POR @PATYLEIVA
Voy a partir diciendo lo obvio: este Han Solo no es Han Solo. La nueva entrega de Star Wars no está para mi a la altura de las demás peliculas de Star Wars, por lo que el título “Una historia de Star Wars” me parece correcto. La catalogaría más bien como un equivalente a las series de televisión que se desprenden de una película, como lo fue la Guerra de los Clones, por dar un ejemplo. Son personajes paralelos, no son LOS personajes que conocemos de toda la vida.

Representar a uno de los personajes más emblemáticos de la historia de la guerra de la galaxias no era cosa fácil, pero me cuesta creer que Alden Ehrenreich fue la mejor opción. No es tan inexplicable como haber reclutado a Hayden Christensen como Anakin, el joven Vader, porque este chico algo de personalidad tiene, pero el problema es que no es Harrison Ford.

Dicho esto, puedo disfrutar de una película entretenida en la que las aventuras no faltan, donde los personajes secundarios son bastante geniales, mención especial para Donald Glover como en mítico Lando Calrissian (bien ahí), y en los interesantes personajes representados por Woody Harrelson (Beckett) y Emilia Clarke (Qi’ra).

Son entretenidos los hilos que se tiran hacia el futuro y las ocasionales explicaciones al origen de cosas que conocemos de siempre, pero si me preguntan si es necesaria… no, no lo es.

Lo mejor de la película sin duda es el tiempo en pantalla de Chewbacca, el más noble, peludo y encantador personaje de la saga completa.

La película se estrenó ayer, revisa los horarios en CineHoyts.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here