está sola en la casa, con la nieve hasta el cuello, con un perro salvaje que la mira como diciéndole: hasta aquí no más llegaste, la maldita puerta que no se abre, el charco gigante de sangre, parir sola. Ni siquiera lo comentamos. No nos dio.

Tía Lydia. ¿Tiene corazón? A ratos parece que sí. Es como una cebollita a la que se le van saliendo las capas. Empieza cabrona, aplicando corriente en la primera temporada, como si las mujeres fueran ganado que domesticar. Termina ayudando a June a reunirse con su hija y que, al menos, pueda amamantarla. Intercede por ella cuando puede. A veces llora en silencio.

Los rituales. Si que violen a la criada mientras la esposa le toma los brazos es de lo más escabroso que he visto, el ritual del parto falso está en los primeros lugares en mi lista de locuras televisadas. ¿A qué mente enferma se le ocurrió? Ni en mis peores pesadillas. Y todas lo encuentran de lo más normal, ir a sobarle la guata donde… ejem… no hay nadie. Lo mismo con el “premio” para los mejores hombres: matrimonio sorpresa con niñas vírgenes; y la muerte ahogados en una piscina olímpica para los infieles. Todavía no me repongo.

Emily y Janine. Ambas fueron confinadas a las Colonias, pero después de la muerte de muchas criadas en el atentado, volvieron a vestir de rojo. Sin embargo, ambas viven su destino de manera muy diferente. Mientras Emily intenta sobrevivir, odia profundamente todo lo que la rodea y sufre un montón, Janine trata de verle el lado positivo a las cosas. El nuevo comandante “no es tan atroz”, organiza un matrimonio, corta florcitas e intenta ponerle amor a algo que, bajo cualquier prisma, es lo más parecido a una tortura. Gracias a la intervención de June y Tía Lydia, Janine pudo reencontrarse con su hija, supuestamente para despedirse. Qué otra cosa, sino el amor, terminó por recuperar a la guagua. Emily, por otra parte, llegó a una nueva casa – después de la muerte del anterior comandante -, que es el escenario perfecto para Saw I, II y III. Temo por su vida.

Nick. Lo seguimos amando. Su sufrimiento en silencio, su amor incondicional. Esas miradas cómplices en la casa, en la calle, mientras abre la puerta. Quédate con quien te mire como Nick a June, es la consigna.

¿Cómo van ustedes?¿Qué les ha parecido esta nueva temporada?¿Qué esperan ver en el último capítulo?

7 COMENTARIOS

  1. Pésima la segunda temporada. No hay esperanza de nada…como dice el título es sólo para sufrir. No da gusto ver la serie. La dejé cuando June está a punto de escapar y la atrapan justo cuando el avión está despegando, ¿es en serio??, ¿cuanto piensan alargarla, 7 temporadas??. Después le dí otra oportunidad y llegué hasta el capítulo 12 de nuevo sin ninguna esperanza de nada. No la veo nunca más. Y no le doy oportunidad de redención a ninguna de las mujeres cómplices…todas son malas y deberían pagar, odio a Serena y a la Tía Lydia. De verdad que esta serie lo único que hace es llenarme de odio. Mi favorita es lejos Emily, el único personaje que vale la pena.

    • Yo la descargué por torrent de extratorrent .si, capítulo por capítulo de aprox. 200mb cada uno, muy liviana y buena calidad. Aunque debe estar para ver online también (Cuevana2). Los subtítulos en español los bajé de otra web, hay muchas y están todos.

  2. En serio encontraron mala la temporada? Yo no sé que serie están viendo entonces. Si esperan que sea tipo 13th Reasons Why o Stranger Things, dejen de verla. Apuesto que ni siquiera aguantarían ver una temporada de Better Call Saul. Te quejas del memorial que hizo June a los que trabajaban en el diario? Really?? Tu cachaste que era el fin de la libre expresión? Sabes acerca del “desarrollo de personajes”?? Creo que te falta eso.

    • Obvio que la historia en sí es buena y las escenas geniales, pero al menos yo no quería 12 capítulos seguidos viendo lo bien que funciona Gilead…¿Una temporada entera sin resistencia es normal?? ¿Más de 12 horas de pura tragedia??, pasa algo bueno y lo próximo es una masacre. No sé, debe ser que soy muy cuadrada y me identifico sólo con Emily. No entiendo a June…un capítulo odia a Serena y al otro le quiere dar una oportunidad, hizo lo mismo como 5 veces; después tuvo la oportunidad de matarlos a los dos y no lo hizo, no sé que quiere. En fin, me hostiga el exceso de drama, no puedo. Igual encuentro malas las series que nombraste, excepto la última que no la he visto.

  3. Cuando leí ese “al final del capitulo 11 deberas ser abrazada por alguien”, pensé que lo ví con mi bebe de 4 meses en brazos y puta que llore… y luego la aprete bien fuerte.
    La primera temporada la vi sin ser madre nisiquiera estaba embarazada. Esta segunda temporada la ve una nueva yo, que es madre y que siente la serie de otra manera, para mí es brutal todo lo que pasa, que te traten como ganado solo por que en tu vida anterior tuviste hij@, que usen contra ti algo que debe ser sagrado. La actuación de Elizabeth es para ganar todos los premios que existen y crearle unos especiales 🙂 que cruda segunda temporada. Ver a Serena intentando dar pecho a un bebe que no es suyo y que de algún modo comprenda que le está haciendo un daño a esa niña alejándola del calor del pecho de su mama es algo que me tocó el alma, porque no calma la pechuga solo por serlo, lo que calma es lo que hay detrás de la pechuga, el olor el calor de tu madre eso es algo que ella nunca podrá darle a esa bebe y es mi consuelo, que la desgraciá no pueda vivir eso tan bonito
    … debe ser la cercanía con el inicio de la maternidad… esta segunda temporada es mucho mas profunda que la primera.

  4. Me pasó lo mismo que Marcela! Me he mandado una maratón de capítulos con mi hija en brazos, y cada vez que termina un capítulo la abrazo y la lleno de besos xD sobre todo el capítulo que terminó con Janine y su hijita en brazos cantándole. Ayayaiii, el amor de madre es hermoso y terrible a la vez xD me ha tocado profundamente esta segunda temporada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.