Paula
POR EQUIPO ZANCADA
Lo que empezó como un rumor, durante la tarde de ayer se terminó por confirmar: las revistas Paula y Qué Pasa en papel se cerrarán, tal como expresó Jorge Andrés Saieh G., Presidente de GrupoCopesa.

La medida tomada se define como “un conjunto de cambios en el área revistas del GrupoCopesa, los que buscan adecuarse a la realidad del mercado y potenciar nuestras marcas principales”.

“El desafío de ser un grupo de medios de comunicación moderno es algo que está enfrentado esta industria a nivel global. Por eso, muchos están adaptándose a estos cambios y transformaciones estructurales. Nosotros no somos la excepción. Por ello, siempre hemos buscado liderar los cambios para consolidar nuestra posición competitiva.” dice el mensaje enviado por Saieh. “Se trata de medidas importantes, que buscan orientar la empresa hacia el desarrollo de los mercados y hábitos de lectoría modernos. Sabemos también que se trata de medidas que afectan a personas que trabajan con nosotros, a quienes aprovechamos de agradecer por su esfuerzo y dedicación en este tiempo.”

Desde junio, revista Paula se unirá a revista Mujer y circulará cada domingo con el diario. Se despedirán a todas las personas que trabajaban en la histórica revista y el equipo que continuará será el actual que se desempeña en la Mujer. Además habrá nueva directora: Andrea Eluchans, actual directora de revistas de GrupoCopesa y quien fuera directora de Paula entre 1986 y 1994. La revista Qué Pasa por ahora se visualiza como “un futuro proyecto digital”.

Así es como se marca el fin de una era, Paula con 51 años y Qué Pasa con 45.

Vivimos y fuimos testigos de varios cambios de diseño y de estilo editorial con Revista Paula, y creo que cuando Roberto Edwards la traspasó a las manos de Copesa, sucedió el primer gran cambio, pero siempre funcionando bajo un espíritu periodístico que buscaba abrir mentes, investigar sucesos masivos o particulares, mostrar realidades a las que quizás, sin esos reportajes no habríamos conocido.

¿Creen que de verdad el papel está destinado a morir? ¿Eso es lo que debe suceder? No creen que de ser así, ¿habría pasado antes? Llevamos ya muchos años y una generación completa con internet en nuestras vidas, y la crisis de los medios en otros países no es tan distinta, pero supongo que en Chile somos muy poquitos, y que la mayoría de la gente no está dispuesta a pagar por consumir un medio.

Pprque, producir, imprimir y distribuir revistas nunca ha sido barato, pero, ¿es responsabilidad de los lectores financiar los medios? ¿No son estos justamente los que construyen la audiencia que, a su vez, los hace comercializables? ¿Acaso el lector debe pagar por consumir el medio que se alimenta justamente de su masa crítica de seguidores para ser deseable para las marcas que quieran pagar por publicidad en él haciéndolos rentables?

Los lectores son la gasolina de un medio, una publicación sin lectores no existe, pero entonces además de esto, ¿el público debe pagar por consumir un medio que se alimenta justamente de la fidelidad de ese público para financiarse? ¿Es la publicidad la única manera de financiar una publicación? ¿Es ese plan el que falló? Porque de falta de calidad no se ha hablado.

Lo que es un hecho preocupante es que la decisión de un ínfimo grupo de personas impacta irreversiblemente los medios de comunicación en Chile debido a la concentración de los medios en conglomerados, y nuestra gran duda es si al contenido no se le da valor alguno, y que como leí entre varios comentarios de redes ayer, se privilegian los números a las letras.

Es peligroso que el ejercicio del periodismo sea tan sensible al mercado. Estamos inmersos en un sistema donde todo tiene un precio, pero hay ciertas cosas, servicios, escenarios, que más que un precio tienen un valor. El periodismo de calidad que estaba en Paula y Qué Pasa es una de ellas y más que cerrar medios porque estén con números rojos, se debiera pensar en cómo seguir contando con su aporte en vez de simplemente cerrarlos y olvidarse del problema, creando otro.

3 COMENTARIOS

  1. La hubieran replanteado….. por ejemplo, la sección de moda la encontraba pésima… primeros planos de las modelos, amplios planos del paisaje donde se hacia la sesión pero poco se veían las prendas, poses extrañas en las que los menos se lucia era la ropa… de seguro con un enfoque más practico ahorraba sus buenos millones en produccion de moda.
    Yo prefiero las revistas papel, las asocio con descansar y leer algo bueno….

  2. Y ahora muchos ejecutivos de Copesa le están echando la culpa a los lectores porque no compraban esas revistas y por eso se fueron a poque. Que tipos mas mediocres!!! Si la gente no compraba las revistas, era porque sus contenidos eran fomes, rebuscados y sólo reflejaban los intereses de una minoría. No fueron capaces de hacer contenidos relevantes para la gente y se quedaron con las modas pasajeras y superficiales. Pero se van a ahorra sus buenas lucas en sueldos y en imprenta. Frescos y levantados de raja!!

  3. Yo trabaje en una revista que hasta hace algunos meses tenia una edición de papel, ahora solo es digital, la verdad es que en Chile es muy muy caro producir, imprimir y distribuir una revista y en general la venta de la misma apenas cubre los costos, las “ganancias” si es que las hay, vienen de la publicidad.
    El mundo cambió y con eso la manera en que consumimos, quien quiere amontar kilos y kilos de papel cuando vivimos en espacios cada vez más pequeños y con mayor conciencia sobre los desechos que producimos?
    Paula era una revista que generaba buen contenido, con muchos reportajes emblemáticos y con una línea editorial que siempre acorde a los tiempos, pero lamentablemente si no te adaptas a la era digital mueres y eso les pasó porque las personas que toman las decisiones en los medios muchas veces parece que viven en una burbuja absolutamente irreal. Es cosa de ver a los canales de tv que hace años que pierden dinero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here